... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Tiempo para Decir te quiero

"tic tac, tic tac...
... tic
... tac"

Y entonces el aire dejó de sonar, las manecillas bajaron los brazos y cayeron blandas por la fuerza gravitatoria de las palabras que faltaban entre ambos, hacia abajo... hacia el número 6, y éste cayó al suelo, roto por el impacto de la punta del minutero.

Ella volvió a mirarle y él continuó en silencio, sentado. Entonces ella se levantó y, antes de salir por la puerta, le dijo sin soltar una lágrima:

- Se acabó. Tuviste tu tiempo. Fin del cuento.

*foto de aquí

37 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 4/4/09 22:29  

Pasad buena semana y ¡cuidado con la carretera!

¡Nos vemos a mi vuelta!

Druida de noche 4/4/09 22:43  

Como siempre, breve y contundente...

Muy bueno...

Sureña 4/4/09 23:15  

Como el reo de guerra que sabe que va a ser fusilado... y baja los brazos, cierra los ojos y se deja vencer, igual que las manecillas del reloj.

A veces es bueno que el 6 se rompa, y que el cuento se acabe...
Siempre habrá tiempo para volver a escribir.

Disfruta mucho :)

Besicos

el angel de las mil violetas 4/4/09 23:20  

Pues muy bien que hizo. Se puso en su sitio y se acabó el tiempo.

Besos y buena semana santaa!!

Mary 5/4/09 1:12  

Ay, que abandonadito te he tenido, mi querido ADR, pero yo soy muy obendiente y me tomo al pie de la letra eso de "necesito que sientas", así que he dejado que pasaran las tormentas del alma para leerte como pides...

En cuanto a tu texto.... esa espera es dura, muy dura... tanto que cuando llega la decisión, llega para siempre. Esperar y esperar un Te Quiero, es saber que nunca va a llegar.... es querer tener espseranza, no tenerla.

un besito y buen viaje.

Mita 5/4/09 4:00  

Me inquieta tu obsesión con los relojes.
Besos,

Σ=o) Pau 5/4/09 7:27  

Luego de ver un reloj sin manecillas destrozado y ahora uno que su tic tac baja la guardia y se resigna es tremendo... y es que acaso un Te quiero si tiene tiempo o límite? o acaso somos nosotros que no nos atrevemos a decirlo y lo limitamos dejando que su último tic tac no suene?...
Lo bueno es que siempre te dan ganas de cruzar el río aunque su caudal sea fuerte ;)

Descansa y disfruta tu descanso!!!!!!! :D

besos ronroneados ^_^

charlotte 5/4/09 8:44  

Impresionante. Me dejaste sin palabras...

Susana 5/4/09 9:56  

Éste es, con alguna pequeña duda, el relato que más me ha gustado de los que te he leído....
Sigo pasando por aquí.
Abrazos.

Belén 5/4/09 10:14  

Pásalo genial allá donde vayas querido.. tu tiempo no ha hecho mas que empezar, de eso puedes estar seguro!

Besicos

Svor 5/4/09 12:42  

cuando el aire deja de sonar, no hay nada que hacer, siempre es el fin del cuento.

emperatriz 5/4/09 14:50  

Siempre tan acertado. Un relato escueto, que va directo al corazón que lo entienda.
Y cuando se acaba el cuento... Qué se dice o se hace después?

TriniReina 5/4/09 15:07  

Un tiempo que, acaso nos pese, con el tiempo...

Un abrazo
Feliz Semana Santa

Eria.. 5/4/09 19:08  

Disfruta Adr. A veces para empezar, hay que terminar primero.Besitos varios.

sueño 5/4/09 19:27  

Supongo que al final debería de poner Fin. No??

Las palabras a veces se quedan cortas ante lo que queremos decir. Pero en este caso palabras tan escuetas, creo que no pueden decir más.
Es triste como a veces dejamos pasar el tiempo sin hacer nada.
Todo, absolutamente todo para ser felices lo tenemos en esta vida. Sólo hay que cogerlo o alcanzarlo.
Esperar otra cosa es una estupidez.
Que nadie nos robe nuestro tiempo¡
Un abrazo.
Me ha encantado.

belita 5/4/09 22:11  

Tras leerte me pregunto como es posible que a veces nos cueste tanto expresar lo que sentimos.

