... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

En Punto Pluscuamperfecto


La canción de Evanescence (Hello) impregna a este relato del aroma que le falta.
Letra

- Vamos, nene, levanta los brazos. Arriba, arriba, apuntando al cielo... Vamos, hijo, como si fuesen las manecillas de un reloj que acaba de dar las 12 - dijo acompañando el movimiento de brazos del chico con las caricias de sus manos.

El chico alcanzó la cúspide invisible que su madre le marcaba por encima de su cabeza y su hermana pequeña sonrió desde la sillita, dando palmas.

- Eso es - dijo su madre-. Bien hecho, AdR. Pues no sé por qué la profesora dice que tienes problemas para marcar en punto, hijo.


...

"Pues no sé por qué mi hijo tiene problemas para marcar en punto", se dijo su madre 28 años después en una madrugada silenciosa, mientras le daba la última puntada al roto de un pantalón.

"Pues no entiendo por qué tengo problemas para marcar en punto", se dijo él mientras se metía desnudo bajo las sábanas tras haber recibido otra negativa más.

Se quedó dormido y soñó con todas las mujeres que había amado y ya no estaban, y también que todos los personajes que había creado se despeñaban por el borde de sus cuentos. Y en el sueño pretendía salir caminando de su océano, pero sus brazos se enredaban en olas donde las crestas eran letras blancas desordenadas en versos de amor entregados a destiempo.

Despertó,
se levantó...
...e intentó marcar en punto alzando sus brazos hacia las 12, pero dos lágrimas cayeron hacia abajo, se clavaron en el suelo y dieron las 6:30. Entonces desistió en su intento, se sentó ante su escritorio y escribió a pie de página del pliego de su vida:

"Sinceramente roto y vuestro,
AdR"

Luego volvió a la cama y siguió luchando, justo allí donde rompen las olas de las sábanas, desnudo contra su océano.

* Con este relato acaba Dodecaedro. La foto es de aquí (lee por qué la he elegido y algo más en el primer comentario)

39 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 26/4/09 23:02  

Quería usar la imagen de un reloj roto en este último relato de Dodecaedro, pero al encontrar la fotografía de ese graffiti del Niño de las Pinturas que hay en una calle de Granada y, sobre todo, al leer las dos frases cortas que en ella aparecen... supe que era idónea para reflejar el sentir de este último cuento.

Ya dije, y lo vuelvo a repetir, que Dodecaedro empieza con un reloj, hace un recorrido por otros y acaba de nuevo con el mismo reloj, el del relato nº 11, la hora número 12 me la he reservado para mí y para mi imposibilidad de marcar en punto. Al fin y al cabo... es imposible escapar al paso del tiempo y muy fácil vararse en amores congelados cuando uno se da cuenta que... cada uno de nosotros es un reloj sin agujas cuyo verdadero ritmo escondido aún desconocemos.

En unos días incluiré Dodecaedro en el apartado Relatario en Scriptoria de la barra lateral (por si algún día lo queréis tener a mano). Aprovecho para agradeceros todo el apoyo que me habéis brindado para con estos relatos (y en todo lo que escribo, claro).

En el próximo post regalo una cosa para el/la que la quiera...
... y días más tarde comenzará Perversus... una... "gamberrada" en 9 posts cortitos.

Sureña 26/4/09 23:35  

Sí, has cerrado con broche de oro. Y no, no he escuchado la música, no echaba en falta ningún aroma.

Claro que el nene sabe marcar en punto, ya lo demostró bajo las caricias de su madre, el problema quizá sea que de hombre no se topado con las manos adecuadas, las que le den el suave impulso que necesita para subir sus brazos.

El pliego de su vida aún tiene muchos huecos vacíos, ese roto es como el que su madre cosía en el pantalón, se arreglará con unas puntadas :)

Besos

P.d.: El Niño de las Pinturas... es inconfundible y mágico.

Te digo un par de cosas más sobre la imagen, si no las sabes:

El texto completo es éste:

Y haciendo cosas que rompo para arreglarlas y volver a romperlas paso mi tiempo. Y el tiempo se acaba... Y la vida no espera...El graffiti está en una calle que se llama Vistillas de los Ángeles

:)

(Perdón por el relato...)

guillermo elt 26/4/09 23:50  

... y cerraste "en punto"... con los brazos bien alzados, como el ciclista que llega campeón a la meta, y sobrado de fuerzas.

