... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Carta al Corazón

fuente de foto (captura vídeo 8mm): AdR

Tío J., sé que aunque te entregue esta carta jamás la leerías como todos la podemos leer. Pero no me cabe duda de una cosa: me darías las gracias con un abrazo de oso acompañado de uno de tus besos. Porque esa es tu forma de agradecer las cosas. Es que... ya lo sabemos todos, no puedes usar las palabras; no puedes leerlas, ni tampoco pronunciar con tu musicalidad escondida sus sonidos melódicos. Porque desde tu nacimiento ocurrió así. Elegiste sin querer nacer sin voz y sin oído, pero yo creo que, para compensar esa insignificante falta, viniste al mundo con un corazón más grande.

No tuviste tiempo tan siquiera para aprender el significado de ese extraño lenguaje de signos. Miento, tuviste tiempo, pero preferías regalárnoslo. Así que inventaste el tuyo propio, tu propio lenguaje, leyendo en nuestros labios con tu cariño y tu ternura. Que no nos faltase de nada, ni una de tus risas en la playa.

¿Te acuerdas? Tú me enseñaste a nadar entre aguas turbulentas. Y cuando lo cuento todos preguntan sorprendidos:

- ¿Tu tío J.? ¿El sordomudo?.

Y yo les digo que sí. Que tú me enseñaste a permanecer a flote. Lo recuerdo tan nítido y cercano que cuando me tumbo bocabajo todavía siento la palma de tu mano sosteniendo mi vientre y llevándome hacia adelante, siempre hacia adelante por la superficie para que moviera mis brazos y avanzara por el agua de nuestro océano, sin miedos.

¿Recuerdas la primera vez que fuimos a la playa en bicicleta? A mi madre le daba miedo que fuera contigo. Tú me acababas de enseñar a montar en mi nueva bici y el trayecto hasta la playa era un poco largo, con algunas cuestas de carretera y con algún coche pasando junto a nosotros. Y me dejabas pedalear delante de ti, para no perderme de vista, y yo a mi ritmo, y a mí me daba miedo porque tú no podías oír a los coches acercándose. Pero jamás perdiste mi rueda y mis dubitativas manos sobre el manillar tembloroso.

¿Sabes con qué momento me quedo? Con aquel en que pude avanzar por primera vez más de diez metros a pedaladas limpias y fuertes. Tú corrías detrás de mí, sosteniendo con tu mano mi sillín, entonces me soltaste y me vi pedaleando en solitario, casi volando, y miré atrás un segundo para verte y tu mano permanecía con ese gesto congelado, la palma hacia arriba, como cuando me enseñabas a nadar.

Me quedo con eso tío J., con ese surco invisible en el aire que siempre nos ha unido.

Mira, no voy a leer más esta carta. El día en que me faltes quiero poner estas palabras en el mejor papel que encuentre. Lo lacraré y lo meteré con nuestras risas en el bolsillo de tu último traje. Así la podrás leer cuando quieras como tú solo sabes. Como tú me enseñaste a leer, con el corazón.

36 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 25/2/08 19:28  

Que sí, que sí, que podéis reíros a mandíbula partida... que ese de la foto vestidito de flamenco agitanao soy yo de pequeño en la feria de mi pueblo

XD

Sureña 25/2/08 19:33  

Y tu tio se irá más feliz de lo que lo haya sido nunca... y mira que eso tiene que ser difícil, porque me da a mí que lo habéis hecho muy feliz.

Tiene gracia, el protagonista de mi último post, aunque no lo digo, también es mi tio J....

Pero lo que tiene aún más gracia eres tu de gitanillo!! que estás pa comerte!! jajaja

Besicos

Belén 25/2/08 19:51  

Pues precisamente no me río, estoy enternecida total...

Besos

Argan 26/2/08 0:33  

Espera....

Juaaaassss!! jajajajajajajajajaja XDDDDDDDDDDDD!!!!! jajajajajajaja
jajajajajajaja jijijiji... espera espera... el aire... jajajajaja...
xDDDDDDDDDDD... pero miralo!!! la primera imagen de mi paisano y va disfrazado de jerezano!!! jajajajajajajajajaja!!! vale vale, ya me tranquilizo ya...

Muy bien... ahora voy a leer el post otra vez... para emocionarme otra vez, para recordar cuando yo me pegaba los trompazos con mi bici, para acompañarte en tu cariño hacia tu tio, en el mio por mi abuelo... y para aprender como escribir de memoria, sobre mi memoria, sin esfuerzo y con ese toque mágico que le das.

