... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Prisionera en tu Caja China

Me viste sobre tu cama,
rocé tu almohada,
quisiste mirarme y beberme desde el interior de mis palabras,
sin tocarme con tus brazos, en tu gracia, con tus yemas de nácar.

Te quise gozar tumbada en mis páginas.
A jazmín y a azahar huele tu casa,
cuando paseas por ella yo te miro pausada,
siguiendo tus historias, guardándolas en tus sábanas.

Te acuesto de noche, te arropo en palabras,
de cuentos lejanos, de historias a lágrimas.
Me quedo contigo, prisionera en caja.

En tu caja oriental me vas a soñar...
dormida en un pequeño cajón
de caligrafía impresa, y con besos forrada.

28 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 1/6/08 20:37  

Con este post empiezo a hablaros sobre la caja que adorna la cabecera de Scriptoria, junto a los libros.

Voy a contestar a vuestros comentarios del anterior post :)

Ayshane 1/6/08 22:18  

Eso te iba a decir que se parecía a la caja de la cabecera... ;)
Como siempre encandilas con tus palabras...

Besos

pati 1/6/08 22:48  

Qué deliciosa manera de vivificar lo inanimado, AdR!

Por un momento pensé que la durmiente cobraba vida y, liberándose de su carcelera, se posaba en mi lecho para transcribir el calor que desprende mi cuerpo al despertar... qué cosa tan curiosa, no?

Hasta pronto :)

ISOBEL 1/6/08 23:22  

el torrente, que no lluvia de ideas me esta viniendo a mi ahora con la dichosa caja y la libreta, que vengo de rebuscar en los cajones y sin querer apareció parte de mi vida. besos

Belén 2/6/08 0:34  

Sabes? te va a parecer una bobada pero a veces cuando entro a este blog, me viene un halo antiguo...

Besicos

Perséfone 2/6/08 5:40  

Me encanta esa manerade darle vida a aquello que en realidad no la tienen ¿O tal vez sí? Dentro de nuestras almas...

Saludos.

Angel 2/6/08 9:27  

cuantas cosas suelen guardar este tipo de cajas...

Sureña 2/6/08 11:41  

Reconozco que si no llego a ver la foto, puede que hubiera interpretado tus palabras en dos vertientes... :)

Tengo ganas de sentir más esa caja china...

Besicos

Arcángel Mirón 2/6/08 16:50  

No se por qué, pero este post me dio tristeza... me llegó hondo.

Un abrazo.

Sibyla 2/6/08 20:43  

Siempre me gustaron las cajas chinas...
Son como pequeños baúles, que pueden guardar toda la magia que quieras introducir,poemas en forma de caligrafía impresa...

Delicado post, como su autor!

Besos:)

Trini 2/6/08 21:19  

Seguro que en esa caja guardas tus cuadernos y, en tus cuadernos, retazos de tu vida, de ti...

Un abrazo

MOIRA 2/6/08 21:34  

En esta tu escritoria me siento como en una bibliotéca de pueblo,ántigua y con mil historias dentro y fuera de sus páginas..

Gracias por revolotear por mis sueños..

39escalones 3/6/08 8:30  

A mí también me parece triste, melancólico. Hay que alegrarse, poco a poco llega la luz y el calor. Y esa bahía...
Un abrazo

Raúl 3/6/08 11:20  

Tiene, lo tuyo, un gusto viejo y amable. Un toque de sabia distinción.

Roberto 3/6/08 17:35  

Y nosotros el otro viernes tomando unas cañas Pbanos, Pedriano, Gesú y yo también hablamos de viejos tiempos que tú conoces. Ya te lo contaré cuando me invites a pescaito en la playa.

DianNa_ 3/6/08 18:54  

Me encanta la caja, tu descripción y volver a leerte.
Creí entender que ibas a seguir la novela y dejar esto un tiempo :)

Ando muyyyy en las nubes, me voy a acabar dando un trastazo.
Besos , corazón^^

Iraunsugue_Eternia 3/6/08 21:49  

mmm cajas de recuerdos, esas si que guardan secretos...precioso y sutil.

Besos.

Sombras en el corazón 4/6/08 9:31  

La de cosas que se pueden guardar en una caja...
Me gusta imaginarla como el bolso de Mary Poppins: ni el propio autor (y eso es lo verdaderamente asombroso y divertido) sabrá lo que va a salir de ella.

Un abrazo

AdR 4/6/08 20:57  

Ayshane, la culpa del encandilamiento la tiene la caja :) En un post futuro contaré mi encuentro con ella y enlazaré un post externo donde podréis leer más sobre su historia :) Gracias y besos.

Pati, Curiosa y mágica. Tú bien sabes que esa caja guarda mil historias y ninguna, y viceversa. Mil calores y unos cuantos despertares a medias e inanimados. Besos, y hasta mañana.

Isobel, ¿También has rebuscado en cajones? El otro día encontré una redacción de 5º-6º de EGB made in AdR... la pondré algún día para que os riáis... Más sobre la caja... muy pronto :). Besos

Belén, es va a ser porque hablo de cosas antiguas (incluído sentires... universales, vamos a llamarlos así) :) Llevo una racha que no paro, a ver si hablo un día del coche 1.5dci 85cv que me acabo de comprar :) (nada del otro mundo, claro). Besos

Perséfone, eso pensé yo al ver la caja... que tenía vida, no lo dudé. Tenía que ser mía por unos instantes y luego darla, la vida, de eso hablo. Besos y gracias.

Ángel, ahora mismo ni siquiera yo sé lo que guarda... le he perdido la pista :) Pero al menos sé que hay una cosa dentro, algo que conserva todavía mi olor. Eso me gusta. Un abrazo.

