... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

En Tus Bordes

Nada más cruzar la puerta ella soltó las llaves sobre una mesa llena de recuerdos en fotos.

Silencio.

- Estás en tu casa - dijo -. Puedes poner tus cosas donde quieras.

Y no le hice caso sino que me quedé rozando con la punta de mis dedos las sonrisas y los besos plasmados entre marcos de una vida pasada, tan presente y joven como sus ganas de caminar y salir de una niebla espesa y plomiza. Ella pensó que le quitaría una parte de sí para convertirla en historia escrita pero me resulta imposible escribir los silencios, las miradas, las risas, los llantos... las luces desparramadas. Así que me lo guardé todo dentro.

Sonreímos casi como dos personas que se conocen de hace años.

Sonrisas.

Solté mis cosas en el suelo del dormitorio y vi todo lleno de Scriptoria. Lugares donde colgar las palabras y los besos doblados que nos aguardaban... por las paredes, por las cortinas enredadas, por las luces encendidas de la casa. Yo elegí el borde rojo de una cama. Y allí se me cayeron unas cuantas palabras encadenadas.

- Ven. Voy a enseñarte mi casa.

Y la seguí mientras recordaba las dos caladas rápidas que le había dado a un cigarrillo, hacía rato, y el humo que ascendía entre sus ojos y los míos, entornados. Como despejando las primeras dudas, más que enturbiarlas.

Recuerdos.

- Este es el salón... ahí están mis libros - dijo sonriendo y albergándolos todos, con un suave movimiento de mano.

Y yo puse mis ansias en unas copas pintadas a mano, que me miraban tras un cristal, como una vida empaquetada llena de esperanzas encerradas. E imaginé sus fragmentos quebrados, iridiscentes, en el momento en que una de ellas se suicidó contra el suelo. Rotos en un puzzle de bordes punzantes, cuyas piezas desordenadas se acababan de pintar con lágrimas pretéritas, tan suyas como los recuerdos en fotos que me dieron la bienvenida en la entrada de la casa.

- Este es el baño... ¿ves? Es lo que te dije, es muy pequeño, y está viejo.

Nervios.

- Ya te lo he dicho muchas veces. Me gusta todo lo que escribes.
- Y a mí también. Ya lo sabes.

Mentiras. Ya no nos gustaba solo lo que escribíamos.

Miradas.

- Esta es la cocina. Lo que quieras... lo coges, del frigorífico... Bueno, pues eso, que estás en tu casa.

Y comenzó a abrir las puertas de los muebles.

- Aquí está el té, el azúcar, tengo galletas... café.

Pero yo ya no podía ver más allá de un palmo de distancia, y ella no me miraba.

- Lo que no tengo es miel.
- Sí, sí que tienes - y posé mi dedo en su labio inferior.

Y entonces el reloj se paró.

fuente foto: Google

Ahora abrazando a La Sirena

34 Comentarios | Escribe el tuyo:

Sibyla 4/5/08 21:33  

Tu regreso mereció la pena...La magia de la inspiración sigue en los bordes de tus palabras...


Bienvenido!

Un abrazo:)

ISOBEL 4/5/08 22:09  

si es que solo puedo saludarte, ¿qué quieres que te diga?, si no me dejas palabras, besos

Luna Carmesi 4/5/08 23:28  

Hay musas que ademas tienen una bonita sonrisa.
¿Verdad?
:-)

Besos.

Angel 5/5/08 8:17  

Que buen texto para empezar un lunes...

39escalones 5/5/08 8:34  

Inspirado te veo. El descanso ha merecido la pena...
Un abrazo

Juanjo 5/5/08 12:45  

Me ha gustado tu forma de contarlo. Excelente texto.

Gracias por tu visita.

