... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

El Desenlace

 "El Conductor y yo, por ese camino escondido,
entramos a retornar al claro mundo;
y sin cuidarnos de reposo alguno,
subimos, él primero y yo segundo,
tanto que vi las cosas bellas
que lleva el Cielo, por un resquicio redondo.
Y entonces salimos a rever las estrellas."

 
La Divina Comedia. El Infierno, Canto XXXIV. Dante Alighieri.

Enero, 2013. Un año después de las bombas.

Al norte del continente americano, sobre un promontorio desde donde se debía divisar el océano Atlántico, se erguía un edificio prismático y níveo, precedido por una escalinata que recordaba a las de las ya derruidas pirámides mayas. Aún nos restaban unos dos kilómetros para llegar hasta él. Así que hice caer una densa niebla para pasar desapercibidos y, con ella, también cayó un manto de silencio sólo roto por el sonido de nuestros pasos. Los de James, los del cosechador y los míos.

Cuando llegamos al borde de la escalinata una multitud la flanqueaba. Desde los peldaños más altos descendía ella, así que hice desaparecer la niebla gradualmente. James subió a su encuentro, cruzaron unas palabras y entraron en el edificio. La conversación entre ambos duró poco más de una hora. Luego todo sucedió muy rápido.

La mujer y James salieron del edificio, esta vez sonriendo. El chico comenzó a bajar los primeros escalones y un destello metálico brilló a la altura de la cintura de la mujer. Tras el sonido del disparo el cuerpo de James  rodó varios metros de peldaños hacia abajo. Sin perder un instante convoqué a todos los vientos conocidos,  las puertas del edificio se cerraron de golpe, cubrí el cielo con tantas nubes negras como las que acontecieron el día en que Dios nos dejó e hice que descargasen toda la furia de sus lluvias.

Todos comenzaron a huir despavoridos. Todavía en lo más alto de la escalinata de piedra la mujer, asustada, pegó su cuerpo a la pared buscando inútilmente cobijo bajo un escueto voladizo. Cuando tuvieron lugar los primeros temblores de tierra bajo el edificio comencé a subir lentamente por la gran escalinata mientras hacía soplar un vendaval furioso para aprisionar a la mujer contra la pared donde se apoyaba.

Nada más alcanzar la mitad del trayecto me detuve, habían comenzado los deslizamientos de tierra bajo el edificio, ahora fuertemente castigado por el huracán, la lluvia y los rayos. La mole de piedra comenzó a crujir y la mujer, aterrada, me miró a los ojos justo un segundo antes de desaparecer entre la lluvia de cascotes y escombros.

Sólo la escalinata permaneció de pie, como si fuese el único vestigio de una civilización extinguida siglos atrás. El cuerpo de James yacía inerte como un trapo sucio sobre los primeros peldaños. Y en todos los rincones del planeta todos los James... murieron al instante. Y desde entonces las personas del mundo comenzaron a sentirse un poco más abandonadas.

-.-
No se vayan muy lejos... en unos días publico un epílogo a esta serie ;)
(Si no has leído el resto de capítulos... sólo tienes que pulsar en cada uno de ellos. Están en la barra lateral)

*foto de aquí.

17 Comentarios | Escribe el tuyo:

Juanjo 6/1/11 23:32  

Magnífico. Aunque todavía queda el Epílogo.

Cuando tenga un hueco, me los releo todos de golpe.

dintel 7/1/11 5:24  

Qué chulo te ha quedado el lugar. Me gusta mucho. Feliz Año!!!!

Alejo 7/1/11 7:13  

Hombre, aunque me veo tentadísimo de comentar luego de haber seguido los 10 hilos del relato completo durante todo este tiempo...mejor espero para poder comentar la obra en plenitud tal y como lo tenía previsto!
Nada, que me quedo esperando el epílogo.
Un abrazo,
Alejo

Belén 7/1/11 10:46  

Estoy con juanjo, creo que merece la pena leerlos todos de golpe...

Besicos

El Gaucho Santillán 7/1/11 13:32  

Buenìsimo.

Ahora, las conclusiones.

Un abrazo.

