... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Dos Marcas, dos


El otro día me asomé al espejo y me vi marcas, dos. No es que haya dejado de mirarme a diario pero rara vez indago a conciencia en mi piel. Esta vez lo hice como si fuese la superficie de un planeta recién descubierto.

Una de las marcas está en un lado de mi frente, es como una pequeña cicatriz en vertical de medio centímetro; ha aparecido como por arte de magia y la verdad es que la jodía queda bien en ese sitio. La otra marca está en la barbilla, no llega a ser una incisión ni rompe la barbilla en dos pero... vete a saber lo que el tiempo hará con ella.

Las relaciones son como las comidas. Un día te apetece algo y dices: "Tengo hambre ¿qué me has preparado?", te lo ponen por delante y te lo comes. Y a veces incluso te ponen dos platos, dos. Otro día te apetece algo y no hay nadie que te lo sirva, entonces puede pasar que te tires a la bebida, al tabaco... o escribes(¡!), o te lo preparas tú solo, es así o te mueres de hambre, claro.

Las relaciones también son como las marcas que te van saliendo en la piel, a veces llevan años ahí, y no te das cuenta hasta que te acercas a un espejo y las miras a menos de un palmo de distancia.

*foto de aquí.

------------------------------------------------------------------------------------------------

31 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 4/2/10 10:20  

Sigo intentando arreglar lo de los separadores entre los posts (desaparecieron). Por lo visto no es un fallo de la plantilla sino de una actualización de Blogger.

A ver si encuentro algo pronto. O eso o me decido a comprarle un vestido nuevo a Scriptoria :)

dintel 4/2/10 10:39  

Debe ser también una marca...

India 4/2/10 12:39  

Uy Angelillo que no encontraba lo de "comentar" jejeje...

Me quedo con esta parte de tu texto, y ahora te explicaré porqué:

"Otro día te apetece algo y no hay nadie que te lo sirva, entonces puede pasar que te tires a la bebida, al tabaco... o escribes(¡!), o te lo preparas tú solo, es así o te mueres de hambre, claro".

Nunca he fumado en mi vida... Bueno quiero decir seguido, sí probé el tabaco con 15 años y no me gustó absolutamente nada así que no seguí con ello... Sin embargo, desde hace unos días, tengo unas tentaciones horrorosas de fumarme un pitillo!! (ni idea de porqué... aunque creo que tú diste en el clavo con tu explicación...).

Miles de besos no fumadores (de momento).

TriniReina 4/2/10 13:08  

La vida va dejando marcas a siestra y siniestra sobre nuestra piel y sobre el alma, sólo nosotros, a veces cegados, incapaces somos de apreciarlas, hasta cierto día y, entonces, todas a la vez cambian el mapa de tu ser.

Abrazos

pez de colores 4/2/10 13:42  

Son muescas en el mapa invisible de tu piel y tu alma.


besos.

Susana 4/2/10 14:14  

Uis... que ADR se pone filósofo.... Qué quieres que te diga, chico! Es otra faceta que me gusta.

Y esas marcas, bienvenidas sean! Siempre que equivalgan a otras tantas experiencias, no?

Besetes.

Juanjo 4/2/10 14:30  

Las peores marcas son las que no se ven, pero al final tu cara dice no sólo lo que eres, sino lo que has sido.

moderato_Dos_josef 4/2/10 15:11  

En esta vida todo son marcas. Y si te descuidas te marcan el carné a fuego vivo, tal como hacían los nazis...

Belén 4/2/10 15:34  

Como me entere que alguien te hace daño, les rasgo el alma...

las marcas deben ser de felicidad...

Besicos querido mío

Lala 4/2/10 15:54  

Huy, las relaciones!
Creo que no hay páginas suficientes como para despotricar sobre ellas. Hay tanto que se podría decir! Y a veces se nos escapan tanto de las manos, están tan lejos de nuestro control! Me da la sensación de que es el propio Murphy el que maneja esos hilos la mayor parte del tiempo, a ti no?
Y las cicatrices...Creo que las obviamos a propósito y miramos para otro lado, no sea que de nuevo empiecen a escocer...



Dos besos, dos


Lala

Nela 4/2/10 17:29  

Esperemos que esa relación te traiga serenidad que es lo suelen producir esas marcas.
Un besote, paisano :)

i am... 4/2/10 18:37  

La vida es una lucha constante, y como en todas las batallas, deja huellas. Algunas visibles, escandalosas, otras más discretas, apreciables en distancias cortas, y otras que ni el ojo humano es capaz de ver, pero que se sabe que existen porque se pueden sentir.

Besos

CafeSideral 4/2/10 20:22  

Entonces te enamoraste de alguien que estaba frente a tus ojos, una amiga entrañable quizás. O puedo equivocarme.

besos

Druida de noche 4/2/10 21:10  

Una marca en la piel es una marca en el corazón.... Hay que buscar la razones en el alma, la piel solo es superficie de ese mar...

abrazo
Druida.

guillermo elt 4/2/10 21:12  

De marcas... Bueno, bueno... no hablemos de marcas questá saturado el mercado... jeje.