Por otro lado, cuando uno sabe marcar las 12, como tú, no tiene necesidad de demostrarlo... Uno es como es y lo demás... bueno, lo demás son las 3:15, las 16:45, las 21:00... etc, etc, etc.

:)

Un abrazo.

emperatriz 26/4/09 23:52  

En cuanto a los graffitis, yo que soy de Granada, es cierto que es inconfundible, y un regalo que uno se encuantra cuando menos se lo espera, con frases que siempre son comprendidas. Muy buena elección.

A ti decirte que que no tiene desperdicio. Tus relatos, la idea, todo es de una dulzura tan penetrante como exquisita. Logras tocar esa fibra que sujeta al corazón.
Me encantará leer Dodecaedro terminadito.

Un beso y sigue siempre levantando los brazos. Eso hacemos más de uno, seguro que algún día daremos en punto.

Besos.

Druida de noche 27/4/09 2:12  

Muy bueno. Lo que es imposible de niño es imposible de adulto, por más que los sueños nos acompañen y nos hagan pensar que todo es posible

berrendita 27/4/09 2:24  

Quizá no saber marcar en punto es un don que te viene desde niño. Sin sujecciones a un tiempo, sin obligación de elevar los brazos, con la posibilidad de abrirlos en el momento preciso, ni antes ni después.

Hoy te abrazo. Gracias por la música. :)

Trini 27/4/09 12:41  

Quizás no supiera marcar el punto que marcaban los demás, pero al ser especial marvaba un punto válido y propio...

Abrazos

moderato_Dos_josef 27/4/09 13:10  

A veces somos incapaces de hacer algo, no todos servimos para todo y muy pocos son polivalentes. En cierto modo envidio la polivalencia, es una facultad que permite a quien la posee explorar muchos aspectos de la vida, que otrs nunca veremos...Un texto bien acabado y mejor definido!

una más... 27/4/09 13:42  

A pesar de no saber marcar un punto, siempre sabemos en el k nos encontramos.. curioso no?
bss..

David 27/4/09 13:42  

HAY ALGO EN MI CASA PARA TI, PASA CUANDO GUSTES. GRACIAS. SALUDOS!!

Lala 27/4/09 15:21  

Tengo que decirte que me ha encantado esta serie de textos con reloj como fondo.
Creo que dar las 12 en punto o las 18.30 está dentro de lo que, de una forma natural, somos.
El que pretende ser un superman de las 12 en punto, está equivocado!
O tiene encefalograma plano: 12....12...12...12...12...

Casi prefiero que las manecillas unas veces lleguen y otras no, o por decirlo de otra forma, que podamos distinguir los matices de la vida en cada una de sus horas.

Me encanta poder seguir leyéndote, a la hora que sea :D


Un beso


Lala

Lala 27/4/09 15:24  

Por cierto, "Hello" me trae recuerdos intensos...no sé si de los buenos o de los malos, pero intensos...
Casi prefiero que el tiempo los atenúe...por ser de una mezcla agridulce...


Otro beso



Lala

Mita 27/4/09 18:54  

Pos que estoy disfrutando aquí de lo lindo! Qué bueno saber que los relatos siempre estarán aquí para releerlos, como si de la biblioteca de tu casa se tratara. Me gusta mucho lo del Relatario, dan ganas de coger un sillón y sentarse a leer, así en ese rinconcillo apartado.
*********************************
El ritmo del tiempo interior varia en cada uno de nosotros, no creo que el exterior lo determine, se regula solo. Es divino observar e intentar comprender los pasos que marca ese reloj interno en los demás y en nosotros mismos.

Muchos besos

Mary 27/4/09 19:53  

Está claro: compartimos la obsesión por el tiempo, y es que a veces angustia a veces resucita, pero siempre acompaña y observa en todo lo que hacemos, vivimos y sentimos. A vecesl odio, por estar siempre, incluso cuando yo no puedo estar.

un besito cronológico

Susana 27/4/09 20:13  

Muy buen relato, como todos los que te he leído. Claro que unos gustan más que otros, sino...., pero éste toca la fibra, sí.

Abrazos.

Jesus Esnaola 27/4/09 20:14  

Qué duda cabe que un comentario halagador siempre agrada y anima. Pero después de echar unvistazoatu blog me siento más contento si cabe de que te gusten mis cuentos. He leído éste pero me voy a callar mi impresión porque, por lo que veo, me he perdido once caras del poliedro. Dame un poco de tiempo y empezaré por el principio. Un abrazo.

Dara Scully 27/4/09 21:14  

Y para qué quiere marcar en punto, si los cuartos son mucho más interesantes.
Por cierto, el grafitti es genial.



