... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

París en Octubre, vol. II

Termino este pequeño diario de viaje colgando varias fotos, al libre albedrío, de la ciudad junto a unos sentimientos.

"París también huele a dolor y a pena enquistada en muchos corazones. Me percaté de ello cuando estuve paseando por Los Inválidos. Primero se puede recorrer la explanada desde el puente de Alejandro III hasta llegar a la puerta del recinto. Desde unas galerías se accede a la iglesia de San Luis; cuando entré había un cuarteto de cuerda ensayando bajo más de cien estandartes que mostraban, apenados pero orgullosos, las huellas del campo de batalla. A la entrada una placa reza que todas son banderas capturadas al enemigo, o de los propios ejércitos franceses.

Para visitar el Museo del Ejército y la cúpula de la iglesia hay que pagar entrada. Allí es donde se han depositado los restos de Napoleón, para su propia gloria y para los que quieran pagar los 8€ que cuesta contemplarlos desde arriba.

Yo no me decidí a entrar (no me suponía gran cosa ver el sarcófago de Bonaparte), así que me dí una vuelta por los jardines: preciosos. A ambos lados del conjunto se dividen las dos alas que forman el Hospital de Los Inválidos (para veteranos de guerra). De este no tengo fotos por una sencilla razón: un cartel prohibía el paso a determinadas zonas ajardinadas y pedía que se respetase el silencio y la tranquilidad del lugar.

Se prohibía el paso pero allí no había ninguna barrera, ni puerta cerrada de acceso a los jardines, ni nadie que me impidiera deambular a mi antojo, tan sólo el cartel y un camino de baldosas que rodeaba los jardines por donde algunas personas paseaban a sus familiares enfermos. Libertad absoluta. De modo que seguí caminando en torno a la iglesia, cuidando de no entrar en la zona prohibida, y fue cuando me crucé con uno de ellos... un anciano en silla de ruedas sujetaba la mano de su hijo (el modo de hacerlo dejaba claro que era su hijo, no podía ser de otra manera), le aferraba con tanta fuerza como si con ello le quisiera transmitir alguna pesadilla pretérita llena de dolor y sufrimientos.

Pensé que quizás sus manos levantaron antes del suelo polvoriento alguno de los estandartes que cuelgan de la iglesia, de algún campo de batalla argelino, marroquí... o de su propia Francia invadida por los nazis, quizás ese hombre aún sentía en sus manos la humedad de la sangre de los soldados caídos, ya fuesen compañeros o enemigos. Todavía recuerdo su mirada.

Él no tendrá un lugar bajo ninguna cúpula, pensé, pero sí en el recuerdo de muchas personas... y nadie te cobrará unos euros por rendirle honores".




16 Comentarios | Escribe el tuyo:

Leodegundia 19/10/07 13:07  

Para poder disfrutar plenamente de tu viaje a París me leí los dos volúmenes en que divides el relato.
Paris es una ciudad preciosa que bien vale una visita y si puede ser prolongada mejor. Hay que recorrerla con calma para poder absorber todo lo que nos ofrece, bellos edificios, museos, viejos cafés y barrios llenos de historia e historias.
Muy buenas las fotos.
Un saludo

Trini 19/10/07 13:26  

Pues yo he disfrutado con este viaje fotografico a París. Gracias, por el viaje y la visita a Pequeñeces.

Un abrazo

AdR 19/10/07 14:44  

Gracias por vuestros comentarios. Siempre que visito una ciudad me ocurre lo mismo... no hay tiempo para ver todo y no hay más dinero para permanecer más días... así que ando de un lado para otro procurando que el síndrome de Stendhal no acabe conmigo... que casi lo consigue cuando me planté delante del escriba egipcio.

;D

Belén 19/10/07 15:07  

Con suerte, para Marzo, estaré por ahí asi que te pediré consejo!

Besosssss

esmoris lara 20/10/07 3:16  

Gracias por el paseo tan bien ilustrado. Menos mal que no entramos a ver el sarcófago de Napoleón.Por aquí 8 Euros equivalen a unos 10 dólares, que es el importe de un cubierto en un buen restorán. Si se trata de comparar...hombre, me quedo con un buen plato. No lo tomes a mal, es sólo un mal chiste, me dió felicidad tu visita, y me siento muy bien revisando tu escritorio. Un abrazo desde el mar del sur-sur!