Y ya luego si eso... comento algo.

Un saludo

Libelula 26/2/08 7:36  

Lo importante no es lo que nos limita, sino lo que nos hace libres.

Anónimo 26/2/08 7:46  
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
39escalones 26/2/08 8:23  

Nada de risas, resulta muy conmovedor, un espléndido homenaje.
Un abrazo.

Angel 26/2/08 9:22  

La carta es entreñable sinceramente, se le ponen a uno los pelos de punta.
Pero la foto jejejejejeeje, esta guay esta guay.

Evinchi 26/2/08 10:01  

Reirnos??? Sí, fué la primera intención, pero ha sido empezara a leer, y ha aparecido el nudo que me sueles poner en la garganta cuando haces este tipo de posts.

Dicen que cuando falta un sentido, se agudizan los demás, a tu tío que le faltan dos, pues debe ser una persona superespecial.

Un besazo para los dos.

pd. deja de ponerme el corazón a flor de piel niño. :)

LaRaK 26/2/08 14:02  

Precioso.
Los niños son así de sabios, se dejan llevar por la intuición, seguro que no tenías tanto miedo por su discapacidad cuando te enseñaba a montar en bici como recuerdas ahora.
Para ti fue muy bueno, pero para él sería aún mejor.

Besos.

LaRaK 26/2/08 14:02  

Precioso.
Los niños son así de sabios, se dejan llevar por la intuición, seguro que no tenías tanto miedo por su discapacidad cuando te enseñaba a montar en bici como recuerdas ahora.
Para ti fue muy bueno, pero para él sería aún mejor.

Besos.

Ruth 26/2/08 18:08  

Muy bonito. Sin nada más que añadir. ;-)

Arcángel Mirón 26/2/08 18:40  

Los modos de comunicación son infinitos.

Es una historia muy conmovedora.

AdR 26/2/08 21:11  

Sureña, lo de gitanillo no tiene nobre, desde luego ponerme a mí ese traje... con lo poco flamenco que yo soy... :) En el vídeo me parto, vamo...

Besos

Belén, "mujé" pero ríete un poco al menos, te dejo que te recrees en la foto :D Lo de mi tío J. es que es otro mundo. Besos

Argan, ahí, ahí, a mandíbula "partía"... si es que yo sabía que el paisano lo iba a entender...

Gracias por lo del toque mágico, si no fuera por lo que he vivido... no lo tendría. Un abrazo.

Libélula, y mi tío me hizo más libre, nadando y montando en bicicleta conmigo. Guardo más momentos... pero me los quedo... por ahora. Besos

39escalones, sí... es el homenaje que él se merece. Pero lo de la foto... vamos, que todavía se lo recuerdo a mi madre y ella se echa a reir. Si es que era como un monito (de feria), vamos :) Abrazos.

Ángel, me costó mucho escribirla, pero lo tenía que hacer.

¿y qué me dices del pañuelito blanco colgando de la cintura? Es que los detalles hay que cuidarlos, todavía conservo el traje... fítetu. Un abrazo.

Evinchi, yo siempre quise aprender a hacer nudos marineros... y ¿sabes? recordar eso me ha dado para otro post... si es que gracias a vosotros me salen las cosas... :)

Mi tío J. es único :)... "como todos los tíos" dirás. Pero no, mi tío más :P. Besazos

P.D.: Pues no sé yo si dejar de poner los corazones a flor de piel, ¿eh? no sé yo.

Larak, yo temía más por él que por mí. Pero mira, se ha recorrido miles de veces los alrededores del pueblo él solo y nada más que se ha caído una vez :) Besos

Ruth, muchas gracias. Besos

Arcángel Mirón, Si es que hasta en la foto hay comunicación entre los dos... :) Besos

ISOBEL 26/2/08 21:33  

yo estoy llorando y sonriendo de amor, lo primero que se me vino a la cabeza cuando leía, es eso de... si no puedes entender una mirada... un beso que me has dado en las entrañas.

Phede 26/2/08 22:32  

Hola ADR!

Muy curioso tú de pequeño y así vestido. jejeje! Te dije hace un tiempo que quería hablar contigo de temas literarios, y te lo vuelvo a pedir, porque necesito consejos para escribir. Agrégame a tu msn y hablamos, ok?

Un abrazo

ISOBEL 26/2/08 23:01  

yo otra vez...que para mi eres coji, el tripulante de sueños, se me olvido decirte que tengo un abrazo para ti

BORJA F. CAAMAÑO 27/2/08 0:05  

Realmente precioso y entrañable.

