... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Fin de Trayecto

(Aconsejo encarecidamente oír esta canción mientras se lee el texto, con esto acaba Apocalyptica)
Letra

"La carretera sólo mide los cinco metros iluminados por los faros de mi coche. Llevo conduciendo durante una hora, pero siento que no son mis manos las que están al volante. A las afueras del pueblo todo ha cambiado drásticamente.

Me gusta conducir agotado porque alrededor tuya todo cambia, y es cuestión de unas milésimas de segundo que te vayas al otro barrio. Eso sí es estar al borde de toda la puta pantomima de vida que nos rodea.

Llego. Voy más lento. Es de noche y al fondo, recortados en el cielo, se distinguen los campanarios de las iglesias; se ven bien porque están ardiendo. Y las llamas son como las melenas incendiadas de mujeres que murieron en la hoguera sin cometer pecado alguno.

Miserias.

Reduzco. Voy más lento.
A la izquierda unos críos ríen y corren haciendo volar unas cometas blancas de las que cuelgan unos hilos rectos. Las cometas mutan en dragones que lanzan llamaradas hacia el suelo, las cabezas de los niños estallan, se paran y sus cuerpos decapitados me dicen adiós con un leve movimiento de mano.

Sigo conduciendo, más lento. Más cerca del pueblo.
Y en mitad del charco inmenso que forma la bahía se levanta una ola gigantesca, ciclópea, que si rompiese en ese mismo momento se tragaría al pueblo entero. Pero está parada como si fuera un reloj muerto, amenazante... aunque las aguas siguen fluyendo desde su cresta a los pies, quedándose atrapadas en la orilla de tus sueños.

Entro en el pueblo.
Gente sin cabeza espera a un autobús sin parada.
Los árboles marchitan sus hojas en corazones sanguinolentos.
Y las calles cambian de nombre y de dirección... según les dictan los susurros que les sopla el viento.
Una bandada de libros abiertos vuelan rasos a un palmo del suelo, baten sus tapas y alzan sus mejores cuentos para escapar a un mundo donde el amor sea tan solo un centímetro cuadrado de tu piel, desgastada por mis besos.

Llego al centro del pueblo, salgo del coche y levanto la vista a los campanarios que arden, las campanas redoblan en fuegos, y con cada redoble un recién nacido surge de ellas y cae desde las torres, lloran durante el corto trayecto y mueren al golpear el suelo.

Y una anciana de ojos negros mira a las campanas, se echa las manos a la cabeza y me grita:
- ¡Míralas, míralas... están pariendo!.

Y el asfalto se va llenando de recién nacidos muertos, que nunca sabrán de qué color son las olas que fueron del mar... o las nubes que surcaron los cielos."

-.-

Sigo hablando de "El Hombre Sin Tildes"... aquí

*foto de aquí

26 Comentarios | Escribe el tuyo:

Virginia Vadillo 29/10/09 14:04  

Uf!

Pero me gusta especialmente la parte de la bandada de libros abiertos. Super bien construido, ya no sé si los pájaros se leen, o si los libros vuelan, o si somos nosotros los que nos convertimos en pájaros para que luego nos devoren los libros...

Sureña 29/10/09 14:40  

A veces pienso que tu cabeza vuela a una velocidad superior a las del resto de mortales, incluso superior a la de esa bandada de libros.
Y eso provoca que en ciertas ocasiones desvaríes de una forma magistral, como ésta :)

Es... cómo definirlo... deliciosamente escalofriante, de una exquisitez vaporosa ;)

Besitos.

Sureña 29/10/09 14:42  

Aclaro lo de en ciertas ocasiones; ya sabes que magistral eres siempre ;), pero no siempre desvarías a este nivel :)

Lala 29/10/09 15:19  

Síiiii, estoy de acuerdo, había que escuchar la canción con la lectura. De hecho todavía la escucho.
Es como una pesadilla-premonición. Me ha llevado al futuro y al apocalipsis, efectivamente!
No me extraña que ardan las iglesias, tanto tiempo impuras. Y los niños siguen jugando, como debe ser, ajenos a la descomposición de lo mal compuesto del pasado.
Ufff...ha sido muy fácil de visionar!
Genial!


Un beso



Lala



P.D. Creo que todos nos empeñamos en que se escuche la música que ponemos, porque nos gusta y queremos compartirla, aunque no sea mientras se lee...Pero me temo que se hace poco. Cada uno tiene sus tiempos y sus gustos y casi nadie se molesta en escuchar. Sin embargo, a mi me gusta mucho, y de esa forma he descubierto mucha música desconocida por mi hasta el momento. Es como llevarte un regalo. :D

sueño 29/10/09 16:33  

¡¡¡¡¡
Tenías razón, esta es la mejor con diferencia.
No sé porqué me acordaba de la ciudad de Derry, (habitual en las novelas de king)

me has transportado y esta es tan "real" como "creible".
No te lo puedo decir mejor

feliciadades.
La música genial y la foto... esa sí que dá miedo

casi estoy por ponerla para mi "conductor". xd

un abrazo

Sara 29/10/09 19:10  

Esto es muy bueno... :o
Tus relatos siempre consiguen sorprenderme.