¡Miau!

Lara 27/4/09 21:44  

Final perfecto, ese niño repleto de noes...

¡quien quiere marcar en punto??? con las cosas tan bonitas que se deslizan a "y diez"...
No eres de las rotundidades de horas enteras eres de los que hacen deseo a " menos veinte"...

Genial como siempre

sueño 27/4/09 21:45  

Ni sé las veces que he pasado por ese graffiti, y me he parado a leerlo y a verlo.

En cuando al texto... genial, y perfecto.

P.d. Alguien me ayuda a levantar los brazos?.
Sinceramente roto y vuestro. Sueño.

Un abrazo.

verdial 27/4/09 22:08  

Me encanta de tus escritos que siempre llevan impresa una parte de ese niño que fuiste (y que creo que sigues siendo), y porque reflejan también esos amores que nos dañaron, y que nunca, nunca, se olvidan.

Aparte de éso, el escrito es perfecto en todos los sentidos. Tiene tantas tonalidades...

Un abrazo

el angel de las mil violetas 27/4/09 22:56  

touché...

Un abrazo.

Mr Blueberry 27/4/09 23:07  

Lo de los ritmos es la eterna historia...Los ritmos, los momentos...Intentar olvidar, levantarte de nuevo, reconstruirta y volver a empezar, a conocer y compartir...Si tu le has ofrecido lo mejor de ti y ella no lo ha querido, no puedes hacer nada más, habrá otra persona que lo sepa valorar mejor...

Abrazotes

Belén 27/4/09 23:14  

Me ha gustado este dodecaedro... y lo leeré mas pausadamente con mas tiempo... y reposado, que me da que tu eres como el fidegua...

Besicos

berrendita 28/4/09 0:51  

p.d. Roto? Levanta los brazos, niño, aunque sea para coger el pegamento!! y luego vuelve a marcar las seis y media, o las nueve y cuarto, que es un abrazo!!

Otro beso. ;)

dintel 28/4/09 6:16  

Me ha gustado! Te superas!

Nayuribe 28/4/09 6:36  

Me dio mucha nostalgia, esa maternidad de protección de tu madre ante tu tristeza. La próxima yo te seco las lágrimas con una sonrisa, así puedes marcar las 12 sin que se vuelvan las 6:30.
besitos... y espero tu próxima entrada

AdR 28/4/09 9:54  

Sureña, gracias :) El aroma de la canción entristece aún más.

Si te llamo bruja es por algo, si ya lo decía yo. Las caricias son las que me ayudan a marcar, claro que sí.

Y has visto el roto del pliego y la puntada del pantalón (lo has relacionado). Y me has visto, como también sabes, y se ve, que mi madre es la única mujer que puede ayudarme a marcar en punto.

Besitos.
P.D.: ¿Y me pides perdón? Di siempre el par de cosas que quieras y más :) La frase la leí en algún sitio de internet, pero tal y como la has escrito queda como un complemento perfecto que redondea al escrito :) Así que muchas gracias.

guillermo, así espero que cierre este Dodecaedro, y celebro que lo hayas visto así, temía no mantener el listón de otros cuentos.

Me quedaré por el momento con las demás horas, las 12 en punto las dejaré para cuando cumpla más años y necesite menos cosas.

Abrazos.

emperatriz, cuando vi ese graffitti me enamoré de él. En Jerez también te los encuentras cuando menos te lo esperas. Hay muros que son arte.

Ojalá no suelte nunca esa fibra que dices y siempre la pueda tocar.
Ya está acabado Dodecaedro, en el lateral lo tienes :)

Lo sigo intentando. Besos.

Druida..., yo creo que se puede aprender a base de intentarlo mucho, pero el escrito va más allá que el mero ejercicio de levantar los brazos a la cúspide invisible que se marca uno mismo.

Abrazos.

berrendita, don o no... es un tostón, te lo digo yo :)

Besos. Esa canción era necesaria, habla de una persona rota.

trini, también es bueno y válido desde ese punto de vista :)

Besos.

moderato..., yo creo que sirvo para pocas cosas, cada vez para menos, pero supongo que algo de polivalencia tengo, espero no ser tan plano como las manecillas o la esfera de un reloj...

Abrazos.

una más, sí, curioso. Aunque a veces mis manecillas dan tantas vueltas que se enredan entre ellas.

Besos.

David, me paso en cuanto pueda :) Gracias.

Abrazos.