Por cierto, ¿te has preguntado que alguna vez que tiene que ver lo entrañable con las entrañas, es decir, con los intestinos e higadillos?

Una curiosidad un tanto risible... ¿no crees?

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado, prometo venir más a menudo a partir de ahora; he estado un poco ocupado.

Trini 27/2/08 8:43  

No, Scrip, tú no sabes bailar las penas, tú sabes escribirlas. Las penas y la vida.

Me ha emocionado esta carta del corazón.
Una persona ejemplar, sin duda, tu tío J.

Abrazos

Trini 27/2/08 8:44  

PD: Menudo estilazo flamenco que tiene el niño:):):)
Eso es, con salero, que no se diga.

dintel 27/2/08 9:56  

Me ha gustado... y la foto también, ejem....

Ispilatze 27/2/08 11:00  

Pues yo sonrío
¿vale sólo eso?
... esas sonrisas...

y me quedo embobada en las brazadas de tus palabras, encadenada al avanzar de las ruedas (nuncamástorpes, graciastíoJ.) de tus recuerdos.

Qué bonito.
...
...
...
y tomo aire, porque vengo a convocarte y casi me parece que invado un espacio inmerecido. Vengo a anunciarte que te espera una bienvenida en el nuevo blog AKELARRE, que ya ha abierto sus puertas.
Ven cuando puedas, comenta, y si te queda magia (y tiempo) anímate a participar, a tu ritmo, a tu manera...
La url del sitio es: http://akelarrebrujo.blogspot.com
así que cuando encuentres el disfraz (yaséquediannateayudaráconelnombre), acércate, por favor.
Allí te esperamos.
Aquí te encontramos.
qué suerte!
:)

DianNa_ 27/2/08 11:28  

Eres un trasto, me cuesta ver hasta la pantalla, me has hecho llorar!!

Hay tanta ternura y tanto amor en todas tus letras...

Que bien me caes, me caen bien todas tus formas, desde la tierna que me hace estremecer de emoción , hasta la de bicho que usas para hacerme partir de risa.
Para mi eres un sentimiento con patas (vaya descripción.Es que yo no soy tan buena como tú juntando letras, pero es de corazón)
Que te haces querer, brujo Zeus, que ya te puse nombre, si no te gusta , te lo buscas tú jajajajaj.
Que yo ando que ya ni me encuentro.

Besos Maligna^^

Mariano Zurdo 27/2/08 11:58  

Pues a mí se me han quedado unas lágrimas colgadas de los ojos refrescando la sonrisa que me has provocado.
A veces nuestra mayor fortuna son las personas que nos han rodeado. O siempre.
Besitos/azos.

emma woodhouse 27/2/08 13:23  

Pues me rio con toda las ganas... Qué mono con el traje de gitano!!!!


Plas, plas, plas!!!

Besos Brujo Zeus.....

Fdo. Bruja Trelawney...

JAJAJAJA

Eloisemoi 27/2/08 15:45  

Me he pasado a leerte ya que estabamos en el mismo abrazo de Iso, que nos regala su amistad...
Y me alegro ver que me gusta tu blog.
Yo también soy: "artesana jejeje
estás invitado a pasar por mi casablog.
Y lo dicho, un plaisir leerte.
Saludos desde el Sur.

Luna Carmesi 27/2/08 19:18  

Se te notaban maneras... Y es que llevas el arte muy dentro!!!

:-P

Besos!

zanzara 27/2/08 20:06  

Qué maravilla de carta... la verdad es que me has dejado sin palabras... Tu tío debe ser una persona magnífica, de esas a las qeu se admira porque no se dejan vencer por ninguna dificultad.

Ha sido precioso, Adr!

Besos mil!

IRIS 27/2/08 22:35  

La foto es la mar de simpática, y las palabras a tu tío J. son increiblemente maravillosas y tiernas, un maravilloso homenaje que le has rendido!!
Un abrazo muy grande amigo!

AdR 27/2/08 23:59  

Isobel, me quedo ese beso en las entrañas, nunca me habían dado uno así, que yo recuerde. Gracias por el abrazo en tu blog. Besos.

Phede, ya estamos en ello ¿eh? Se antojan conversaciones interesantes :) Un abrazo, compañero.

