... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Beso en Cautiverio

(cautiverio.
1. Privación de libertad en manos de un enemigo.)


"Le dio la vuelta al reloj y la arena comenzó a caer de nuevo, lenta primero, como intentando cabalgar a buen ritmo en el vacío, y rápida después, confiada en su tiempo.

- Cuando el último grano caiga la veré - se dijo él.

Y recordó su pelo ondeando al viento. Y sus ojos, preciosos, casi negros. Y los granos seguían muriendo, cayendo unos tras otros en minutos que parecían eternos, mientras él fijaba su vista en la estrechez del cristal que hacía de embudo del tiempo.

Pasó el último grano y se quedó en péndulo. Pero el tiempo enemigo parecía seguir transcurriendo dentro. Así que el grano de arena petrificó en roca, y luego en gota de oro, y con un brillo angustioso tornó a su negro de ojos.

Y acabó quedándose en fa sostenido dentro del vacío del cuenco de cristal invertido...
... suspendido en péndulo.

Entonces ella apareció a su lado y, para romper el sortilegio, susurró que le echaba de menos...
... y le dio un beso."

Imagen: Reloj de arena (Francisco Cruz de Castro)

42 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 9/3/09 14:07  

Y con este relato ya tenemos la media docena de horas del Dodecaedro. A partir de ahora este relatario irá ensanchando un poco más lento, justo como mi tiempo.

Camille 9/3/09 14:44  

Oh qué bonito!.
Adoro los relojes de arena y los péndulos de foucault (influencia borgiana, supongo)...

Daniel H. M. 9/3/09 15:30  

Uis por un momento temí que no llegaría a desprenderse, pero al ver que llegaba en fa sotenido me alivié, otra cosa hubiera sido un si menor (por mucho sí que sea).

Sureña 9/3/09 17:14  

Y a mí que me ha resultado triste... un beso no debería estar marcado por las agujas (en este caso, los granos) de un reloj, sino por las ganas de dar y recibir.

Y ese grano sostenido era como la representación del sortilegio que ella tuvo que romper con unas palabras que a lo mejor ni siquiera eran ciertas, igual que el beso...

Sabes lo que me pasa cuándo me pongo a interpretar no? ;)

Un beso, libre cual pajarillo :)

P.d.: ¿Pero el de los ojos casi negros no eras tú?...

Belén 9/3/09 17:47  

Quien espera, desespera, y todas las gotas de arena del reloj que suspenden en péndulo...

Menos mal que el sentimiento fue mutuo :)

Besicos, precioso

Eria.. 9/3/09 18:40  

Angustioso... me ha parecido angustiodo. Tic tac tic tac...Besitos varios.

Anónimo 9/3/09 18:42  

me encanta, adr....... simplemente me encanta....
me encanta descubrir cada día esta faceta tuya q creía olvidada......
me encanta tenerte siempre ahí como si no pasara el tiempo...
hoy he recordado "el pareo de jackson" y se me caían las lágrimas..... ajjajaa

besazos amigo mío.

queeneraporti

pati 9/3/09 19:09  

"La canción ha terminado, pero la melodia todavía persiste..."

Dicen que la música es el más potente de los instrumentos evocadores de recuerdos; yo soy de ritmos y acordes muy simples. ¿Será que mis recuerdos son simples?

En todo caso, consuela saber que después de un fa sostenido, siempre habrá un sol bemol... Y posiblemente éste también se suspenda en péndulo, pero estoy segura de que nunca tendrá ese movimiento armónico simple... Esos besos son únicos. Se quedan "atrapados", y se echarán de menos siempre. Siempre. Eso es lo maravilloso de tu Beso en Cautiverio.

;)

Como siempre, una preciosidad de relato.