Gustavo Rey 5/5/08 14:52  

Que suerte que te encuentro de nuevo, ya no podía entrar.... te pongo en los links de mi nuevo blog de relatos breves y solo relatos, un abrazo y nos leemos

http://soybreve.blogspot.com/

Leire 5/5/08 15:01  

A eso...en mi "pueblo" le llaman estar enamorado...jejeje

DianNa_ 5/5/08 15:37  

Es la tercera vez que abro tu blog hoy y me voy de puntillas...
Es que es difícil comentar ,ehh!!
Sentimiento con patas, tu felicidad es contagiosa y se ve.
Me siento una cotilla indiscreta mirando por el ojo de una cerradura... si hasta me he llevado el ojo pringado de miel!!
Hala, me voy, ya.
Besos felices^^

DianNa_ 5/5/08 15:41  

He vuelto, te quería decir que veo raro el blog, uso fire fox, eh!!

Lo que veo es que los elementos de la sidebar se meten en la barra principal.
La foto de los cuentos de Hoffman se mete en el escritorio y el premio de Veinteañera tapa parte del texto.
Tu lo ves así?
Más besos^^

Sureña 5/5/08 16:30  

Me encanta esta conjunción que se os derrama del cuerpo...y claro que tiene miel, y azúcar, y sal, y limón...como tú.

Besicos

AdR 5/5/08 20:35  

Sibyla, me alegra que lo digas y lo sientas así. Sigo teniendo muchos bordes inspirados. Besos :)

Isobel, escribe sin palabras entonces. Besos.

Luna Carmesí, :) Una de esas que dan luz hasta al más oscuro día. Gracias y besos.

Ángel, :) Lo mismo opino de los tuyos, son para empezar las mañanas y para irse a la cama. Un abrazo.

39escalones, y la inspiración la saco de la vida real, la mejor mina de sentimientos. Un abrazo.

Juanjo, Gracias y Bienvenido a Scriptoria, seguiré por tu casa, inspiras. Un abrazo.

Gustavo R., casi te había perdido la pista :) Le echo un vistazo a tu blog de relatos :) Un abrazo.

Leire, En mi pueblo también, vamos... en todos, todos los pueblos del mundo :) Besos

Dianna, No mires por el ojo de la cerradura, tú cruza la puerta y mira de lejos :) que os he puesto sillas plegables, pero sólo para esta escena.

Yo lo veía bien, puede ser la resolución de pantalla, de todas formas ya he colocado las imágenes de nuevo y más pequeñitas. Espero habértelo solucionado :)

Besos

Sureña, y aquí sigo... conjugando los cuerpos derramados, con la miel y el azúcar unas veces, y la sal y unas gotas de limón otras :)

Gracias, besos

Tormenta. 6/5/08 1:20  

Pues sí, me gustas más, no ´sabía que eso pudiera ser posible,parece ser que sí.

Niño, te echaré de menos..
Hasta pronto guapo.

Un beso, y bien dao!.

pati 6/5/08 2:15  

Ahora que nadie me escucha...

Es algo maravilloso ver salir de su cajón lo que tan pacientemente aguardó.

Besos. De miel, sí.

Leire 6/5/08 8:22  

Uy..se descubrió la "enamorada" !!
Ahora...me surgen dudas...después de haberme leído tu blog de cabo a rabo...entiendo..q ...hay dos musas en tu vida??? ais q lío !!! por un lado está "amores y desamores" y por otro "sirena"...o son la misma persona?? perdona por ser tan cotilla! jaja
Besos desde un lugar muy lejano a España.. (como echo de menos mi tierra :( )

Roberto 6/5/08 13:17  

Eres el amo

Sade 6/5/08 14:35  

Que bonita manera de describir un descubrimiento.
Disfrutadlo.

DianNa_ 6/5/08 15:33  

Hoy se ve bien niño, genial ;)
Vale, miraré un poquito.

Besos^^

AdR 6/5/08 16:06  

Tormenta, gracias. Es un halago a la pluma de este escritor enamorado de... bueno, a estas alturas creo que ni siquiera hace falta decirlo ¿no? ;D. Se ve, se lee, se vincula y palpa.

Cuídate por allí por el norte y disfruta, y veré de vez en cuando si has podido escribir algo nuevo :).

Besos.

Pati, ahora que nadie nos mira...

Enséñame de nuevo tu casa. No la he olvidado pero te he dejado palabras por las esquinas dobladas del pasillo, y por los rincones oscuros de las madrugadas. Tengo más.