Trini, es cierto, no sé bailar bien, pero mira, espero poder seguir escribiendo estas cosas. Suerte que las guardo. Besos

Borja, sí que es curioso... vete a saber, a lo mejor el alma humana se alberga entre tantas vísceras. Como siempre hablamos de ella y nunca la encontramos... Un abrazo. Pásate por aquí cuando quieras.

Dintel, me alegro mucho :) Besos

Ispilatze, vale con eso, con las sonrisas :) Si yo las guardo a montones :) A ver cuando tengo tiempo para eso que habéis "armao". Besos

Dianna, con lo de sentimiento con patas me quedo, jajaja, que es la mezcla esa que has ideado de bicho y ternura. :) Muchos besos. ¿Zeus? no no, a me pasaré por tu blog.

Mariano, yo creo que sí, que siempre son nuestra fortuna, ya sean amigos o familiares. Esas lágrimas tuyas me las guardo, compañero. Abrazos.

Emma, lo del traje... madre mía, en el vídeo mi madre sale riéndose de fondo :) Besos

Elisemoi, bienvenida a Scriptoria. Me pasaré en cuanto pueda, ya que compartimos el mismo abrazo ¿no?. Besos andaluces.

Luna Carmesí, ahí yo no sé si lo llevaba muy dentro, pero vamos... que conmigo a esa edad hacían lo que querían :) Besos

Zanzara, Está mal decirlo... pero es mi tío "favorito", y no es hermano ni de mi padre ni de mi madre. :) Besos

Iris, Se lo debía, debía esta carta, y ahora me quedo más tranquilo, porque ya está escrita y el la leerá algún día. Besos , amiga :)

veinteañera 28/2/08 0:47  

Que mono vestido de corto!^^ jajaja

Mi abuelo materno era ciego, pero no de nacimiento, y te puedo asegurar que sus abrazos eran únicos, fuertes, te sentías cubierta. Y de una forma u otra desarroló un nuevo sentido, en su caso el de la picaresca, supongo que eso le ocurrió a tu tío J que desarrolló su corazón.
Se nota que tu tío J te enseñó mucho, a transmitir, quizás. Mavillosa carta.

Besos!

Maria 28/2/08 11:29  

El relato, sencillo y honesto, tiene tal fuerza que ha hecho que me viera pedaleando furiosamente, que sintiera el temor de que apareciera un coche y mi tio J. no lo oyera seguido de la sensación de seguridad de que no apartaba su mirada de mi. He sentido su afecto y su calor, he visto las imágenes y me he identificado con ellas ¿que más se le podría pedir a un escritor? Muchas, muchas felicidades. Aunque me falte tiempo no dejaré de seguir leyéndote.

Montse 28/2/08 12:45  

Que curisoso , creo que puse un comentario y ahora no aparece.
Bueno , pues nada venia a decir algo asi como que tu tienes mucha suerte por tener una gran familia que te quiere y te cuida, pero ellos tienen la suerte de que no solo lo aprecias y lo valoras si no que sabes como agradecierlo
Un abrazo

AdR 28/2/08 17:22  

Veinteañera, Las miradas de tu abuelo se daban con los brazos entonces... a mí mi tío me habla con sus besos y me escucha con sus ojos. Es lo que tiene perder alguno de los cinco sentidos...

Me fascina tenerte por aquí.
Besos.

María, gracias por tu comentario, lo he sentido muy cercano :) Bienvenida, y pásate por aquí cuando quieras, iré a tu casa en cuanto tenga un poco de tiempo :) Besos. P.D.: ¿Que qué más se le puede pedir a un escritor...? mmmm, que siga escribiendo :)

Montse, pero yo lo agradezco con algunos pequeños actos. Casi nunca con palabras, porque sé mejor escribirlas que pronunciarlas... a veces pienso que eso debería cambiar un poco. Pero sí, mi familia es bastante... peculiar :) Besos

Tormenta. 4/3/08 13:57  

¿Y ahora que digo yo,que no te dijeran?Bueno, se me dibujó una sonrisa al verte con ese traje la verdad,que mono! Y cuantos recuerdos tenemos del pasado.Dicen que tenemos memoria selectiva,si es así,parece ser que nos acordamos de los más bello.Bonitos recuerdos que nos cuentas.Y que por momentos nos hacen mirar también hacia atrás . Un beso bien dao.

AdR 4/3/08 20:31  

Tormenta, mi memoria selectiva también alberga recuerdos no muy gratos... y algún día ocuparán un lugar en el blog, claro :) Pero mientras tanto necesito los que van saliendo.

Besos :)