No, en serio... Hay que ver la cantidad de marcas que, al cabo del tiempo, físicas o psicológicas, vamos soportando.

De relaciones... Pues en el caso de que no te sirvan la comida... mejor que tirarte a la bebida, puedes tirarte a la camarera de la casa de comidas de tu calle... que digo yo, no???

:))

Un Abrazo.

Wen 4/2/10 21:14  

Las marcas que dejar las relaciones tb se ven si te acercas lo suficiente....

Con lo paranoíca que ando con las arrugas desde que cumplí los 29 ! Jejejeje, voy corriendo al espejo!

LuSt 4/2/10 23:33  

las marcas, como todo en esta vida, nos curten.
aunque sorprendan por su repentina aparición, una vez aparecen no seriamos los mismos sin ellas.
Dos marcas, dos.
Un alma, una.

39escalones 5/2/10 9:07  

Las peores marcas son las que no se ven. Si algo puede verse en el espejo, todavía tiene arreglo.
Abrazos.

verdial 5/2/10 12:05  

También dicen que las marcas aparecen por la intensidad de los momentos vividos además de por el tiempo...

Un abrazo

Sombras en el corazón 5/2/10 12:21  

Las marcan siempre quedan, aunque no se vean. Somos un cúmulo de historias con patas.
Ahora sí, la historia de cada uno es original y única, por muy banal que parezca...

Un abrazo

Virginia Vadillo 5/2/10 14:02  

Pues sí es verdad que se parecen... que no te das cuenta hasta que te paras a mirar bien.. las relaciones y las marcas, digo.
¿Y tus marcas, cuánto tiempo llevarán ahí?? Qué intriga, ¿no? :)

Paco Merlo Ansin 5/2/10 14:33  

Hola! Si has perdido tu paraguas quizás lo encuentres en mi blog. Si coges otro no pasará nada, si no lo necesitas o no te gusta ninguno puedes llevarte de recuerdo alguna de mis fotos para tu blog o para lo que quieras, me sentiré muy halagado.
Ansin soy yo!

AdR 5/2/10 17:51  

dintel, ¿te refieres a que debe ser una marca que no me funcione la plantilla?... Es muy posible. Una señal... es hora de cambiarle el vestido a Scriptoria :P

Besos.

India, ese trozo de texto que has elegido hace alusión directa al sexo, jajaja.

Yo sí que nunca he fumado, sólo una vez, pero era una cachimba, y sólo dí unos sorbos :)

Al final... ¿te trincaste el cigarrito o no?

Besitos (me has recordado a una entrada futura llamada... Besos de Humo ;))

Trini, yo tengo que buscarme más y darles explicación...

Besos.

pez de colores, eso, en el alma también.

Besos.

Susana, filósofo no :D Yo sólo lo nombro, vosotros sois los que debéis filosofar sobre las marcas :P

Bienvenidas, sí.

Besos.

Juanjo, justo eso, yo me fijo mucho en los rostros de las personas con las que me cruzo.

Abrazos.

moderato, suerte que los tiempos han cambiado, para bien espero.

Abrazos.

Belén, :D contigo advirtiendo así... nadie se atrevería a hacerme daño :D

Felices, así son.

Besos, querida.

Lala, yo ya no sé ni lo que Murphy maneja, lo que es seguro es que el tío tiene hilos, aunque yo me niego a ser marioneta. Las relaciones van a su aire, son un ente propio entre personas.

Dos besos, dos :)

Nela, en realidad no me refería a ninguna relación en concreto, sí he hecho referencia al pasado :)

Besos, gaditana.

i am, yo tengo más marcas que las que muestra mi cara, a pesar de que siempre me dicen que no aparento mi edad... si una de las marcas apareciera en el rostro envejecería unas cuantas décadas...

Besos.

Café Sideral, mmm... no va por ahí la cosa, es sólo una reflexión sobre las relaciones largas, una persona puede llevar una relación con otra durante años y ni siquiera darse cuenta de que está ahí, como una marca en la cara.

Besitos.

Druida, hay razones que ni el alma puede explicar.

Abrazos.

Guillermo, muchísimas, soportamos más marcas que las que el cuerpo puede aguantar, igual por eso tenemos alma...

Jajaja, eso sí me gusta más ¿ves? Lo de la camarera, jajaja.

Abrazos.

Wen, pues voy a acercarme más al espejo, todo sea que tenga que pasarme por Lush a comprarme unas cremitas :P

No eres tú joven ni na.

Besitos.

Lust, cierto. Yo no sería el mismo sin mis marcas. Hay quien dice que me hacen más atractivo :P

Un beso, uno.

39escalones, yo llevo la carga de una al menos, bastante grande, que no se va a ver nunca.