Aniki 7/1/11 16:49  

Ay, me temo que ando algo perdida, creo que tendré que clicar en los enlaces para comprender la historia, menos mal que aún queda ese epílogo. Voy a ver si me pongo al día.

Besos, ADR.

No Comments 7/1/11 17:44  

Y ahora lo que haré será juntar todos los capítulos y leerlo de nuevo de tirón.
Me gustó.

Un saludo indio

Elèna Casero 7/1/11 19:59  

Yo me apunto a juntarlos todos y leerlos de un tirón para que no me pase como siempre y me quede con la miel en los labios.

Besitos

guillermo elt 7/1/11 20:15  

Estoy de acuerdo con algunos, y sabras por qué... pues porque vamos de blog en blog y a veces, las historias se nos amontonan, por lo menos a mí, y tengo que releer al gun post... Mejor termins, rebusco, uno y releo y teremino de leer.

Un Abrazo.

Mary 8/1/11 3:13  

Me voy a poner a leerlos todos de un golpe porque la intriga del antes y el después me hacen pensar que me estoy perdiendo mucho mucho.

besos

Wen 8/1/11 16:15  

Ala... menudo final..... O_o
A ver el epílogo... a ver..

Carlos 9/1/11 1:58  

Editoriales del mundo! No, no os voy a pedir que os unais, dejad eso para las televisiones, móviles y redes; vosotras baluarte último de la expresión diversa ¿a qué esperáis para editar esta obra? :)

Quillo que final! La última vez que sentí algo parecido fue cuando vi la escena de Heston ante la estatua de la libertad semienterrada, pero tu relato multiplica tal sensación.
No hubo meteorito, ni aliens ni termonucleares s.a., sencillamente sucede que la muerte mata y el mundo no puede ser cuadrado sino sería muy fácil hacer el puzzle :)

Si es que ese añito tiene miga, me da que el décimo círculo será el cero del 2014! si es que hay aun mundo :)

Magnífico trabajo genio de la bahía, un abrazo!

Antonia Martínez 9/1/11 16:02  

Triste final le has dado a James, aunque mejor así :)

A la espera del epílogo quedamos.
Un beso.

Miguel Baquero 9/1/11 21:11  

Creo que, todos los pequeños cuentos junts y seguido de un epílogo, puede quedarte una cosa muy digna de intentar editarse

TriniReina 11/1/11 9:18  

Hijo mío, nos dejas el alma en vilo con este desenlace. Nada más que parece que estuvimos en plena escalinata mirando lo que sucedía.
Te felicito

Abrazos

mi nombre es alma 11/1/11 18:07  

La historia requiere un epílogo, y si mi apuras, varios.

AdR 3/3/11 12:40  

AUNQUE YA HA PASADO UN TIEMPO DE ESTE POST NO VOY A DEJAR DE CONTESTAROS A TODOS...

Juanjo, y si no has podido pues espera a la edición en papel que haré de Scriptoria :D

Abrazos

dintel, y a mí :)

Besos.

Alejo, iré a ver si hay un coentario tuyo en el epílogo :)

Abrazos.

Belén, eso, eso... al papel :D

Besos.

El Gaucho, una conclusión que dice más de lo que narra.

Abrazos.

Aniki, ¿te pusiste al día? :)

Besos.

No comments, bien hecho. A ver si le coges el hilo, yo eso no lo he hecho...

Abrazos.

Elena, :D A ver si además lo incluyo en una futura autoedición de Scriptoria...

Besos.

Guillermo, eso está de lujo :)

Abrazos.

Mary, ya me contarás si acabaste...

Besos.

Wen, ve, ve...

Besos.

Carlos, el mío es un final muy aspaventoso :D Pero bueno... salió así, no llamará ninguna editorial para esta historia, que necesitaría ser... ampliada :D

Abrazos.
P.D.: A ver hasta qué año llegamos... y cómo llegamos.

Antonia Martinez, en el epílogo hay sorpresa, claro :)

Besos.

Miguel Baquero, sí, pero son muy cortos, aunque lo barajo como una autoedición junto a muchos otros posts de Scriptoria...

Abrazos.

TriniReina, gracias :)

Besos.

mi nombre es alma, de momento sólo hay uno, ya veremos si me animo a autoeditarlo...

Besos