Besos. De labios.

Leire, :)
Amores y desamores pertenece a posts del pasado. Y esto es de ahora. Para nada cotilla :) Espero haber resuelto tus dudas. Aprovecha las vacaciones y te vienes para España, mujer.

Besos

Roberto, y tú más :) Un abrazo.

Sade, gracias. Y lo que nos dura a ella y a mí :). Un saludo.

Dianna, Genial entonces :).
Sigue mirando. Besos

Alma 6/5/08 17:46  

Dulce muy dulce, bendita conjugación!!

Besos salados

Trini 6/5/08 19:55  

De verdad hijo que pones los pelos de punta al leerte, y no precisamente de miedo:):)

Maravilloso, qué digo, maravilloso multiplicado por dos.

Un abrazo

Kikus 6/5/08 21:47  

Y yo que pensaba que Scriptoria había cerrado el chiringuito...

Me alegra mucho que sigas escribiendo y nos cuentes con tu personalísimo estilo esas pequeñas historias.

Saludos desde Kikades

AdR 6/5/08 23:50  

Alma, tan dulce como la miel (y espero que el texto no me haya quedado muy pegajoso), tan maravillosamente ácido y excitante como la conjugación de un limón :) Muchas gracias

Besos

Trini, espero, en un futuro no muy lejano, causar lo mismo en los pelos de los editores :) Y si no provoco eso, pues oye, ellos se lo pierden, me quedo con vosotros :)

Gracias multiplicadas por 3. Y besos.

Kikus, el chiringo se cerró pero se ha vuelto a abrir cuando el AdR sintió que era la hora :)

Yo me alegro que te sigas pasando por aquí. Abrazos.

Wendyqueridaluzdemivida 7/5/08 7:30  

Hola:
Emmmmm ¿Tienes un poco de sal? Que me he quedado sosa y recurro al vecino... aunque sea de blog.

:)

Un beso, pichón.
Nuria.

Escriptorum54 7/5/08 9:38  

Se me ha quedado corto, con sabor a miel en los labios.

Muy bueno, Adr.

AdR 7/5/08 12:23  

Wendy..., has venido a pedirme sal justo en el post más dulce :) Pero no importa, debajo hay otro donde puedes pillar sal de playa a puntapala :D Eso, eso, vecino... de blog.

Besos :)

escriptorium54, ¿corto? quizás vengan más partes :) Es grato comprobar que mis palabras dejan buen sabor. Gracias.

Besos.

dintel 7/5/08 19:06  

Vivo con el reloj parado hace un par de semanas.

AdR 8/5/08 0:36  

dintel, yo tengo la suerte de tener también el reloj parado, pero no me importa porque ella me corresponde :) Ya lo has leído arriba :) Espero que a ti también te correspondan. Yo desde entonces la veo en todos los relojes parados que me voy encontrando.

Besos

Susana Aliano Casales 10/5/08 6:54  

escribes cuentos
me hablas de tus sueños
y te descubres

AdR 10/5/08 14:21  

Susana, Bienvenida a Scriptoria y gracias por el Haiku :)

Saludos

Σ=o) Pau 20/5/08 7:45  

Si ya escribías lindo cuando te leía y te suponía con una musa, ahora simplemente haces que el amor tenga no solo sabor a miel sino a tinta, me alegra verte feliz y enamorado :) tus inspiraciones son cada vez más hermosas
un beso ronroneado

AdR 20/5/08 18:51  

Pau, enamorado, sí :) Eso le inspira a uno mucho. Por eso he puesto una nueva etiqueta que ya tiene varios posts (Sirena). Gracias por tus palabras. Besos.

Caída de las estrellas 14/7/08 12:35  

:o
*carita*
¡qué final!
que bonito todo, qué tierno...

AdR 20/7/08 21:46  

caída de las estrellas, Bienvenida a Scriptoria y, sobre todo, gracias por leerme tan abajo. ¿Por qué elegiste en esta entrada?.

Muchas gracias. Me paso por tu casa.
Besos.