... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

La Última Noche

(Este relato lo escribí el 14 de Noviembre de 1996 -no he corregido nada-. Se lo "regalé" a un amigo, compañero de piso universitario, que solía quedarse solo la noche de los viernes antes de salir de viaje muy temprano a la mañana siguiente. Incluí en él todos los elementos que había en aquel dormitorio... Por casualidad me encontré a Juan este verano, en la feria de mi pueblo. Todavía no me ha perdonado... :D)

foto: google.


Música: Ave Satani (Jerry Goldsmith)

"Es medianoche pero él ya apaga la luz, hoy no le apetece oír el programa de radio, a causa del examen se encuentra demasiado cansado. Además, mañana volverá a casa. Está solo.

Afuera, en la noche, hace frío; pero bajo las sábanas el aire está caliente. Sus pies recorren el colchón buscando un lugar donde el calor no haya llegado para así poder calmar ese ahogo que surge desde su interior.

Tras unos minutos y varias vueltas sobre la cama sus pupilas se adaptan a la leve luz que entra en el dormitorio proveniente de los mismos
agujeros de siempre de la persiana que nunca logra bajar del todo.

Por la noche, en la oscuridad, los objetos del dormitorio se transforman y no son lo que parecen a la luz del día. Ahora mira hacia el estante, está cerca, y logra, a duras penas, percibir las formas de los objetos que en él se encuentran.

La mesa donde estudia, a la izquierda, es más difícil de averiguar. Muy cerca, en el suelo, está la maleta ya preparada, lo sabe porque la puso ahí hace unas horas. Ahora es sólo un bulto negro e inerte ¿un cadáver? Aterrado por la ilusión desvía la vista al techo.

Comienza a llover y las primeras gotas caen golpeando la persiana. Son notas musicales que se unen para formar melodías de desesperación y muerte. Los pósters que aún quedan por quitar son madrigueras de fantasmas que se deslizan vagando por las paredes, buscando un lugar donde permanecer por siempre. Esta noche es el momento.

Él cierra los ojos pero ya es tarde para escapar. Un sudor frío le empapa la frente mientras su cuerpo se retuerce en posición fetal, el miedo se hace evidencia, realidad.

Un último esfuerzo. Abre los ojos: el gran armario. Anoche lo cerró, no queda nada dentro pero las bisagras chirrían y una de las puertas se abre lentamente dejando entrever la oscuridad infinita que alberga su interior.

Paralizado por el terror agarra el filo de las sábanas secas. La eterna oscuridad es una sombra, una calavera que abre sus fauces y se yergue sobre el lecho de muerte a punto de tragar una vida más... como la del cadáver de aquel compañero, confundido con una bolsa, que yace en el suelo."

36 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 17/11/08 10:55  

Respecto a las "micros y macropoesía" de los posts anteriores quería decir que estamos en In Anima Vili, ya dije que esta etapa era un experimento peligroso, como la vida misma.

A la realidad se la distorsiona adornándola muchas veces con bellas palabras, pero detrás de las palabras están los verdaderos actos y los gestos, esos siempre pesarán más, porque son los que se sienten muy adentro, unos engrandecen... otros duelen, los gestos o la ausencia de ellos no se pueden escribir, ni aquí ni en ningún otro lugar, son la vida misma.

No fue el caso de mis poesías de estos días pasados, se escribieron como se sintieron, como los gestos o la ausencia de ellos, y están revestidas de la pureza del abrazar y el llevar.

Y permitidme no aclarar nada más del asunto ¿de acuerdo?, que cada un@ de vosotr@s saque sus propias conclusiones :) Es muy posible que acertéis, o no.

In Anima Vili sigue, yo también, y el Scriptoria de siempre volverá pronto.

Eria.. 17/11/08 12:08  

¿Sacar conclusiones de las poesias anteriores? me parecieron tan intimas que me conformo con ser un voauyer.
Como compañero de piso mio me habrías tenido acojonada en una esquina jajaj que soy una caguica. Vamos... que escribes así de bien de siempre...
Besitos varios.

verdial 17/11/08 12:10  

Nuestros más escondidos fantasmas siempre se asoman en esas horas en las que nos encontramos a solas con nosotros mismos. ¿Realidad o imaginación?. Tal vez la maleta escondiera el cadáver de infinidad de miedos acumulados.

In Anima Vili me encanta. Los poemas anteriores los he deleitado al pie de la letra, aunque tal vez el sentido que les he dado sea distinto a tu intención al escribirlos.