Lala, claro que sería un encéfalo plano :) Pero yo quiero darla cada vez que me apetezca, y nada, oye :)

Mis manecillas se están volviendo curvas.

Sigue leyendo cuanto y cuando quieras :)

A mí esa canción me intensifica el alma. Es como si se me saliera del cuerpo.

Besos.

Mita, pues siéntate en la pequeña biblioteca cuando quieras. Ya lo sabes. Eres bienvenida.

Yo no le cojo el ritmo ni al mío ni al de ninguna persona. Soy un negado para las horas.

Besos.

Mary, es una de mis obsesiones y de las que más me da para escribir :) Al final le voy a coger gusto, oye.

Besos.

Susana, si toca la fibra... entonces he sabido plasmar lo que quería.

Besos.

Jesús..., puedes dar tu opinión sobre este cuento. Dodecaedro es una colección, pero no se sigue un cuento con otro, son independientes, así que los puedes leer desordenados, o incluso no leerlos si quieres :)

Abrazos.

Dara..., porque los en punto son más perfectos ¿no?

¿Verdad que sí?

Besos.

Lara, ¡bienvenida a Scriptoria! Es un placer verte por aquí :P (eres quien creo ¿no?, y si no también eres bienvenida, claro).

La verdad es que hay buenas cosas a todas horas pero el en punto es como la perfección hecha tiempo.

¡Qué bonito lo de menos veinte! :)

Besitos.

sueño, ojalá pudiera verlo de cerca :)

P: Venga, yo te ayudo, nos ayudamos mutuamente :)

Abrazos.

Verdial, es cierto, siempre la llevan impresa :) O dañaron o pasaron, y es cierto que se aprende y nunca se olvidan.

Gracias.
Besos.

el ángel..., o como en el hundir la flota: "tocado y hundido"

Besos

Mr. Blueberry, a veces pienso que soy un reloj que no me entiendo, entonces llegas tú y descubres para qué sirve cada rueda dentada de mi mecanismo y el por qué de sus existencias.

No puedo hacer otra cosa que darte las gracias :)

Abrazos.

Belén, si lo lees con detenimientos descubrirás sus secretos :P

Si te gusta el fideuá... perfecto, pero yo me siento más como una tarta de chocolate, de esas que tienen capas :D

Besos.

berrendita, levanto los brazos cada día, en el gimnasio :), y marco las horas que debería haber marcado hace mucho. La hora del abrazo me gusta más que ninguna.

Besos.

dintel, ¡gracias! :D Besos.

Nayuribe, Y todavía siento así esa protección, yo creo que la sentiré siempre, pasen los años que pasen. La próxima me sonríes, claro que sí, será difícil describir en palabras tu sonrisa, estoy seguro de ello.

En un día vuelvo a publicar ;)

Besitos.

AdR 28/4/09 10:30  

ESTE AMIGO ME TIENE CADA DIA MÁS ALUCINADO:

PINCHAD AQUI

Iván 28/4/09 11:35  

Los campeones nunca tuvisteis problemas para alzar los brazos victoriosos... no me jodas. Al llegar a la meta de tu dodecaedro los levantas bien alto, apuntando al cielo... Ya los sabes, sos grande. Un besazo mr. writter

Iván 28/4/09 11:35  

Los campeones nunca tuvisteis problemas para alzar los brazos victoriosos... no me jodas. Al llegar a la meta de tu dodecaedro los levantas bien alto, apuntando al cielo... Ya los sabes, sos grande. Un besazo mr. writter

Darilea 28/4/09 20:10  

Yo quiero pensar que has terminado con un punto y seguido para dar paso a tus siguientes Perversus.
Besitos :-)

veinteañera 28/4/09 22:20  

Son tan frágiles y complejos los relojes…Una espera hace que se nos oxiden los engranajes, palabras no deseadas fracturan nuestra esfera, las ausencias hacen que se nos agote la cuerda…

No viene a cuento, pero leyéndote me recordado que de pequeña aprendí a leer un curso más tarde que mis compañeros... Y mira ahora, te estoy leyendo ^^

Todo tiene arreglo -tu madre da puntadas certeras a un pantalón, podría comprar otro, pero ella sabe dar la puntada adecuada- , hasta los "relojes rotos", es cuestión de tiempo (al tiempo no le hacen falta manecillas para seguir).
Un tiempo que nos trata a cada uno de forma distinta, y nos hace trascurrir de forma difusa, nos para, nos frena y nos hace seguir hasta que un día le vemos volar.

Tiempo...

