... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

El escritor atormentado

"Así largamente porte tu alma
sus miembros, continuó aquel todavía,
y así después brille tu fama,

dinos si cortesía y valor aún moran
en nuestra ciudad como solían,
o si del todo han sido echadas fuera
.
"
La Divina Comedia. El Infierno, Canto XVI. Dante Alighieri.

Diciembre, 2012. Un año después de las bombas.

Yo tenía un apartamento en Brooklyn. Era escritor, ahora no, ahora vago en mitad de esta devastación, al norte de lo que antes fue Nueva York, y mis libros se han pulverizado junto a la vida de millones de personas. Mataría por una pluma llena de tinta, por unas páginas de papel en blanco y un cigarrillo. Yo fui el culpable de la muerte de aquel poeta enamorado. Aquello no fue un ajuste de cuentas, no. Tuve que pagar a aquel rumano para que lo matase y no le revelase a aquella mujer su don, pero... llegué tarde, demasiado tarde. Él ya lo había hecho y no fue consciente del uso que ella haría de su poder. Cuando quise eliminarla ya había escalado demasiado alto.

Cuando Dios desapareció tras la gran tormenta sus dones divinos se repartieron entre varias personas, eso me contó el poeta. También me dijo que él podía ver el futuro, me habló de la venezolana, me dijo que en la India vivía una mujer con un don maravilloso, que James y el cosechador darían conmigo y me advirtió de que debía usar mi poder con sumo cuidado. Al principio no tenía ni idea de lo que me estaba contando... Siempre me he preguntado si sabría que yo iba a ser su asesino.

Puedo controlar la naturaleza. Ese es mi don. Al principio no fui consciente de mi poder y provoqué los terremotos de Haití y Chile, el tsunami de las costas de Sumatra e inundaciones en Pakistán, en China... y diversas catástrofes por todo el planeta. Ahora puedo hacer que nieve semanas enteras en el Sáhara, puedo hacer crecer una montaña en mitad de un lago, que lluevan ranas en el Pacífico o que siempre luzca el sol en la Antártida.

En el último año he salvado a miles de personas de la lluvia radiactiva y de otras consecuencias de las bombas pero... nunca es suficiente.

Desde la ventana de esta destartalada cabaña recuerdo quién era yo antes de que Dios nos dejase. En la línea de un horizonte baldío se recortan dos figuras, una parece más pequeña que la otra. Se dirigen hacia aquí, caminan cansadas, al paso de una de ellas parecen brotar... árboles.

*foto de aquí.

19 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 23/12/10 12:57  

Bueno, ya se va perfilando el final. Los dos capítulos restantes me van a resultar un poco difíciles de escribir para que no suene todo tan precipitado. Después del final habrá un epílogo.

El Gaucho Santillán 23/12/10 16:49  

Que bien relatado, sinceramente.

Atrapante.

Que tengas felices fiestas, amigo.

Un abrazo.

Arya 23/12/10 17:12  

Tanto como el texto me gusto la fotografia.

Un saludo y buenos deseos para ti, Felices Fiestas1

César Sempere 23/12/10 18:22  

Felices fiestas y un mejor año.

Un abrazo,

Belén 24/12/10 0:57  

Joe... la pluma que tiene vida, qué bueno!!

Besicos

Carlos 24/12/10 1:38  

Al llegar al final y leer lo de las dos figuras me imaginé al Quijote y a su fiel Sancho cabalgando sobre la locura, pero es que lo que cuentas es tan cuerdo, tan bien narrado y tal como está el mundo, tan creible que lo de un año después de las bombas casi que asusta en época de buenos deseos (que luego ni se cumplen :))

Pero eso sí, sigue escribiendo porque nunca nos es suficiente :)

Un abrazo y muy Felices Fiestas quillo!!

TriniReina 24/12/10 8:34  

Si brotan árboles a su paso, ha de ser alguien bueno. Como bueno es este relato y serán los dos que faltan.

Abrazos y felices fiestas

Susana 24/12/10 10:03  

Pero hombre, no pares ahora! En fin.... habrá que seguir esperando.