Un abrazo

Belén 17/11/08 12:39  

Bien, voy a limpiar mi pipí que me he hecho encima...

Bien, el terror mas grande es el que manipula, querido, mis sentidos son ahora los de él, así que yo ya estoy vendida...:S

Besicos

Mary 17/11/08 13:12  

Sentirse inmortalizado en un texto, un dibujo, una palabra o aunque sea una mirada es la mejor manera de expresar el afecto por alguien... Tiene que estar feliz de la vida al saber que has inspirado tu recreación de la realidad.

AlmA :) 17/11/08 13:50  

Cuando era pequeñita había cocodrilos bajo mi cama.. ratas que hacía concursos sobre mi cabeza... arañas que tejía mantas de colors con las orquillas de mi pelo y... tiburones en la bañera...
las brujas anudaban sus escobas a mi ventana y los gatos se transformaban en leones froces con dientes de espadas...
ahora que soy un poquito menos pequeña... escucho voces tras las paredes... cantos dentro del reloj y atravieso un bahúl a la puerta del recibidor...

No consigo ver las pelis de miedo...vivo en silencio los sustos tras cojines de colores y tapo los oídos con mis manos diminutas...

Uixxxxxxxxxx
tengo un susto!!!!!!!

por lo demás... el amor, los poemas, los haiku... las miradas y lo que se intuye aunque no se ve...
poco tengo que decir...tan sólo
:*
:)

emma woodhouse 17/11/08 15:08  

Eres un verdadero maestro en todo lo que haces... Si alguna vez llego a atisbar solo la milésima parte de tu saber hacer con la escritura, me sentiré la más feliz de las mujeres de este planeta...

No dejes nunca de escribir por favooooooooor!!!!!!


Por cierto.... has elegido unas de las bandas sonoras que más me gustan

Besicos desde Londres

Penélope 17/11/08 15:21  

Mira que yo no soy miedosa. Nada.
Mira que me gustan las bromas. Mucho.
Pero en ese caso....mmmm....no sé yo si mi esfinter
hubiera resistido como un perfecto samurai!!!
Jajajaja! Caquitarrrrrrrr!!!
Eso sí, hubiera puesto a prueba mi imaginación más
perversa, buah ah ahaaahhhh, ya sabes, la revancha!
xDD!
Pero sin maldad :)


Un beso



P


P.D. Nuestro amigo Raúl (El alma difusa) me aconsejó un día que no tenía que dar explicaciones, que cada ojo mire lo que quiera...Y tiene razón.
A no ser que seamos nosotros mismos los que queramos aclarar palabras como parte de la decoración del escaparate...

Trini 17/11/08 15:26  

El miedo reside en la mente, ahí late deseando encontrar una ranura para manifestarse.

No me extraña que tu amigo no te perdone:)

Un abrazo

Sureña 17/11/08 15:45  

Y supongo que te encargarías de que leyera el cuento en una de esas noches solitarias...

Lo que me extraña es que te siga hablando... ;)

Besicos

guillermo elt 17/11/08 17:44  

Un sigestivo post.

Recuerdo que de pequeño, por los pasillos de la casa, grande a mi tamaño de crio, y a oscuras, pues a las llaves de la luz no llegaba, y aunque a mis hermanas les pedía que me encendieran, a veces no lo hacían, yo corría que me las pelaba porque no se aparecieran mis miedos... Tanta gente había muerto allí... Y taparme hasta los ojos por si salían manos de debajo la cama...

Hoy lo recuerdo con sonrisas, pero... qué demonios!... entonces no me daba ni risa ni nada, sino todo lo contrario.

Con el tiempo aprendí que miedo, solo a los vivos.

Abrazos.

(((vaya, casi te he escrito un post, y es que menrollo... ya ves))) :)

titiritera 17/11/08 19:53  

no soy nada miedosa, Adr, así que he disfrutado de tu historia, pero tranquilísima. Y ahora te dejo que tengo una reunión de escalera: aburrida me tienen las brujitas, espíritus varios, sombras, fantasmas, zombies, y demás habitantes de mi edificio :P. Besitos.

Lau 17/11/08 20:56  

que tétrico estás ultimamente :-)

la musiquilla de fondo perfecta, lo cierto es que he tenido que encender la luz de l ahabitación para no tener la sensación de que atrás alguien me estaba vigilando la espalda :-)

saludos

Tesa 17/11/08 22:33  

El texto, apropiado para valientes que no teman a los armarios en las noches oscuras.
Yo era una niña con miedo a abrir el armario de su abuela.
:)

El Ente 17/11/08 23:26  

jejjej me encantaaaaaaaaa jajajja he leido por ahi que estas tetrico ultimamente... a mi me gustan esos giros que das a tu manera de escribir, a tu versatilidad.