Besos :)

David 9/3/09 19:25  

Ostras, que bueno. Rollo don Umberto, jeje. En cuanto a David Nebreda, art es todo aquello que no se vende. Para vendidos ya estan los escritores, y no lo digo ni por ti ni por mí.. pero mejor no hablo, que conozco mucha mierda de muchos/as. Abrazo. Pd: agradecería pusieras seguidor de blog, ya que así puedo saber donde estas y no ir buscandote por los comentarios, gracias.

Anónimo 9/3/09 20:32  

esperanza!!
y entonces apareció ella.......
un beso!!!

siempre esperaré aunque solo queden pocos granos de arena"

otro beso para ti,

ely.

AdR 9/3/09 22:41  

Camille, a mí también me gusta contemplar la arena caer en esos relojes, de ahí surgió este minirelato :) Qué buena influencia.

Besos.

Daniel, eso, mejor el sostenido, que es lo que se queda por siempre en el tiempo.

Abrazos.

Sureña, justo. Es triste. Por eso está en cautiverio y el enemigo es el tiempo en sortilegio.

Lo entiendes a la perfección :) Ni siquiera las palabras podrían ser ciertas, pero sí su beso.

Lo sé, que lo haces perfectamente :D

Un beso no cautivo, claro.
P.D.: Ayyy, ¡es verdad! me has pillado... me mimo demasiado. :P

Belén, buen proverbio, tan corto y certero :)

En este caso el protagonista obtuvo su premio: la disolución del sortilegio de unos labios esperados.

Besos.

Eria, angustioso como el paso o el congelar del tiempo ¿no? :) Ya pasó :)

Besos.

queenera, ya te dije que seguía escribiendo :P A mí me encanta que te pases por aquí de vez en cuando :)

¡Dios! ¡El pareo de Michael! XD Qué años los de instituto ¿eh? :D Anda que no me reía yo na cuando te vi el pareo puesto, los lagrimones se me caían, XD

Besazos, amiga.

Pati, esa primera frase me recuerda a un verso de The Show Must Go On:
"Mi maquillaje puede estar resquebrajándose pero mi sonrisa todavía persiste".

La verdad es que no eres simple, la música, por muy sencilla que sea a veces, es un resorte, y los pequeños resortes, la mayoría de las veces, hacen saltar por los aires los mejores recuerdos.

Mi resorte son las palabras más sencillas que escribo, pero esas no las pongo por aquí, navegan por mares.

Ese fa sostenido es como colgar de un hilo muy fino un recuerdo.

Atrapados a no ser que se rompa el sortilegio de cuento.

Como siempre, gracias :)

Besos.

David, algo de Eco tiene ¿no? :P

Hoy en día hay más vendidos que campos donde mirar :)
Ya estoy de seguidor, creo.

Abrazos.

Ely, sí, es eso también: la esperanza :) Yo esperé paciente a que el reloj de arena me diera su tiempo para escribir este relato. Aunque no obtuve beso, no.

Besos.

Anita 10/3/09 0:56  

A la par que precioso me parece angustioso el texto. Se me pasa por la cabeza la distancia, la espera y la esperanza que tiene pocos segundos de recompensa, pero en el fondo ese encanto...

para no ponerme demasiado seria ... estas sembrao!! :D

Nayuribe 10/3/09 4:25  

Esperamos tiempos innecesarios, poniéndonos barreras, tiempos que cumplir... hasta que el tiempo nos alcanza y cumple lo que debimos hacer hace tiempo...
besitos

39escalones 10/3/09 8:52  

Hermosísimo, ese tiempo detenido que vuelve a correr con un beso...
Abrazos.

sueño 10/3/09 9:37  

Pues para ponerte nerviosos los relojes, los manejas a tu antojo.
Yo soy de los que me quedaban mirando el pequeñito reloj de arena que te dan con el trivial jajaja, maravillándome de porqué diablos aquello no se paraba.

Todo parece como un sueño. Ni siquiera sé si es real ella, o el se la imagina que está ahí. Como para romper esa falta de estar con ella.

Espera que me pongo de rodillas y alzo los brazos...
maestroooooo
maestroooooo
estas que te sales tio. Sigueeee.

un abrazo.