IRIS 20/10/07 14:06  

Algún día visitaré París, me parece una ciudad con mucho encanto, mientras eso no sucede continuaré observando tan bellas fotos y soñando que algún día yo estaré en todos esos lugares!

Un abrazo y Buen fin de semana!

39escalones 21/10/07 10:21  

Estupendo recorrido, qué recuerdos.
Un abrazo.

Dulce Locura 21/10/07 18:03  

Qué bonitas imágenes!


Un beso dulce

AdR 22/10/07 13:52  

Belén, qué usted disfrute de París en Marzo :P, también estará precioso. Te daré mi punto de vista si me lo pides.

Esmoris Lara, bien vale (y mejor creo yo) un buen plato para llenar el estómago. Además, la emoción ya la puso aquel veterano de guerra en su silla de ruedas.

Gracias Iris, que no se te olvide pasarte por París :)

39escalones y dulce locura, gracias por visitarme.

Un abrazo Blogger@s.

Leodegundia 22/10/07 19:08  

Ya que me tomas la palabra, vete a ver mi respuesta a tu comentario y así te harás una idea.
Un saludo y anímate a publicar.

AdR 23/10/07 11:01  

leodegundia, gracias por tu respuesta en tu blog, lo de tomarte la palabra iba en broma, por supuesto ;)

Estoy animado a publicar pero son otros los que se tienen que animar a leerme cuando acabe lo que tengo entre manos, claro. Mientras tanto me lo pasaré bien con los Blogs que leo y donde escribo

Saludos.

Leodegundia 23/10/07 13:47  

Se que el mundo de la literatura está muy difícil sobre todo para los principiantes que quieren publicar su primera obra, pero hay que luchar y si en la primera Editorial no aceptan tu obra, sigue intentándolo. :-) Mi blog seguirá esperando y te prometo que no sólo compraré y leeré tu libro si no que lo promocionaré en mi blog.
Un saludo

Montse 24/10/07 13:23  

Hola!!!
Ante todo gracias por dejar comentarios en mi blog aunque sean de temas que a ti como chico que eres como que te pillan un poco fuera de juego , maquillaje,servilletitas...
Pero es todo un detalle por tu parte que veas mas alla y lo valores y por otra que encima me lo digas.
Eres un encanto.Que le parecieron a tu chica los trucos de maquillaje?
Depende de lo que haga proximamente en decoupage , a lo mejor lo sorteo y se lo puedes regalar a tu chica.
Otra cosa:Que pasada ,como explicas el viaje a Paris,me encantaria escribir como tu ,haber si tengo tiempo de apuntarme alguna clases para aprender ciertas cosas que no aprendi en su momento y mejorar mis blogs. Para mi eres un ejemplo a seguir.
Besos

AdR 24/10/07 15:32  

leodegundia, lucharé hasta conseguirlo. Con mi ímpetu (cabezonería diría yo) y vuestro ánimo seguro que cae algo bueno.

Gracias por tus palabras.

Montse, lo del maquillaje aún lo tiene que ver mi novia, a ver cuándo puede echarle un vistazo a tu blog, que le gustará ;)

¿Yo? ¿Un ejemplo a seguir?... uy, no, no :) sólo estoy aquí para compartir y pasar un buen rato.

Abrazos Bloggeros

Stirga 6/8/08 23:00  

Visitando algunos de mis blogs favoritos he llegado al tuyo que, he de decirlo para empezar, me encanta. Me encanta cómo escribes, cómo te planteas la labor de juntar letras y pintar pensamientos... y como premio me he encontrado con estos dos posts sobre mi ciudad. Me gusta cómo has captado su esencia para pasear, pensar, soñar, escribir... y las fotografías. Te invito a volver, alza la vista y salúdame, estaré en mi torre, disfrutando de la vista y leyendo mis blogs favoritos.

AdR 6/8/08 23:30  

Stirga, muchas gracias por tus palabras, y por leerme y comentarme tan abajo :) Recuerdo París como una ciudad a la que hay que regresar para buscar la inspiración que no te da nada más en el mundo.

Recuerdo sus olores, y recuerdo la elegancia en los gestos de sus mujeres. Tienen algo que no se encuentra fácilmente.

Un saludo.