Un fuerte abrazo!!!

Alma 18/11/08 0:25  

Salío de viaje al día siguiente, o por piernas en el mismísimo instante que te leyó??

Besos salados

berrendita 18/11/08 0:46  

De niña siempre miraba debajo de la cama y palpaba el armario antes de irme a dormir. Me ha encantado como resuelves el relato: nunca pasa nada, son paranoias. Pero... ¿y si pasa?... Eso revela que hace unos años eras igual de cabroncete que ahora. ;)

Sobre tus macropoesías, son eso: tuyas, de tí, incluso para ti. Por eso yo casi no me atreví a comentar nada. Dichosa, en cualquier caso, la sirena que provoca tu poesía, incluso cuando este escritorio quiere ser vil.

Un beso. Sin miedo. :)

Perséfone 18/11/08 5:33  

Lo cierto es que no me extraña que no te haya perdonado. Yo tampoco lo habría hecho.

Es tan real que da miedo.

Un saludo.

sueño 18/11/08 9:57  

Vaya vaya... va saliendo tu verdadera personalidad eh????.. asi que asustando a pequeños e inocentes universitarios....
umm ya te decia yo, tu aparente amabilidad y sensibilidad escondia una mente perversa y torcida.
jejeje

de p.m. tio.. en serio.

emperatriz 18/11/08 12:40  

Vale, mira, ummm, eno era problable la posibilidad, pero, por si acaso, tú a mi cuarto no entras.
jaja

Un beso y sutto¡¡

Carlota 18/11/08 14:42  

Siempre he pensado que las sábanas subidas hasta las cejas me protegerían de todo... grr... esta noche ni miraré el armario, por si las moscas :P. Besucos.

Iraunsugue_Eternia 18/11/08 19:15  

¡Ains tu relato me sabe a Poe! Que tétrica puede llegar a ser la noche cuando la imaginación se dispara y los inanimados objetos cobran vida para ahogarnos en las pesadillas y alucinaciones. Desde luego un poco malvado con tu compañero de cuarto…no me extraña que no te perdone xD

Sobre las aclaraciones de anteriores poemas…¿mejor inventar la historia cada uno por nuestra cuenta no? La verdadera, la real, debería ser siempre vuestra, solo vuestra.

Besos.

dintel 18/11/08 19:18  

Huy, las bisagras chirrían porque se las tiene abandonadas. ;)

mErL 18/11/08 19:34  

La noche, oscuridad, insomio magnifica las cosas, acopañada del viento de la lluvia golpeaando la persiana lo hace más misterioso.

Espero que tu amigo te perdone. jejeje.

Quzás esa noche tu amigo esta soñando y fuiste la mezcla de ellos en su incosciente.

Un abrazo.

SoFia 18/11/08 19:50  

:-O :-O :-O ahora de nuevo le tengo miedo al armario :-S (creí que ya lo había superado) :-S
Me encantan tus escritos! Besos!

AdR 18/11/08 21:01  

Eria, gracias pero no veo yo este relato muy depurado, no sé, jajaja. O sea que caguica ¿no? pobrecita, jajaja. Besos.

Verdial, tal vez ni siquiera hubiera un cadáver y todo era producto de su imaginación ;) a saber. Está bien que le des varios sentidos, o diferentes a los míos, a esos poemas :) Besos

Belén, :D Exagerá, no te cachondees de mí. Manipular no se me da bien. Besos.

Mary, felicísimo está, jajaja. Me arrea a galletazos, vamos, 12 años que han pasado... :P Besos.

Alma :), me gustan más tus miedos de mayor, lo del canto dentro del reloj me apasiona, es que los relojes y yo tenemos una historia de amor y odio :) Besos
Quítate el susto con los poemas :)

Emma, mira, mira lo que me dices... me pongo colorao, por Dios :) Gracias! :)

No dejaré nunca de darle al pilot negro sobre la moleskine.

Besos desde Cádiz :)

Penélope, jajaja. Ya me hubiera gustado que fueses Juan y leerte el relato a la luz de una única vela :P Me tomaría tu venganza con deportividad, no soy miedica :P

Besos.
P.D.: en realidad... esta aclaración la he escrito para autoconvencerme, tenía que tenerla escrita aquí por varios motivos, así me siento mejor.

