... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Relojes Varados

"Hace un tiempo 39escalones me escribió en un comentario que Saramago tenía en su casa todos los relojes parados a la hora exacta en que empezó a amar.

Mi relato El Relojero de Maine (2004) comienza con un reloj parado a la hora exacta que...
... bueno, mejor no os lo cuento, por si alguna vez sale a la luz.

A principios de Marzo mi amigo Roberto leyó Un Tiempo Congelado y me confesó que era lo mejor que había salido de mi pluma en mucho tiempo. Le gustó tanto que al calificarlo (en un e-mail) fue sexualmente explícito en sus palabras dedicadas a esa entrada.

El otro día le dije a mi madre:

- Mamá, el reloj de la pared del salón está parado...
- Niño, pues se le habrán acabao las pilas.
- No... tiene que ser algo más.

Y me miró con una cara como si me hubiera recién parido.

Yo amo a todos los relojes varados que me van saliendo al paso. El otro día estaba revolviendo en cajas y bolsas de plástico guardadas de hace años y encontré un pequeño joyero de cerámica, no era gran cosa. Lo abrí y entre unas cuantas joyas sin importancia hallé esto:

foto: AdR

Era el reloj de mi abuelo. Me quedé mirándolo como si fuese a decirme algo. Nada. Parado. Y sucumbí ante él porque no lograba adivinar cuándo ni por qué razón se paró. Fui a la cocina y le hice una pregunta a mi madre, una sola, y ella me respondió algo que desde entonces me guardo dentro. Miré al reloj en silencio y me vino lo que estaba ahí encerrado, dormitando en ese antiguo tiempo congelado.

Mi abuelo lo llevó en su muñeca hasta que su juicio decidió salir volando y quedarse a vivir en el sentir de aquellas cartas de amor perdidas que le escribió a mi abuela. Y él, por mucho rato que se quedase mirándola y ella llamándolo por su nombre, ya no la reconociera.

Yo creo que en uno de esos detestables segundos, en uno de madrugada, decidió quedarse su reloj... varado."

-.-

He publicado un capítulo más (tercero) de EHST, titulado Amanecer. Con él sólo queda uno más para concluir la primera parte del relato.

-.-

Mi amiga bloguera Iraunsugue Eternia me concedió en su blog este premio al "esfuerzo personal". ¡Gracias!

Tengo que elegir sólo 5 blogs (lo siento). Esta vez son estos:
- Si eso dejas tu número
- El Blog de Óscar
- El Bicho Bola
- Garabatos
- El Alma Difusa

Abrazos y besos para todos.

35 Comentarios | Escribe el tuyo:

39escalones 6/8/08 10:30  

¿Qué será que todos tenemos un reloj de éstos, bien sea físicamente o lo llevemos incorporado en nosotros como un accesorio? El mío lo tengo en una estantería, parado a las 11:20 horas desde hace mucho tiempo. No son las pilas, eso seguro.
No recuerdo si a esa hora me pasó algo.
Un abrazo

dintel 6/8/08 10:49  

El tiempo, mi tema preferido, aunque no para la escritura. Demasiado respeto le tengo.

Angel 6/8/08 11:21  

Desde que empecé a trabajar me considerá antirelojes, por lo cual ni me fijo en ellos si no es absolutamente necesario, ni llevo encima ninguno en la muñeca. Lo curioso del reloj de tu abuelo es que es sumergible..., si no me equivoco. El de mi abuelo era parecido, o bien, todos los relojes de aquella epoca eran muy parecidos. Gracias por el premio!!!!!

El Bicho Bola 6/8/08 12:26  

En casa hay un reloj parado también desde el 27 de abril, en ese reloj, sonaba el pato donald a las horas en punto! Creo que ya no suena porque le faltan las pilas Anda, pásate por aquí a ponerselas! :-))

Muchas gracias por el premio y por ser mi "gurú blogero".

Besitos

Ayshane 6/8/08 14:22  

Hey!!!!!! te echaba de menos escritor...

