... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

De mi puño (X): El expendedor

8 Comentarios | Escribe el tuyo:

aNNaBeL 13/1/12 14:11  

conseguiste como siempre robarme una sonrisa señor expendedor gratuito de besos ;)

guillermo elt 13/1/12 21:59  

Y que digo yo, que si solo querías ser ese tal expendedor, no hacía falta buscar en el mapa ni mirar un metro adelante.

--Chsss!.
--Sí?
--Hola
--Hola
--Buscabas algo?
--Sí, besos, que me quedé sin ellos hace un tiempo, y ...
--Qué casualidad!!!
-- ??
--Yo soy un expendedor de Besos.
--Bufff... Menos mal, no encontraba ninguno. Me dás unos poquitos.
--Cuántos?
--No sé... tal vez... Mira, uno, si está bien, lo mismo después me expenderías algunos más.
--Venga, va.
--Un momento. Los tienes con abrazos?
--Claro!
--Es que los ligth .. como que no me saben del todo bien.
--Hecho.
Pues uno con abrazo.
--Marchando. Para tí, gratis.
--Gracias, generoso.
--De nada. A mandar.
--(A mandar... ja, éste no sabe dónde sestá metiendo)

Hacía tiempo que no pasaba por tu rincón, eh?

Perdona el casi post... o sin casi, pero es que má venido como de repente.. jeje... impulsazo... Lo bueno mesuscita estos ramalazos.

Un Gran Abrazo.

César Sempere 14/1/12 23:32  

Original y bello ese expendedor.

Un abrazo,

Belén 15/1/12 20:34  

Seguro que tiene bono, metro...

:)

Besicos, querido

Carlos 16/1/12 23:33  

Lo que se pierden las calles sin aceras!

Un lujo, expendedor de magia! :)

Indra 20/1/12 23:54  

Cierto...por qué nos empeñamos en darle tantas vueltas a las cosas con lo sencillas que son a veces.
¿Te quedan de menta?
:)
bssss

dintel 22/1/12 13:34  

Veo que el tiempo ha sido productivo. No sabes cómo me alegro. Sigo por aquí. Un beso.

Juanjo Montoliu 25/1/12 8:49  

Muy gráfico el poema. Me ha encantado.

Quizá sea un error tener besos preparados a todas horas. Lo que es gratis, no se valora.