Trini, le encontré la ranura a Juan, es que es fácil vérsela (estamos hablando del miedo, no de otras cosas, jajaja). Besos

Sureña, lo intenté... pero ¿sabes qué? El hijodesumare se lo leyó a las 12 de la mañana en la terraza, con un solazo que no veas. Además me invitó a una copita en la feria :P Besos.

Guillermo, de pequeño también me daba miedo la oscuridad, ahora no, si es que vivo permanentemente en ella :) Miedo a los vivos, exactamente.
Abrazos.
Escribe cuanto quieras :) estás en tu casa.

Titiritera, jajaja, qué miedo, haz un relato y cuélgalo. Espero. Besos.

Lau, pues ya verás en un relato llamado Sanitarium... :P Qué buena sensación te he creado. Besos.

Tesa, mi amigo no lo fue, jajaja. Yo también era temeroso de los armarios antiguos :) Besos.

El Ente, habrá algo tétrico... más bien gótico en breve :) Gracias y un abrazo.

Alma, de viaje, el pobre... jajaja, lo leyó de día, no quiso meterse en la cama a leerlo :) Besos.

berrendita, es cierto, en el relato nunca pasa nada :) sólo su miedo. Siempre he sido algo cabroncete :)

Dichosa, sí. Besos. Sin terror.

Perséfone, gracias pero me faltó algo, y no se qué, yo lo veo porque me acuerdo de aquel dormitorio... :) Besos.

Sueño, yo era un universitario de esos ¿eh? :) Soy muy retorcido, sí... pero también muy pasional, jajaja. Abrazos y gracias.

emperatriz, jajaja, vale, me quedo fuera mirando con cara de loco XD Besos.

Carlota, el mío lo tengo al ladito de la cama, pegadito, no lo miraré. Besos.

Iraunsugue, oohhh, algo parecido me dijo un amigo que lo leyó hace poco :) gracias.

Claro, me la he quedado. Besos

dintel, eso mismo, corazón de hierro :) Besos.

Merl, algún día lo hará, jajaja. Abrazos.

Sofía, cambia de armario, mujer, jajaja. Gracias. Besos.

emperatriz 18/11/08 22:08  

Nooooooooooooooooooooooo¡¡¡¡¡
Eso noooooooooooo, que da más miedo aun¡¡¡¡¡¡¡¡¡
:S

charlotte 19/11/08 0:29  

Excenlente relato inpregnado de tu poesía adr!, me ha encantado! besos!

39escalones 19/11/08 8:23  

Si es que compartir piso es lo que tiene, las bolsas de basura cobran una nueva dimensión.
Un abrazo.

India 19/11/08 14:09  

Joer como para perdonarte!! Malo!! jajajaja Yo no te quiero de compi eh? :p

No sé que le pasa a mi página que no me actualiza los blogs... y por eso no vine antes. Un besazo

Nayuribe 20/11/08 2:15  

Jaja, mi antiguo cuarto tiene un domo transparente en el techo, exactamente sobre donde estaba mi cama.
Detrás de mi casa hay muchos árboles, muy altos y cuando habían noches muy frías, con mucho viento las ramas se asomaban por el domo produciendo ramas que me atormentaron durante mucho tiempo en mi niñez...y parte de la adolescencia. Jeje

AdR 20/11/08 23:16  

emperatriz, vale, entonces me quedo fuera :)

Besos.

Charlotte, ¿de veras ves poesía aquí? Debo tener el ego por las nubes, jajaja. Besos.

39escalones, ¿has llamado bolsa de basura al cadáver de un compañero de piso? Ay, dios... :) Abrazos.

India, está bien, tendré que buscar habitación en otro piso... :(

Arréglalo que no quiero que faltes.
Besos.

Nayuribe, qué chulada... me encantan las sombras de las ramas en el techo :) Todas las sombras, vamos. Besos

Juanjo 25/11/08 23:23  

No me extraña que no te haya perdonado, jajaja.

AdR 26/11/08 20:58  

Juanjo, pero ya es mucho tiempo el que ha pasado... :(

Abrazos

Mil Violetas 31/10/10 22:43  

ufff, el pobre!!! cualquiera te tiene como enemigo!:P

Besitos

AdR 9/11/10 23:34  

Mil Violetas, si yo no soy nada peligroso... Bueno, si me dejas que imagine durante unos minutos en silencio... sí :D

Besos