P.d. Sales intelectualmente. Salido de estar salido no se.... pero ya viene el verano jajajaja.

Venga otro abrazo que hoy estoy también que me salgo.

Wen 10/3/09 10:55  

Qué largo se hace el tiempo cuando esperas algo que deseas tanto....

Mita 10/3/09 11:24  

Es el tiempo el que te mantiene prisionero?
A veces puedes dormir anios hasta que un dia...despiertas.
Muchos besos

Tea Girl 10/3/09 11:42  

Adoro este tipo de relatos: Breves, pero intensos.

Un saludo

Pd: Gracias :)

Angel 10/3/09 12:56  

Que le susurren a uno que le echaron de menos pone la piel de gallina...

India 10/3/09 13:37  

Bonita historia Ángel... Eso de que te echen de menos es lo mejor que te pueden decir, porque significa que la otra persona de una manera u otra necesita de ti y ha pensando en ti durante un tiempo.

Besos

AdR 10/3/09 15:10  

Anita, la angustia pervive en ese grano que se queda en péndulo y empieza a mutar para no caer y rendirse :) Y tan pocos segundos... ay.

Para no ponerme demasiado serio... la madre que lo parió al grano de los coj... XD

Besos.

Nayuribe, y además es eso que dices, nos ponemos barreras. ¿Por qué el amor está a merced del tiempo? Eso es lo que trato de descubrir en este Dodecaedro que me estoy sacando de la manga.

Besos.

39escalones, se esperaba que así fuese.
Gracias.
Abrazos.

sueño, ¡qué va, hombre! No los manejo, los tengo guardados en cajones, y a los que suenan mucho les quito las pilas... uuuhhh, que agobiooo :)

Los de arena me gustan más, porque no hacen ruido y me recuerdan a cuando hundo las manos en la orilla de mis playas.

Ella es real.

No te pongas de rodilla, hombre. Levanta que te invito a moscatel :)

Abrazos.
P.D. Por Dios... sólo te voy a dar las gracias :D

Wen, el segundero es la calle más larga del mundo que siempre está cambiando de ubicación.

Besos.

Mita, a mí me mantiene. Tendré que ponerme el despertador... un día de estos.

Besos.

Tea Girl, vendrán más, ya verás.

Besos.
P.D.: De nada, tu casa te ha quedado muy bien vestida.

Ángel, sí, sí, cuando lo susurran y no callan, claro.

Abrazos.

India, "... durante un tiempo"...

... necesito una buena definición de ese tiempo para no caerme de nuevo.

Gracias.
Besos.

Penélope 10/3/09 16:03  

Los ojos dotan de eternidad a cada grano de arena que se abre
paso para cumplir con el tiempo.
Los ojos y el deseo, hacen infinito al transcurso de las horas.
La espera detiene aún más el grano que parece que nunca caerá...
Y luego un beso efímero hace del tiempo de espera la nada más
absoluta, lo que no tiene importancia, lo que no existe.
El tiempo, sin mirarnos a la cara, sigue su curso independiente.
Qué tendrá un beso deseado, que es capaz de borrarnos de nuestra
historia?



Un beso
:D


P

Σ=o) Pau 10/3/09 17:20  

Por un momento sentí que esos besos atrapados en la arena eran tristes porque están a flor de boca quieriendose entregar para romper esos tic tac que no te gustan nada... la gracia es que aunque se sienten en cautiverio su susurro silencio fue tan grande que ella apareció :)

pd: casi siento verguenza, porque vuelvo recien ahora y no creas que no te echaba de menos, solo que entre las vacaciones que no me di cuenta como volaron y la vuelta al trabajo aqui me tienes tarde pero contigo..
pd2 gracias! porque si me siento una scriptómana ronronera ^_^

Un abrazo y muchos besos

guillermo elt 10/3/09 17:44  

Y ese beso rompió el tiempo en mil pepitas de oro azabache.