Besitos y disfruta del descanso.

Carlos 5/4/09 23:09  

El tiempo, es increible todo lo que puede albergar esa palabra. Tan eterno y tan breve, como esas dos palabras, que pueden durar segundos o toda una vida.
Los relojeros transforman el tiempo en una máquina, tú en seres vivos, testigos no mudos con su tic tac del complicado mundo humano.
El tiempo en dos palabras. :)

Un fuerte abrazo, cuidate mucho, disfruta a tope de estos días y nos vemos a la vuelta mago de la Bahía!!

dintel 6/4/09 5:51  

Me encantan los significados de "fin del cuento".

Angel 6/4/09 8:19  

Vaya final no?? ains...

berrendita 6/4/09 10:34  

Me falta tiempo para leerte. Me sobra para decirte que, a mi manera, te quiero.

Pásalo bien, con o sin tildes. :)

Penélope 6/4/09 13:12  

No sé por qué pero la he entendido perfectamente.
Hay un tiempo para las cosas...
Sobre todo para ciertas cosas.
Y también será porque me ha recordado lo dura que es la
espera...



Un beso



P

guillermo elt 6/4/09 16:43  

Jo!... que yo creía que iba a coger el minutero y se lo iba a clavar en to lo alto... jajaja.

Un fuerte abrazo y disfruta.

Daniel H. M. 6/4/09 21:39  

Hay que ver cómo son, jejeje.

Mr Blueberry 6/4/09 23:29  

Ya pero es que a veces es tan malo no decirlo, como decirlo antes de tiempo...Yo me lo tengo que pensar mucho para decirselo a alguien tío...

Abrazotes

Wen 7/4/09 10:40  

Ohhhhh...
Que pases un feliz puente :)

Aljana 7/4/09 12:07  

Sin lugar a duda, para decir te quiero no hay que esperar ni un segundo, hay que dejarse llevar y “soltarlo” sin más, pero muchas veces se tiene miedo, miedo al sentimiento, a no ser correspondido, miedo a ser feliz…

Proyecto de Escritora 7/4/09 12:08  

A veces esperamos tanto, que cuando queremos decirlo, ya es tarde...

Un saludo!!

39escalones 7/4/09 13:33  

Tremendo final. Para una vida, para un amor.
Abrazos.

Silvia_D 7/4/09 17:19  

A veces... qué cruel es el tiempo...

Besos, shikillo

Camille 8/4/09 10:57  

Me gusta.
Sin concesiones.
El tiempo no las tiene...

Besos y buen viaje!

Iraunsugue_Eternia 9/4/09 17:54  

Curioso, volver y encontrarme este texto que nada tiene que ver conmigo al ser escrito y en cambio me siento sueña de la última frase y hasta el sesis que en añicos se muere en el suelo sin aguja que le marque.

Echaba de menos este rincón, no sabes cuanto. Un beso fuerte.

Nayuribe 9/4/09 20:01  

Pues si... llegó el fin del cuento, como ya lo sabes...
besitos

Óscar 12/4/09 10:55  

La mejor palabra es la que queda por decir...

Buen ritmo para tan pocas letras. Saludos,

Óscar

AdR 12/4/09 13:18  

ESTO PODRIA SER autobiográfico... si se cambian los personajes y también...

...
bueno, ¿para qué voy a aclararlo? No deja de ser una pieza más del enorme puzzle que se esconde en los cajones de Scriptoria :)


Druida..., gracias :)

Abrazos

Sureña, adoro que hayas visto al reloj como un reo de guerra. Eso es que vas comprendiendo a la perfección este Dodecaedro, y que no te detienes sólo a contemplar lo que les pasa a sus protagonistas en carne y hueso.

Roto el 6. Y sigo escribiendo :)

Lo hice. Mucho :)

Besos.

El ángel..., yo también pienso que lo hizo bien :)

Besos.

Mary, no pasa nada, mujer :) Espero que esas tormentas pasaran del todo ¿eh? Esperar un te quiero y cualquier cosa es... justo lo que dices: alimentar una esperanza sabiendo que no se va a alcanzar.

A vivir.

Besos.