Sureña, un día volcaré su contenido aquí, pero la caja tiene recodos secretos que solo su dueña conoce, así que sólo podré susurrarte unos detalles para que te imagines lo que alberga :) Besos

Árcangel, sí que puede parecer triste, en cierto modo es como un recuerdo anclado, pero no una despedida. Besos :)

Sibyla, delicado, sí :) Si te digo que cuando la tocaba tenía que ser con caricias... te lo crees, claro. Es como una extensión de la piel de la mujer que se ama. Así es. Besos.

Trini, una pista... no soy yo quien guarda cosas ahora :) pero sí he mirado en su interior, bueno, todavía sigo mirando, cuando cierro los ojos, claro. Así se ve mejor lo que hay dentro. Besos.

Moira, gracias por revolotear tú por los Escritorios :) Huele a antiguo, sí. También lo ha comentado Belén más arriba, yo creo que el vino añejo del anterior post todavía me surte efecto, y es muy placentero :) Besos

39escalones, la luz, el calor y la bahía ya los tengo :) Es melancólico, sí. Pero... verás, a la vez es placentero, porque la caja y sus cosas están en su lugar, y yo tan feliz y contento :) Abrazos.

Raúl, gracias, la sabia distinción va apegada al buen gusto ¿no? :) Eso me complace, que os vayáis de aquí con buen sabor de boca, yo siempre me voy así de tu espacio. Un abrazo.

Roberto, :) Cómo me hubiera gustado estar allí con vosotros... os echo de menos a los 4. Cuenta con esa ración de... ¡¡puntillitas con limón!!, pero rasúrate esa barba :P. Abrazos.

Nota para despistados: las puntillitas en Cádiz no son clavos, son crías de calamar :P, se harina bien hariná, se frie en su punto de aceite y luego se le echa limoncito... uf...

Dianna, No me pasaré por Scriptoria y por vuestros blogs tan a menudo :) por eso, porque sigo escribiendo :) Me tomé una semana para reordenar escritos y notas y postearé en el blog cada 4 días :) o cada vez que beba vino :P Besos

Iraunsugue E., lo que queda aún por descubrir son los secretos que guardaba la caja desde hace décadas... yo creo que hay que quedarse en silencio más de una madrugada y oír sus historias... y dejar que se mezclen con las nuevas. Besos

Sombras en el Corazón, :) Tú lo has dicho, ni siquiera la persona que la abra sabrá lo que hay dentro, aunque se pueda ver, pero yo he podido perderme en sus roces unas horas... y tiene algo, algo que no sé explicar con palabras pero sí mirando. Besos

... Y MAÑANA EN SCRIPTORIA:

Un cuento de 6 páginas titulado:
El Agujero del Tiempo

;)

Lau 4/6/08 21:03  

Ya era hora de que me pasara.. hacía tiempo que no lo hacía, lo siento.

Si me permite, te voy a hacer un link en mi blog, oK?

Para ello, dame tu permisoo poniendome tmb tu dirección completa..


Un poema muy chulo... al principio pensaba que hablabas de sexo...

pero creo que son tus historias de las que hablas.. de tus recuerdos, de las que guardas para no perderlas..
si me equivoco.. dimelo jajaja

saludos!

El Bicho Bola 4/6/08 21:26  

Me gusta verte así. Te noto mucho mejor, más natural, más...como el que yo conocí.

Un beso grandote grandote

Luna Carmesi 5/6/08 9:29  

Cuando lo material despliega calidez al escritor. Los lectores comienzan a viajar...
Transito por los railes que escribes y gozo con tu viaje...
Describas maletas o cajas chinas...
Seguro que guardan cuadernos que santifican los sentimientos que se tratan de plasmar en un papel...

Besos.

AdR 5/6/08 13:10  

Lau, Bienvenida a Scriptoria, estos cajones muestran su contenido a todas horas, así que no temas en leer cuando te plazca :) Permiso para el link concedido, claro que sí. La dirección es fácil: scriptoria.es

¿Que el poema hablaba de sexo? :D. Bueno, podría contener cierto regusto erótico como dicen por ahí de otro post, pero no, lo del sexo no lo había pensado. No te equivocas, hablo de recuerdos y hechos, sí :) Saludos.

Bicho Bola, ¿más natural? Pero ¿me has notado diferente en otros escritos? ¿En serio? Si yo soy tan natural como los pimientos del padrón que me trajiste una vez a casa... todavía me acuerdo del sabor. Qué ricos. Besos :)

Luna, A mí me gusta que sigas transitando por los raíles y que hagas de este viaje el tuyo :) La caja hizo su viaje, uno inolvidable :) Es por eso por lo que guarda sentires y secretos plasmados en papel :) Besos

DianNa_ 5/6/08 17:42  

Ok, oído y procesado, si me despisto dame un toque ;)
Besos^^

Σ=o) Pau 6/6/08 17:42  

Tu caja es una caja mágica sin duda, al leer sobre ella es como si hablaras de la mujer que amas y es que en cada palabra expresada tu pluma se torna emotiva, intensa y cada cuento o escrito que se guardó entre su recovecos florece aquí con pasión...
qué bueno que existió alguna vez el día que decidiste volver a escribir aqui y me dejaste oler las páginas contenidas en tu caja de algún modo.
Besos ronroneados

AdR 7/6/08 21:04  

Dianna, si bebo vino se me va a olvidar hasta mi nombre, así que lo del toque no va a funcionar :) Besos

Pau, la caja, la mujer... es que no hay diferencias ¿no? :) Un placer leerte. Besos

Alize 8/6/08 16:28  

Qué bello, Adr.
Gracias por pasarte por mi rincón...

AdR 10/6/08 13:58  

Alize Bienvenida a Scriptoria y gracias por pasarte. Saludos.