TriniReina 29/10/09 20:44  

No me queda más que felicitarte por este texto que, aunque deja al lector inquieto, no puede despegar de él los ojos, desde principio a fin.

Esto sí que es una pesadilla como el diablo manda.

Abrazos

India 29/10/09 21:13  

Puff que intensidad de texto Ángel... Increíble, de verdad.
Tiene emoción, angustia, sensaciones que se transmiten desde tu mano a mi ojos que te leen... Fascinante!

Hasta banda sonora le has puesto! La canción le va genial! Enhorabuena Angelillo! Muak!

guillermo elt 29/10/09 21:25  

Hola, scriptoriano apocalíptico... Mucho fuego por el texto... Algo que purificar???

Mejor, digo yo, besos que hagan florecer,no???... Bueno, el texto es tuyo y pones lo que te viene en gana, que p´eso te salió del coco.

Un gran abrazo.

Belén 29/10/09 22:18  

Solo tu puedes concebir un pueblo así...

Casi roza lo onírico

Besicos

Blue Coffee 29/10/09 22:31  

Buen cuento, creo tiene un error: 'alrededor tuya'. O quizás cambiaste el adjetivo posesivo a sabiendas, lo cual me encantaría y alabaría!

Creo que los católicos te colgarían por ese cuento, Jesús no figura, y menos los sicarios de Cristo :o.

Me ha gustado :)

Saludicos.

i am... 30/10/09 0:12  

Guuauuu!!!1 menuda historia, de esas para no dormir,(o por lo menos para no dormirse al volante) Consigues que la vista se encadene de princio a fin al texto al tiempo que de entre las letras van saliendo imagenes que se plantan ante el lector y eso que no tomo drogas... genial!!! en serio.

Felicidades y besos

39escalones 30/10/09 8:58  

Guau... "Gente sin cabeza espera a un autobús sin parada"... Impresionante, la Historia de la Humanidad en nueve palabras. Tremendo, de verdad.
Abrazos.

la granota 30/10/09 10:25  

Joeeeeeerrrr!!!

Escalofriantemente genial!

¿Se acerca Halloween?

Wen 30/10/09 10:39  

Ains.... menos mal.....
Muchos besos :)

Odiseo de Saturnalia 30/10/09 14:13  

Hay algunas de esas cosas que han aparecido en mis sueños... pero yo no sería capaz de describirlo como tú lo has hecho.

Me ha gustado.

no comments 30/10/09 14:18  

Por circunstancias no he podido leer el texto con la tranquilidad necesaria, pero a primera vista como siempre me parece genial.

Un saludo indio

mErL 31/10/09 6:02  

Es terrorifico el final, quizas mucha gente que vive no conoce el mar, ni las nubes aunque fisicamente esten alli presentes, son gente que nacieron muertos desde el corazón puro e imperfecto.
Saludos.

Carlos 31/10/09 17:32  

He girado bruscamente el volante y vuelvo en dirección al pueblo.
Lo que hubiera dado El bosco por estar sentado a mi lado mientras recorro esta delicia de relato.
Fusión de Carnaval y Halloween, sin piedras ni cartón, apocalípsis con arte.
Gaditano tenía que ser :)

Olas milenarias esceriben esos libros.

Un abrazo artista!

Juanjo 1/11/09 21:08  

Un final apocalíptico, como correspondía. Me ha parecido ver un toque de Tim Burton en tu final.

Sombras en el corazón 1/11/09 23:04  

Parece un nuevo círculo del infierno para el aguerrido Dante. Pero me late que ahí no va a encontrar a su Beatriz. O mucho ha cambiado la mujer :0)

Un abrazo

La Maga 2/11/09 21:57  

La Nada no existe porque nada existe.

((... ... ...))

AdR 3/11/09 16:05  

Virginia, si te has quedado con esas dudas... entonces es que lo hice bien :D A mí también me gustan esas frases (está mal decirlo, porque son mías, pero es verdad :D), así que las he puesto como entradas a los comentarios :P

Besos.

Sureña, yo creo que eso de ir a más revoluciones ocurre cuando conduzco, y creo que es porque veo más imágenes de la cuenta, o porque se me pasan muchas y no quiero que ocurra.

A ti te gustan mis desvaríos, a mí me gustan los tuyos. Ambos cerramos un círculo dantesco maravilloso ¿no? :D (lo sé, lo sé, ya estoy yo aquí para echarnos flores :D)

Aclarado, aclarado :D

( exquisitez vaporosa dice... )

Voy a peinarme mi peluca rubia :D
Besitos, niña.