Mita, ¡y a mí! :) No puedo parar de pensar en ellos.

Besos.

Pau, los te quieros no deberían tener tiempos ¿verdad?. Es más... a veces pienso que no deberían existir en palabras.

El caudal es fortísimo :)

Besos.

charlotte, espero que se hayas visto al reloj bajar los brazos :)

Gracias.
Besos.

Susana, vaya. Gracias. Lo celebro :) Yo encantadísimo de que pases.

Besos

Belén, justo. ¡Me conoces! Siempre estoy empezando :)

Besos.

Svor, me gusta que te hayas detenido a comentar esa expresión :)

Besos.

emperatriz, directo e interpretado de mil maneras.

Entonces se empieza otro. Si yo soy un cuentista... ¿o era cuentacuentos?

:P

Besos.

Trini, es posible, sí. El pesar siempre va unido a las manecillas.

Besos.

Eria, siempre :)

Besos.

sueño, ¡eso!: Fin del cuento :)

Es triste eso, sí. Hacer nada es... aprender esperando. Tú lo has dicho, todo para ser feliz lo tenemos cerca, sólo hace falta alargar la mano y alcanzarlo.

Gracias.
Abrazos.

belita, yo también me lo pregunto. Nos callamos y puede que no amanezcamos mañana. Es muy triste.

Besos.

Carlos, como un mar o un océano :)
Me estoy dando cuenta que con estos relatos cortos, y comentarios como los tuyos, cobra más sentido un relato largo que escribí hace años.

Espero que algún día salga a la luz :)

Abrazos.

dintel, todos los que le quieras dar :)

Besos.

Ángel, radical.

Abrazos.

berrendita, ¡toma ya! ¡Qué bonito! :D Ya vi que no posteabas a menudo. Tranquilidad, seguimos cada uno a nuestro ritmo :)

Con tildes, con tildes.

Besos.

Penélope, yo también pienso que hay un tiempo para ciertas cosas.
Durísima.

Besos.

guillermo, XD Qué bestia... pero no es mala idea, ¿eh? El devolverlo clavado al reloj, digo :)

Abrazos.

Daniel, ¿Quiénes? ¿los hombres? ¿las mujeres? ¿los relojes? :D

Abrazos.

Mr. Blueberry, justo. ¿Y qué reloj te dice que es ese tiempo? Yo también. Ya no es como antes. La vejez, chaval, la vejez... ;P

Abrazos.

Wen, ¡semana! ¡lo hice! :) Espero que tú también.

Besos.

Aljana, ¿de veras?... el miedo es un mal compañero, yo he convivido tanto con él que ya lo tengo como amigo íntimo :)

Yo me he dejado llevar algunas veces y... bueno, sigo :)

Besos.

Proyecto de Escritora, bienvenida a Scriptoria. Justo lo que ha pasado en el relato corto. Tarde para muchas cosas.

Me paso con tiempo por tu casa

Besos.

39escalones, tremendo, sí. Es dar la vuelta y tomar otra dirección.

Abrazos.

Silvia, cruel y necesario.

Besos.

Camille, sin ellas. Se nota que entiendes de esto :)

Besos.

Eternia, yo creo que todos nos sentimos identificados de una u otra manera. Pobre 6... yo también lo pienso.

Yo también echaba de menos tus comentarios.

Besos.

Nayuribe, empezará otro, amiga. Empezará.

Besos

Óscar, ... y muchas veces nos callamos.

Espero no perderlo :)

Abrazos.

veinteañera 14/4/09 12:55  

Los tiempos no deben cronometrarse, porque sino los seis de los relojes terminan muriendo con forma de nueve en suelos de arena.

Para algunas cosas no hay tiempo ni medida.

Juanjo 15/4/09 21:26  

Yo lo hubiera acompañado de un gong o de una sirena, pero la bajada de manecillas me parece perfecta. Ni una mano, ni una manecilla para el desamor. Ea.

AdR 20/4/09 10:52  

veinteañera, me ha encantado lo de con forma de 9, era la imagen que os quería crear :)

Llevas toda la razón.Besitos.

Juanjo, ni una, aunque aquí el reloj se resiente y baja los brazos rendido. Aunque sin gong, que también hubiera estado muy bien.

Abrazos