... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

La Flor del Mal


Si los humanos que ahora quedan vivos sobre la Tierra echasen la vista atrás en el tiempo e intentaran averiguar de qué forma se llegó a la situación actual, apenas conseguirían vislumbrar unos centímetros de la punta de la verdad.

No sabrían que una mujer vestida de negro llegó una noche a la Casablanca, que con sus malas artes (tan bien disfrazadas) consiguió obtener plenos poderes de mano del presidente. Tan sólo recordarían que éste aparecía en televisión cada vez más demacrado y que a partir de ese momento el bastón de mando de la nación más influyente del mundo sería, y cada vez con más frecuencia, empuñado por la mujer de negro.

Quizás sólo un puñado de hombres de los que quedan vivos dudaron durante un segundo de las palabras que la mujer soltaba ante las cámaras, quizás sólo unos pocos. Pero ni uno solo fue capaz de oponerse a sus propuestas. En los próximos meses a su primera aparición en las pantallas los Estados Unidos sellaba alianzas militares con Irán, Libia, Chechenia, Cuba, China, Corea del Norte y Venezuela. Armó a Hamás y entrenó nuevos ejércitos por toda África. En palabras de aquella mujer, toda esa red de alianzas poseía coherencia.

La noche antes de que los Estados Unidos lanzase la primera bomba atómica sobre la capital alemana la mujer de negro se deslizó sobre la mesa del despacho oval como lo haría una enorme serpiente, descolgó el teléfono del presidente e hizo tres llamadas.

En una habló en coreano, en la segunda en chino. En la última dejó notar todo su acento venezolano para indicarle al presidente de su país que acababa de concluir su trabajo.

Y aquella noche, la mujer cuyos sueños se cumplían, soñó que el mundo, tal y como lo conocíamos, terminaba destruido por cientos de bombas atómicas y que ella moría pulverizada bajo el calor infernal de una de ellas.

-.-
Feliz Noche (que no fin del mundo) a todos

*foto de aquí

20 Comentarios | Escribe el tuyo:

guillermo elt 31/12/10 16:33  

Si es que no tenemos remedio.

La mejor victoria de los seres del Mal, es que no creamos en ellos.

FELIZ AÑO NUEVO, y que tus musas sigan tan cariñosas contigo.

Un Abrazo Grande.

Aniki 31/12/10 17:41  

Hola, AdR, te deseo un muy feliz año 2011, lleno de felicidad, salud y amor, ah, y relatos, muchos relatos.

Besos.

Susana 31/12/10 18:24  

Pues espero que este relato no sea predictorio, porque tengo muchos planes para los próximos dos años....

Un abrazo, feliz noche, y mejor comienzo de año.

Arya 31/12/10 18:54  

Paz.. como la que inspira tu fotografia.

Mi luz y buenos deseos para ti este Nuevo Año!

Carlos 31/12/10 20:05  

¿Chave una cosa? Esta noche precisamente habrá mas mujeres vestidas de negro que nunca, esta noche precisamente he visto en tele un anuncio de Casablanca, y esta noche he escuchado a un político hablar de coherencia!
Dime que no son mas que coincidencias porfa!

Bueno, el planeta está a punto de dar una nueva vuelta al Sol y a este paso como sigas escribiendo así pronto te veremos recibiendo un planeta :)

¡Un abrazo y muy feliz año quillo!



*Además que el mundo no puede acabarse sin que suba el Cádiz

dintel 1/1/11 10:13  

Feliz Año y Prósperas Puertas!!!!

TriniReina 1/1/11 10:38  

Lo que prueba que, mujeres así, nunca debieron nacer:)

El relato es magnifico. Te felicito

Un abrazo y muchas felicidades en este 2011 que recién estrenamos.

Belén 1/1/11 11:45  

Siempre nos las arreglamos para que las cosas no estén del todo bien.. hasta después de la noche del fin del mundo...