Me encanta el gusto que tienes por los relojes... es encantador... claro está muy tuyo...

Enhorabuena por el premio.....

Besitos corazón y saludos mandados!!!!! jejejejejejeje

Belén 6/8/08 15:54  

:)

Tu abuelo era tan estupendo como tu no? :)

Y a tu reloj le faltan pilas colega, no es que se haya quedado parado...

Besicos

Arcángel Mirón 6/8/08 16:14  

Los relojes varados (qué buen título para un libro) son un guiño cómplice para aquellos que creemos que el tiempo pasa, pero no existe.

:)

Un abrazo.

Tesa 6/8/08 19:06  

Los relojes, como el de tu abuelo, se pararon porque, un día, alguien no estaba para darles cuerda.
Los relojes, por sí mismos, no marcaban el tiempo.
---
El pasado lunes, por la mañana, no sonó el despertador: cuestión de pilas. Sin embargo, y a los pocos minutos en que debería haberlo hecho, yo estaba despierta mirando alucinada la esfera detenida cuatro horas antes. Se confirma una teoría: los relojes, son simples cuentaminutos. La tuya, es infinítamente más romántica. Me gusta.

Tormenta. 6/8/08 20:11  

Niño, me acuerdo del post que escribiste también del libro que encontraste , vaya, cuantos recuerdos te vendrán, si es que además, a mí me emocionas!

Por cierto, jajaj, cuando dices que tu madre te miró con cara de recien pario, que risa me eché!

Toy contenta,de verte por aquí.
Que vicio más bueno, este de estar por aquí y leerte.
Besos bien, daos.

Sibyla 6/8/08 20:41  

Me encantan los relojes, el tiempo pasado, guardado en formatos de recuerdo... Las manecillas inmóviles,
parecen retener y esconder historias antiguas, gastadas, dormidas hasta el momento que una mano le diga:
"Levántate y anda!"

Un abrazo AdR:))

AdR 6/8/08 21:22  

39escalones, algún día lo recordarás. Para eso mi madre fue esencial. Cada vez que me encuentro un reloj parado me hago preguntas. Soy incorregible. En fin, seguiré poniéndolo por aquí.

Abrazos.

Dintel, ¿no para la escritura? No se me ocurre qué otra cosa hacer con él. Bueno, sí, amar. Seguro que estás pensando en eso... Si ya sigo los pasos de tus escritos. Besos

Ángel, yo tampoco llevo reloj de muñeca, los abandoné, me da miedo que se paren. Y en mi cuarto no hay un solo reloj. Yo creo que lo de sumergible es una trola que ponían en todos los relojes antiguos :) Gracias a ti, un abrazo.

El Bicho Bola, me acuerdo de ese 27 de Abril. Anduve con maletas de un lado a otro ¿verdad? Como si las jodidas no quisieran rodar bien. Yo me sé de una que se descojona a mandíbula partida con el Pato Donald :) Le pondré las pilas. Besos, y el premio te lo mereces.

Ayshane, pues ya he vuelto, pero es Agosto y estaré a ratos :) Encantadores son los halagos que recibo. Tengo cierta debilidad por los relojes, lo confieso... y, últimamente, por los camaleones, pero esa es otra historia. Besos, gracias.

Belén, mi abuelo era más estupendo todavía :). Pienso en él a menudo (casi tanto que lo estoy mitificando como a un personaje de novela), y me está dando para muchos posts que van a salir.

Que no le faltan pilas al reloj, jooo, no rompas la magia :)
Besos.

Arcángel Mirón, "pero no existe"... ¿qué pasaría por las manos de mi abuelo en los tiempos que nunca existieron?. Besos.

P.D.: Quédate con el título y escribe un cuento de esos tan espléndidos :)

Tesa, "los relojes son simples cuentaminutos"...
y yo soy un simple cuentacuentos :) Gracias por creer en mi teoría, es una maquinaria más complicada. Besos.