Un abrazo.

veinteañera 10/3/09 17:51  

...y se quedó en péndulo

Como las motas de polvo que flotan en el vacío y se van depositando sobre la madera...

Comtemplamos el tiempo grano a grano y no deja de ser una espera más anclada a un fino cuello de cristal.

Como en los cuentos de hadas basta solo un beso para que de nuevo el grano siga su curso y la sangre nos vuelva a las venas.

Un beso

*tus títulos... van en paralelos a tus cuentos, pero a veces se desmarcan y se convierten en "cuentos cortos" o en "simples versos", como en este caso^^

verdial 10/3/09 18:39  

Que hermoso si se pudiera parar el reloj, que no bajara el último grano de arena, y el tiempo quedara detenido hasta conseguir lo deseado, como en tu relato.
Si es bello es soñar, más bello aún es soñar que se sueña.

Un abrazo

el angel de las mil violetas 10/3/09 18:46  

precioso, me ha encantado. Las letras cuando salen de tu pluma suena distintas aunque hablen igual.
Besos.

Carlos 11/3/09 0:32  

Y rompió el sortilegio,las cadenas,el tiempo,el silencio con aquel beso.Y atrapado en el fue libre.
Como libre me siento cuando atrapais mi tiempo en cada relato.
Y mira si eres mago que lleva un buen rato la noche detenida en horizontal oscuridad mientras te leía,y cuando la magia termine volverá a caer el tiempo,las horas,la luna y tras el último grano amanecerá :)

Un abrazo!

Y verás que no exagero que al leer tu relato repito Cai es La Habana con mas salero y tú eres un genio!

moderato_Dos_josef 11/3/09 1:33  

Me gusta este reloj de arena, me maravilla el fa sostenido y me paraliza el beso final...siempre hay un beso final...Excelente.

Perséfone 11/3/09 3:33  

Amigo, quiero un reloj o como ese ¿O quizás ya somos poseedores de él y paenas nos hemos dado cuenta?

Tan bueno como siempre.

Un abrazo.

Trini 11/3/09 8:03  

Siempre es tiempo, si al fin llega...

Un abrazo

Miguelo 11/3/09 19:28  

que tierno y q bonito

Mariano Zurdo 11/3/09 20:26  

Apenas tengo tiempo para hacer zapping y leeros, pero os tengo en mente a todos vosotros y me acuerdo a menudo de tu ángulo muerto. Ya sabes, para lo que quieras.
Besitos/azos.

AdR 11/3/09 23:09  

Penélope, los ojos y el deseo... hacen infinito, me gusta eso :)

Cuando se obtiene lo que se esperaba... el tiempo esperado se convierte en nada :) justo eso... es un relato muy a lo El Hombre Sin Tildes... me estoy dando cuenta :)

Yo ya no sé lo que tienen :(

Besos.

Pau, justo eso, el silencio del cautiverio era tan sonoro, en concreto en fa sostenido, que ella tuvo que aparecer para darle ese beso que le faltaba.

Besos.
P.D.: No te preocupes, ya dije una vez que a Scriptoria nadie llega tarde, nunca... sólo en el momento apropiado. Yo tengo que pasarme por tu casa también :)
Vestida de Scriptómana quedas :), y una de las más fieles :) No hace falta ni que me lo agradezcas.

guillermo, si son pepitas para sentirlas en besos... que las rompa :)

Abrazos.

veinteañera, justo así, como esas motas :) Suerte que estás tú aquí para leer lo que no está escrito, o para sentir lo que a mí ni siquiera se me pasó... ni por la cabeza ni por el corazón.

Besos.
P.D.: Mis amigos me dicen que soy bueno para los títulos. Espero seguir desmarcándome en eso :) Gracias.

Verdial, ojalá fuese tan fácil como pedirle al transcurrir del tiempo lo que se desea... y que lo cumpla :)

Yo sueño constantemente el mismo sueño.