Lala, ¡claro! suelo poner pocas veces un tema musical, pero cuando lo hago... nunca es en balde :D es necesario.

En cuanto a lo que dices de las iglesias y de los niños... perfecto.

Besos.
P.D.: Eso mismo pienso yo, y también descubro música en tu blog :)

sueño, a mí es el que más me gusta de los siete, la verdad. Esa ciudad de King no la conozco, lo leo poquísimo :)

Píllala para tu conductor, a ver si le lleva a algún sitio similar :D

Abrazos.

Sara, gracias. Tú también :)

Besos.

Trini, desde principio a fin, como se viven los sueños, con sus trabas por el camino y sus bellos pasisajes.

Besos.

India, si dices que las sensaciones vuelan de mis manos a tus ojos... sólo con eso ya he conseguido casi lo imposible :)

Besitos :).

guillermo, es el fuego destructor de la Iglesia, así que más bien vuelve ceniza en lugar de llevar a la purificación.

El beso está :) En el centímetro cuadrado de su piel.

Abrazos.

Belén, es mi pueblo visto una madrugada en que conducía muy lento y entraba en él...
vi la ola parada y mastodóntica, los campanarios ardiendo...

Estoy loco :)

Besitos.

Blue Coffee, pues no sé decirte si lo cambié a sabiendas o por error, el caso es que siempre he dicho eso, así de bien o así de mal :D

Este relato lleva imbuída una crítica a la Iglesia en toda regla.

Besos.

i am, ¿te puedes creer que a veces escribo en mi cabeza mientras conduzco para no dormirme al volante? Lo hago.

Entonces mis escritos serán tu droga.

Besos.

39escalones, te explico de donde viene esa imagen. De veras iba conduciendo y pasé por una parada de bus, era ya muy tarde, así que imaginé a los que estaban allí sin cabeza (así porque lo digo yo, vamos :D) y que el autobús nunca llegaría, y aunque llegase no se iba a parar, y aunque se parase... la gente no lo iba a poder coger.

La Humanidad, eso mismo.
Abrazos.

la granota, de puro miedo lo quise plasmar...

Ya pasó la noche de brujas.

Besos.

Wen, :D Qué poco te gustan a ti estas cosas ¿no? Toma, anda, un martini.

Besos.

Odiseo, yo creo que sí puedes :) sólo te hace falta papel y lápiz, talento tienes.

Abrazos.

no comments, gracias, espero que hayas podido releerlo.

Abrazos.

mErl, algo así les pasó a esos recién nacidos... son hijos de... ¿de quién? De la Iglesia, según parece, o de las mujeres que murieron en las hogueras de la Iglesia... "pura" e imperfecta.

Abrazos.

Carlos, ¿a ti también te gusta conducir? :) Vamos a llevarnos a El Bosco de viaje, a ver si le gusta lo que ve y oye :D

Las olas milenarias siguen ahí, escribiendo :)

Un abrazo, fenómeno.

juanjo, pues ayer vi Sweeny Todd :) Así que algo de Burton seguro que tiene, por lo menos de Sleepy Hollow...

Abrazos.

Sombras..., pues sí, no la va a encontrar, las que quedan son ancianas plañideras, vamos... que es el último círculo.

Besos.

La Maga, eso es muy rotundo, tanto como que los recién nacidos mueren al chocar contra el suelo.

Besos.

atuca 4/11/09 16:31  

El habitáculo del coche parece el único lugar seguro, pero, el protagonista se empeña en convertirlo en otra amenaza.

El paisaje exterior, entre onírico, surrealista y, directamente psicótico, amenazante, con un sinfín de matices que merecerían, cada uno de ellos, uno comentario.

Saludos,

Lluviané 4/11/09 22:52  

Sí, sí, es un gran desvarío…lleno de imaginación. Y tienes muchísima según he comprobado en muchas lecturas. Muy bueno.

También me quedo, con eso “libros abiertos vuelan rasos a un palmo del suelo, baten sus tapas y alzan sus mejores cuentos para escapar a un mundo…” quizás porque me cuesta pensar en niños muertos, sin llantos, sin risas, sin pintar colores con la mirada…

Besicos

AdR 16/11/09 11:36  

Atuca, aquí hay muchas amenazas colgantes, como la enorme ola, las llamas de los campanarios...

Cada cosa tiene su significado pero... mejor me lo guardo, y que cada uno de vosotros le saquéis vuestro jugo.

Abrazos.

Lluviané, gracias, es una cosa que intento cuidar y no perder :D

A decir verdad... yo también me quedo con esa frase, los centímetros cuadrados de piel... me pierden.

Besos.