Tormenta, el próximo post tiene un enlace a ese libro. Es casi lo único que conservo de él. Mi madre pone esa cara a menudo. Es para avisarme que no siga por ahí :)

Y yo estoy contento de que te vicies por Scriptoria.
Besos :)

Sibyla, yo siempre me quedo mirando fijamente a las manecillas. Por si le dan por moverse, vacilantes. Pero en el fondo deseo que no lo hagan ni un ápice. Que conserven para mí lo que retuvieron en el tiempo en que murieron :)

Besos

DianNa_ 7/8/08 0:07  

... a veces, se rebelan y se niegan a seguir marcando el tiempo, algunos, sin su dueño, ya no tienen razón de ser y... se paran

Besos, amigo guapo :)

DianNa_ 7/8/08 0:08  

Ahh!! que me olvidé de felicitarte por tus premios, justos y merecidos.

Suerte!!

Perséfone 7/8/08 2:57  

Que bueno tenerte de vuelta, regalándonos tus letras.

s terrible esa sensación: querer avanzar y que el tiempo simplemente se haya congelado.

Y también es terrible queder congelarlo y que este se vaya a toda prisa.

Quien pudiera controlarlo en determinadas ocasiones.

Un abrazo y mucho ánimo, compañero.

Trini 7/8/08 8:09  

No te lo vas a creer, pero todos mis relojes, cuatro, de muñeca, están parados, aunque no se lo achaco a nada especial, porque nada de especial tiene la desidia:) Además, hace años que no uso reloj.

Que triste es que el "reloj" de los abuelos, de las personas, de los que amamos... se queda varado. ¡Que triste!...

Un abrazo

Mita 7/8/08 8:09  

Hola. Necesito tiempo para poder adentrarme en tus escritos,y ponerme al día.Pero no quería dejar pasar la ocasión para leer sobre tus relojes. Se paran por la sensación de pérdida,desamparo y abandono, se siente solos y no ven sentido a su existencia.
Me gustaría enlazarte a mi blog, para así poder leerte siempre con continuidad.
Bezito

Óscar Delgado Barrientos 7/8/08 11:59  

Gracias por este escrito. Me ha permitido sentirme privilegiado al recordar que de mi abuela, fallecida hace dos años, conservo el reloj al que daba cuerda cada mañana, como ruttina que le permitía a ella misma activar su sentido de la obligación y del sacrificio.

Lo tengo en mi poder, guardado en un cajón de los que se abren con poca frecuencia. Está parado, varado, detenido en el tiempo, sin la mano que lo mecía a diario, solo. Descansa en paz.

Saludos.

Óscar Delgado Barrientos 7/8/08 12:01  

P.D.: Gracias por esa mención tan generosa en la elección de tus 5. Saludos

juan 7/8/08 16:41  

Que putada para los enamorados que tengan un reloj de sol!

María. 7/8/08 23:55  

¡Gracias! Qué ilusión. Lo cierto es que tampoco soy de premios, pero el tuyo me ha hecho mucha ilusión. Gracias.

Yo sigo esperando a que estén todas las partes de tus gran relato para cogerlo y leerlo de un tirón. Ya avisarás cuando esté terminado. :)

¡Un saludo! ¡Buen verano! (Y sigo celebrando el regreso de tu no-partida. :)

Iraunsugue_Eternia 8/8/08 0:15  

Los relojes en si mismos son portadores de recuerdos, simples objetos que parecen seguir la vida atrapando nuestra muñeca, cuando en verdad son espectadores de todo.

Yo también me pregunté muchas vecés en que momento se quedaron varados algunos de esos relojes...

Besos

AdR 8/8/08 12:30  

Dianna, llevas toda la razón, yo espero que sólo le pase eso a los relojes, y que nada más (mío) se pare :)

Gracias. Besos.

Perséfone, qué bueno que sigas paseando por Scriptoria. Estaré por aquí deambulando, algunos días desapareceré, otros no... pero achacadlo al mes de Agosto (salidas, viajes...).