Besos.

el ángel..., a mí me alegra que las oigas así.

Besos

Carlos, se rompió todo :) y llegó lo que tanto añoraba. La noche detenida en horizontal oscuridad :) Eso suena a silencio ¿no?, ¿y luego me llamas mago? Quita, quita... :)

El amanecer podría ser ese brillo que deja el oro para pasar al oscuro de ojos :)

Abrazos.
P.D.: Cai... Cai... :)

Moderato..., has sabido ver la parálisis de él al final, como si todavía mirase el grano de arena dentro del reloj y ella fuese una ilusión, tan sólo eso.

Abrazos.

Perséfone, creo que podremos hacernos uno si cogemos arena de la orilla de la playa :)

Gracias.
Besos.

Trini, justo... si al fin llega. Besos.

Miguelo, gracias :) Un abrazo.

Mariano, tómate tu tiempo para lo que quieras, visitarnos entre eso, claro. A ver si nos podemos ver, que tengo ganas de hablar contigo sobre la dichosa novela :P

Abrazos.

Mary 12/3/09 0:28  

Tu tiempo es el perfecto, en realidad, porque te hace producir maravillas.... y sí, no hay tiempo que no se resita a frenar ante un beso sentido.

Por cierto, voy leyéndote con lentitud, pero por mi estrés no virtual, que me hace tener los momentos virtuales muy contados y reducidos. Pero es un placer evadirme de todo tan sólo con una historia de esas que no cuentas, sino que nos sientes.

besino

berrendita 12/3/09 2:55  

Fa sostenido, medio tono por encima del fa natural, rozando por micras el sol bemos; camino del sol perfecto, sosteniendo el sol, el verano, los recuerdos, y los deseos. Entonces ella apareció. Y susurró. Y le dio un beso. Un beso sostenido, libre al fin.

Un beso, en do Mayor. Brillante, como tu beso en cautiverio. :)

AdR 14/3/09 0:34  

Mary, si acaso los tiempos se frenan cuando hay besos.

Tú no te preocupes, niña, tú lee cuanto quieras y cuando puedas :)

Besos.

berrendita, por todo eso que dices elegí el fa sostenido y porque la propia nota se me parece a un péndulo :)

Besos :)
Tienes una imaginación desbordante.

DianNa_ 19/3/09 18:07  

Genial, Angel... se detuvo el tiempo en el preciso instante.

Odio las esperas, los relojes... pero todo tiene su recompensa o no... ya veremos.

Besos tic tac

emperatriz 19/3/09 19:42  

Coincido con mi amigo Sueño en que estás hecho un maestro. Es genial, y no sabes cuanto te agradezco que ella aparezca, aunque sea justo al final, y le eche menos y le bese¡¡¡
Un final feliz¡¡¡¡¡¡

Besos

AdR 25/3/09 15:41  

Dianna, me gusta pensar que fue así, con el último grano, en el último momento.

Yo hasta ahora me sentía aterrado de los relojes, pero he descubierto que también de las esperas. No quiero tener que esperar.

Besos

emperatriz, gracias :) Este relato tiene final feliz, sí. La espera del transcurrir del tiempo tuvo su recompensa aquí.

Besos

emperatriz 27/3/09 23:23  

Yo sé muy bien lo que una espera hace con una persona. Lo que le hace a un corazón...Y me refiero a una espera larga, casi eterna que parece no acabar, indecisa entre el dolor por el dolor, y el final feliz. Un final feliz o infeliz que no llega, jamás...Y así, el tiempo y los relojes, no marcan las horas, sino los años de nuestra paciencia, y el sufrimiento de nuestro amor.
Ojalá no tengas que esperar más.
Besos

AdR 2/4/09 23:19  

emperatriz, yo también sé muy bien lo que hace. Los finales no llegan porque apenas hay comienzos. Las paciencias a prueba de tiempos, eso son las esperas.

Ojala :)

Besos