Un abrazo, con mis mejores deseos navideños.

Mariona 25/12/10 12:42  

Que don tan terrible......



Cuídate, escritor.

Dara Scully 27/12/10 4:19  

mientras no me toque Laponia, por mí como si hace llover caracoles en Singapur.


(tengo que releérmelos todos de seguido, que con el paso del tiempo
se me olvidan cositas)

¡sonrisa!

guillermo elt 27/12/10 20:36  

Venga, venga... a poquito a poco... y no te hagas la víctima... jajajajaja... Es broma, no puede salirte, nada más que tan genial como nos lo estás publicando.

Un Fuerte Abrazo.

Mary 27/12/10 21:53  

Muy bueno, ADR... y esperando la continuidad...

Felices Fiestas

un beso

Mary 27/12/10 21:53  

Muy bueno, ADR... y esperando la continuidad...

Felices Fiestas

un beso

Sara 28/12/10 19:30  

Te está quedando muy muy bien. Esa mezcla de realidad con ficción le da un toque muy bueno, pero quizás condicione un poco cronológicamente el relato (ya se sabe lo mala que es la memoria histórica). No obstante, me gusta.
El estilo sencillo de la narración es todo un acierto. Una historia tan compleja necesita un empujoncito ;) De todas formas, creo que cuando esté todo junto y rematado, el resultado va a ser de sobresaliente.
No esperaba menos de un escritor tan brillante como tú.

Felices fiestas ;)

Nayuribe 28/12/10 21:08  

Ya voy entendiendo la historia... aunque a veces me piedo porque han habido muchos personajes e historias... jejeje

besitos

mErL 30/12/10 11:57  

Un Don muy oscuro, don sin piedad, como en sueños desfigurados y obtusos.

Un abrazo.

Iraunsugue_Eternia 30/12/10 16:34  

Esta vez tus palabras llevan imágenes...seguramente porque tus letras saben crear por si solas un mundo aparte...

Un beso escritor y felices fiestas.

AdR 31/12/10 16:47  

El gaucho, vaya, gracias :). Igualmente para ti.

Abrazos.

Arya, Me costó dar con la foto que quería. Soy muy perseverante con eso :D

Besos.

César, eso, que sea mejor que este que se va. Lo mismo para ti.

Abrazos.

Belén, no entendí eso de la pluma y la vida, querida.

Besos.

Carlos, es cierto, los buenos deseos parecen que se olvidan el mismo día 2 de enero. Intento hacer lógica una historia de ficción fantástica. Creo que el final va a resultar un poco forzado... difícil lo tengo :D

Abrazos. ¡Igualmente!

Trini, un borracho muy bueno :D De Cádiz :D (lo puedes leer en el post: El Cosechador) :P

Besos y felicidad.

Susana, ya casi está el final. En una semana...

Besos y felicidad.

Mariona, sí, es un arma destructiva si se quiere. Bienvenida :D

Besos.

Dara, a Laponia es difícil tocarla pero... resulta tan sugerente...

(¡se me olvidan hasta a mí! jijiji)

Besos.

guillermo, yo sólo os pediré al final vuestra opinión de la serie. Acataré las críticas, aunque sean muy duras :D

Abrazos.

Mary, ya está publicada la continuación. Queda... el último y el epílogo ;)

Besos.

Sara, cierto. Puede haber alguna catástrofe natural anacrónica, pero bueno... si decido convertir esto en relato largo o novela corta me documentaré bien antes :P

¿Brillante? ¿Escritor? Creo que te has confundido de persona :D

Besos, y felicidad.

Nayu, no te preocupes que al final haré un post con todos los enlaces a los relatos ;)

Besos.

mErl, cierto, don con su parte benévola y maligna. Como todo escritor suele tener.

Abrazos.

Iraunsugue E., yo espero que ese mundo no esté tan apartado del real para que pueda alcanzarlo cada vez que me plazca.

Besos y felicidad.

Juanjo 6/1/11 20:11  

Me parece una serie maravillosa, que espero releer entera cuando termine. Seguro que gana mucho leyendo todos los capítulos juntos.

Un abrazo.