Y sí, quién pudiera congelar el tiempo... aunque a veces es uno mismo el que queda congelado, y el tiempo sigue avanzando. Besos.

Trini, hace meses que yo tampoco uso reloj, eso me pasa cuando hay cambios en mi vida. Tengo dos relojes de muñeca en el cajón de mi mesita de noche, y me da miedo mirarlos. Besos

Mita, si los relojes se paran por todo eso que dices... entonces yo soy un reloj varado. Pásate por aquí cuando quieras :) y claro que puedes enlazarme, yo te tengo añadida al feed, así sé cuando actualizas. Besos.

Óscar, esa rutina de dar cuerda es una de las más deliciosas, y si se oye el sonido de la rueda... mejor. Descansen en paz los relojes y aviven los sentimientos. Gracias a ti por pasarte a recoger la mención :) Abrazos.

Sosó, porque tú eres mi amiga Sosó (no Juan), que yo lo sé :) Desde luego, no me viene nada mal tu comentario, jajaja. Es un soplo de aire fresco

Te cuento una historia, pero que no se entere nadie: Al final de mi paseo marítimo hay un reloj de sol. Y en las tardes se ven enamorados besarse a la sombra alargada de una manecilla, y eso es porque saben que ese reloj se parará después de la puesta del astro. Comienzan entonces las horas de amar.

Besazos, y vuelve cuando quieras.

María, te lo mereces :) EHST estará acabado a finales de año, eso creo :) Sigo con mi no-partida. ¡Feliz Verano!

Iraunsugue E., nunca los había visto como espectadores. Es un ángulo de visión diferente al que tenía. Besos.

India 8/8/08 15:39  

Bonito post!! Y bonito blog en general, un placer leerte y haberte descubierto.

Un saludo

Sombras en el corazón 9/8/08 21:46  

No me entusiasman mucho los relojes parados. Da la sensación de que efectivamente, quieren parar el tiempo para que no consigas avanzar un instante más; retenido, atrapado en ese momento que no se puede superar.
Prefiero los libros con flores secas.
Retienen los recuerdos en sus páginas pero no te impiden seguir adelante...
Un abrazo

AdR 10/8/08 11:25  

India, muchas gracias. Bienvenida a Scriptoria. Es tu casa siempre que desees. Saludos.

Sombras en el Corazón, Si paran el tiempo con la intención de que no siga adelante podría ser porque quieren que recuperemos algo de ellos. A mí me entusiasman y me hacen temerlos a partes iguales.

¿Te cuento un secreto? En mis libretas hay pétalos de flores secas. Del ramo de boda de mi hermana, y unos pétalos de rosas que cayeron en su velo.

Besos.

veinteañera 10/8/08 12:10  

Llevo un buen rato mirando la foto del reloj de tu abuelo...Es no se, como si me recordara a algo...Como aquellos pequeños tesoros que encontraba de pequeña dentro del mar mientras buceaba, pequeñas alhajas oxidadas devueltas por el mar, rescatadas del abandono de las profundidades...
Pero este reloj, es como si se hubiera muerto una hora entera de tiempo entre sus manecillas...
Es precioso, como tu relato.

Muchos besos traductor

veinteañera 10/8/08 12:11  

Ya se lo que es, ese óxido azul...creo que eso paralizó el tiempo.

Besos!

AdR 10/8/08 20:41  

Veinteañera, por eso he querido poner la fotografía del reloj así de grande, así de imperfecta en detalles, porque es un pequeño tesoro imborrable que recuperé del fondo de la Bahía del Olvido que se apoderó de mi abuelo. El óxido azul, va a ser eso :)

Besos, soñadora.

verdial 10/8/08 22:08  

Me gustan los relojes varados. Esta entrada tuya dice mucho entre lineas.

Sabes, tengo un relog varado de mi padre. Se quedó quitecito en determinada hora.... Que extraño ¿verdad?.