Besicos

Elèna Casero 1/1/11 19:11  

Feliz año, Ángel. Aunque nos has dejado un último relato estremecedor. Esperemo que esos designios no se cumplan nunca

Un beso

Elèna Casero 1/1/11 19:11  

Feliz año, Ángel. Aunque nos has dejado un último relato estremecedor. Esperemo que esos designios no se cumplan nunca

Un beso

Miguel Baquero 2/1/11 12:24  

Las armas más letales son las armas de mujer. Feliz año y espero que no sea tan apocalíptico como nos lo presentan

Sonámbula 2/1/11 15:03  

Me encantan tus relatos de Dante's Inferno. Felicidades! y ya de paso, Feliz año nuevo también :)

Por cierto, he visto que has editado tu mismo un libro! Qué trabajazo! Pero voy a aprovechar para lanzarte una idea que seguramente ya haya pasado por tu cabeza, pero por si acaso. ¿Has pensado en publicar para ebook? así la gente solo tendría que descargarse el libro, que esás cómodo, y ahorrarías el trabajo de publicación y distribución de libro. En EEUU es algo que funciona muy bien, hasta el punto de que amazon vende más en formato digital que libro físico... A mi también me gusta mucho tener libros en papel... pero hay que aprovechar las nuevas tecnologías :)

*Sechat* 2/1/11 16:52  

¡Qué mal cuerpo me ha dejado tu particular visión para fin del año!

Sea como sea, un besazo.

Wen 2/1/11 19:02  

Jodo!
Un besote Ángel, Feliz Año y todas esas cosas :)

39escalones 4/1/11 8:41  

Nada mejor que empezar el año optimistas...
Que usted lo pase bien, y que el próximo podamos felicitarnos haber durado uno más y permanecer intactos.
Un abrazo.

mi nombre es alma 5/1/11 17:05  

Cada instante y a veces sin darnos cuenta (o si) ponemos una nueva pieza de esa bomba que nos destruirá.

Antonia Martínez 5/1/11 17:43  

Yo he soñado varias veces que se acaba el mundo. Un sueño que se me repite aunque no siempre de la misma manera. Y la verdad, me levanto a la mañana siguiente como si fuera yo la que se ha quedado hecha polvo y vuelve a rehacerse. Es reconfortantísimo....

Oréadas 5/1/11 21:56  

Ángel me encanta el color negro es muy elegante y convina con todo pero para el final del mundo no sé si incluso me quedaría en pijama todo el día jeje.
Un beso y feliz año nuevo :-)

Juanjo 6/1/11 20:16  

Y Feliz año 2011. Esperemos que no sea tan apocalíptico como describes, pero que traiga relatos tan buenos como éste.

AdR 11/1/11 12:39  

guillermo, pero al final se cree, se cree.

Abrazos.

aniki, igualmente.

Besos.

Susana, yo también tengo planes... a ver qué pasa :D

Besos

Arya, la fotografía sí, pero el relato... como que no :)

Besos.

Carlos, mujeres de negro hay muchas, pero no todas tienen la mala sangre de esta, claro.

Un planeta... ¡ja! Me compraré una bola del mundo de esas de las que tenía cuando era pequeñito, hace nada, vamos.

P.D.: :D Creo que el mundo acabará antes de que el Cádiz suba de nuevo :D

dintel, lo de las puertas me ha gustado. Igualmente.

Besos.

Trini, nunca, nunca.

Igualmente. Besos.

Belén, después de esa noche todo vuelve al inicio. Partiremos de cero entonces.

Besos.

Elena, yo espero lo mismo.

Besos.

Miguel, y yo creo que un mundo gobernado por mujeres sería más coherente y lógico. Aunque como se cuele una como esta... chungo.

Abrazos.

Sonámbula, cuánto tiempo :) Gracias por seguir leyéndome.

Pensé lo del ebook, y alguna tontería sacaré, pero para el poemario en cuestión quería que fuese en papel y limitado ;) Gracias por la sugerencia, miraré también Amazon.

Besos.

Sechat, a mí también :D

Besos.

Wen, eso, todas las cosas también :D Igualmente.

Besos.

39escalones, igualmente. Y en cuanto a lo del optimismo... bueno, se empieza un mundo nuevo y ya está :D

Abrazos.

mi nombre es alma, llevas toda la razón.

Besos.

Antonia Martinez, visto así está muy bien. Yo he soñado a veces que me asomaba a la ventana y presenciaba el fin del mundo. Y yo tan tranquilo como si viese pasar al sereno :D

Besos.

Oréadas, :D Es cierto, el pijama es mucho más cómodo para evaporarse.

Besos.

Juanjo, gracias, igualmente. A ver cómo serán los relatos de este año... No tengo ni la más remota idea de qué escribir :D

Abrazos