Completaste tu dodecaedro, tanto que te esucho marcar de nuevo cada segundo en cada letra :)

Un tic tac ^^

*que bien utilizada la imagen, y más después de leer lo que comentaba Sureña. Me ha recordado a unos graffitis que hay en Triana ^^

isobel 29/4/09 0:12  

un beso, que tengo que detener el tiempo y dar marcha atrás.

AdR 29/4/09 15:44  

Iván, me cuesta, me cuesta ¿eh? Creo que haciendo más ejercicio no tendré problemas, pero la hora 12 tenía que ser así si el Dodecaedro iba sobre amores congelados, claro.

Tú también lo eres, pibe. Besitos.

Darilea, el punto y seguido está, claro que sí. Perversus dará comienzo en unos días, y muy de seguido.

Besos.

veinteañera, las esferas fracturadas y resquebrajadas están a la orden de mi día a día, es como si viera siempre algo raro en ellos, en los relojes, como que no lo he dejado claro ¿verdad? :)

Sí que viene a cuento :)

Tú lo has dicho, el pantalón... es un reloj roto, y que se lleva puesto, sin manecillas. Lo viste :)

Celebro que se note que marco horas tras completar el poliedro :)

Hace mucho que no me paseo por Triana.

Besos.
P.D: El link no va :(

Isobel, Uy, yo sí que tengo que pasarme por tu casa, que no sé por qué extraña razón Google Reader no me deja añadir tu blog al feed :( así que siempre se me pasa :( Lo añado a favoritos, a ver si así no se me pasa.

Besos.

veinteañera 29/4/09 22:26  

Soy un desastre y con la edad voy a peor.
Ahora resulta que la que no es capaz de marcar soy yo... A ver si ahora sí: tic-tac Puff cruzar el puente, llegar al Altozano y luego bajar por la Calle Betis hasta Los Remedios o perderse simplemente...
Nada, en cuanto pueda me doy un paseíto por tí ^^

Carlos 30/4/09 0:12  

Y se oye al otro lado del teléfono: - Qué escritorio!?
Y le digo con fuerza: Escritorio no sordo! Scriptoria! Que si hiciérais bien el trabajo me podrías escuchar mejor! Y escritorio es lo que os voy a lanzar silla incluida si por vuestra culpa no puedo leer Scriptoria tranquilo desde mi casa.

Y entonces dije antes de colgar, y ya pueden llevar a toda la geografía no solo el Adsl sino AdR!!

Chapeau amigo mio. Tengo el tiempo trastocado ultimamente y llego tarde a todas :s pero bien que merece la pena llegar a esta plaza dodecaédrica donde señale donde señale la hora o el minuto hallará uno emociones, sentimientos, dulzura, la verdad desnuda, el alma al viento, y el tiempo,
y el tiempo detenido en cada texto.

Un abrazo y, ¿roto? El arte es irrompible mago del tiempo. :)

AdR 6/5/09 13:55  

veinteañera, eso, dátelo, tú que puedes :) Yo ahora estoy que apenas me muevo.

Por cierto, ¿te puedes creer que han quitado el vídeo? :(

Pobre de mí.

Besos.

Carlos, :D Qué cosas con tu ADSL.

Fin del Dodecaedro. Celebro que lo hayas disfrutado, amigo.

Pues a mí el arte roto me parece precioso :) Pero a mí me queda mucho para hacer arte, por ahora fabrico rotos, eso sí :)

Abrazos

Jesus 17/5/09 19:27  

En tiempo pluscuamperfecto me ha estallado en los ojos con su belleza frágil de brazos caídos, de 6:30 :-)
Perversus me parece un buen ejercicio imaginativo (qué ocurrencias tienes gabrón), no deja de sorprenderme que en esta mesa que es tu blog, nunca falten el azucar, y la sal, el aceite y el vinagre, la sangre y el semen, la delicatessen y la carne cruda

"embarazo tus ojos con mares del tiempo" = Mu' grande!

Un abrazo de 3 vueltas shulo!:-)

AdR 17/5/09 23:28  

Jesús, amigo. Me alegra tenerte por aquí, aunque siempre hablamos sobre lo que escribo y estás pendiente de mis movimientos... tener tu opinión por aquí reconforta y anima :)

Tengo todos esos ingredientes que dices desperdigados por la mesa, a veces se rompen los tarros que los contienen y se mezclan sin remedio... y surgen cosas como Perversus.

Si has visto esos ojos hinchados a más no poder... entonces he conseguido lo que me proponía :P

Abrazos envolventes.