Besos

AdR 12/8/08 0:29  

Verdial, es cierto, vienen un buen número de entradas que usan lo escrito en otras antiguas. Es una estructura que me gusta. Al final todo se cierra en un círculo.

No me digas en qué hora se quedó varado ese reloj que tienes, puede que sea idéntico al de mi Relojero de Maine. Besos.

Auxi González 17/8/08 12:38  

Y yo que ODIABA los relojes...

Qué magnífico blog. Es un privilegio haberte descubierto.

Tu escritura se merece mucha más calma que la que tengo hoy. Pero ahora mismo te añadiré a los tesoros que guardo en mi ARCÓN DE SASTRE; no quiero volverte a perder de vista por nada del mundo.

Me alegra que a cambio haberte inciciado en la exquisita música de Yann Tiersen. ¿Has oído "Pas si simple"? Te encantará; verá como este genio usa el tecleo de una máquina de escribir para hacer música...

Volveré pronto.

Σ=o) Pau 18/8/08 0:30  

No sé por qué pero cada vez que usaba uno lo perdía en un paseo, o bien me lo tenía que sacar para que el metal no me diera alergia, no uso reloj y debo reconocer que para llegar a la hora soy un desastre :(

Mi madre me dijo una frase una vez"el reloj lo llevas en tu muñeca, el tiempo lo tienes en tus manos. Empieza hoy a llegar más lejos"

Si cada emoción tiene su minuto, cada reloj prefiere parar su tic tac junto al corazón de su dueño para quedarse con su mejor recuerdo y de algún modo hacérselo saber para recordarlo.
Sabes, la noche que murió mi papá yo soñaba con él y en un momento desperté, vi la hora eran las 2.00 am, a la mañana siguiente mi hermana me dijo que a esa misma hora él falleció. Acostumbraba mirar el reloj para ver cuanto me quedaba por dormir desde esa vez ya no lo hice más...
El reloj de tu abuelo es precioso y con tu historia realmente se cubre de recuerdo, se ve más que una foto, dan ganas de verlo más de una vez :) tienes una sensibilidad que me emociona :)

besos ronroneados en mi abrazo

Σ=o) Pau 18/8/08 0:36  

pd: cuando vine la semana pasada y vi lo que pusiste necesito que sientas me llegaron tus palabras, no tenía cabeza ni tiempo, me fui y no te dejé saludo. Hoy ya me has traído dos recuerdos y me tienes emocionada, disculpa la demora, no siento que llego del todo tarde para mi, pero por ti si porque veo que echaba de menos leerte :) y me alegra el alma saber que no te fuiste :)

un abrazo muy fuerte, besos

Σ=o) Pau 18/8/08 0:46  

pd: se me olvidó felicitarte por tu premio, muy merecido! aveces no te debe ser fácil despegarse de las lágrimas y aún así te reencuentras con la sal de tus escritos y lo transmites con ese sabor a vida que da gustito leerlo aquí :) besos

AdR 18/8/08 16:34  

Auxi G., Bienvenida a Scriptoria. Buscando música de Yann Tiersen para los textos del Hombre Muerto dí con el listado que tienes por alguna de tus páginas, es muy completo. Había oído "Pas si Simple", gracias, lo usaré para algo, ya saldrá. Muchas gracias por tus palabras y vuelve con toda la calma del mundo. Besos.

Pau, qué buena frase la de tu madre :) me gusta mucho ese final. Yo ando sin reloj, no me lo pongo, pero siempre llego a tiempo, es algo que me gusta hacer.

La muerte y el tiempo encerrado en los relojes siempre han estado unidos, el reloj es lo que siempre miramos cuando se acerca la hora de alguien. Es inevitable.

El texto de la "Bienvenida" lo cambié :) La verdad es que no sé por qué me salió así, pero me gustó :). Tú vuelve cuando quieras y no temas si quiera en no dejar comentario si lo crees oportuno. No pasa nada.

Muchas gracias por todas tus palabras. Besos