Abrazos.

Verdial, pues si sigo así seguro que de anciano (de más anciano quiero decir, jajaja) tengo la cara llena de marcas :)

Besos.

Sombras, la historia de cada uno... es única y original. Entonces como las marcas :)

Besos.

Virginia, mucha intriga, no sé cuando aparecieron, pero de las relaciones sí, de esas sí guardo las fechas :D

Besos.

Paco, voy a ver tus fotos.
Encantado y gracias.

Abrazos

,

no comments 5/2/10 20:33  

Para bien y para mal, las marcas denotan que se está vivo y la vida con todo lo que conlleva es así. Espero al menos que se alternen las marcas buenas, positivas (que seguro serán mayoría) con otras menos buenas, menos positivas (que serán minoría).
De todo se aprende.

Un saludo indio

Carlos 5/2/10 21:29  

Pues he cogido un rotulador y me he puesto ante un espejo y pintado sobre el todo aquello que me parezca una marca sobre mi. Ya quisiera Picasso! :)

Una marca que no desaparece como el vaho sobre el espejo, o la piel en el tiempo, que podrá irse la luz y seguir leyéndose, que podrá atizar el levante y seguirá escribiendose, que podrá cambiar el diseño pero nunca de ciudad, que ya la canta un coro en la plaza, es Scriptoria, que relaciona las palabras de tal forma que es un placer leerlas :)

Todo lo mejor para la nueva andadura que a buen seguro con vestido o sin el :p seguirá siendo un lugar mágico.

Un abrazo!

mErL 6/2/10 8:10  

La vida esta llena de marcas algunas con el paso del tiempo se van cicatrizando otras en cambio siguen ahi, años,años, cuando la olvidas aparecen entre los sueños, son como quien quiere olvidar a alguen que es recordar para siempre.

Un abrazo.

Mary 7/2/10 18:40  

La piel (no la cara) es el espejo del alma, y los grabados que decidimos ir dejando, consciente o inconscientemente, son más que nada lo que vamos viviendo y nos va constituyendo. Ya sabes, los poros hablan.

Besito

PD: ya sabes, tengo el mismo problema con la plantilla. Igual también cambio, aunque será más adeltante por falta de tiempo.

PD2: uy, cierto, ¡que eres de Cadiz! supongo que en plena efervescencia chirigotera. Si el domingo ves un grupo de mosqueteras, una de ellas soy yo. ;-)

Iraunsugue_Eternia 7/2/10 20:00  

Las marcas del cuerpo son solo eso, marcas, mientras no se te agarren al alma todo irá bien. ¿Ahora que vuelvo te cambias de vestido? Vaya vaya…pues tendré que esperar.
Un abrazo.

Mr Blueberry 9/2/10 23:38  

Pues pinta muy bien tu blog así tío...La verdad es que me gusta más que el anterior...¿Cuánto dices que te pagan los de Firefox por la publi? jejejejeje...;) Si la fábrica sigue abierta, habrá pasarse por aquí ¿No?

Abrazotes

Sureña 14/2/10 17:53  

Es mejor encontrarse marcas y notar lo bien que quedan en nuestro rostro a que quieran obligarnos a comer un plato que no hemos pedido.
Mucho peor si son dos platos, dos.

Las marcas te quedan perfectas, ya sabes, como el nuevo vestido a tu escritorio :)

Besos.

AdR 15/2/10 15:42  

no comments, justo eso, las marcas te hacen sentir vivo. Unas son "heridas", pero a mí me quedan bien incluso esas... :D Aprendo de todo.

Abrazos.

Carlos, las marcas en la cara son como el viento de levante, que a veces pienso que cesa, pero no, continúa ahí :)

Espero que del vestido nuevo cuelguen millones de cuentos.

Abrazos :)

mErl, bien definido, como querer olvidar algo que siempre se va a recordar, así son las marcas.

Abrazos.

Mary, pero para contemplar los poros hay que estar muy cerca ¿no? :)

Besos.
P.D.: Yo al final opté por el cambio, ya ves... / mosqueteras había muchas, ¡y todas pasadas por agua! :D

Iraunsugue Eternia, algunas son... hasta buenas para el alma :) el vestido ya está enfundado, no sé si la nueva plantilla te gustará. Estoy ojo avizor con tu libro, aún tengo que hacer el pedido.

Besos, y de nuevo enhorabuena :)

Mr. Blueberry, qué más quisiera yo cobrar de Mozilla :D

Pásate, pásate, que no cobro peaje.
Abrazos.

Sureña, ¡eso es! Mejor prepararse uno el plato o esperar (que no ir a un restaurante, que eso tiene muchas interpretaciones, jajaja), y que las marcas queden bien visibles, que también son bellas.

Pero si son dos platos buenos y sustanciosos... mejor :D

A ver si salen más (marcas, vestidos no :P)

Besos.