... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

La Iridiscencia de las Pompas de Jabón



"Lila se colocó frente a la ventana y desenroscó el tapón del bote donde una pegatina rezaba:

"Deseos Iridiscentes"

En el aro una solución jabonosa brillaba como una lágrima transparente y plana atrapada en un círculo perfecto, se lo acercó a los labios y sopló con la delicadeza que su madre le había enseñado, como si fuese a empujar una pluma liviana de fina plata a una corriente de viento estival y tardío... y de la sortija de plástico nació una pompa de jabón redonda, perfecta, que se fue por el hueco de la ventana. Pero Lila comprobó que la pompa titubeaba...

... subía,
... bajaba,
... volvía,
... se alejaba,
... rozaba los filos de la ventana.

Hasta que al final explotaba en minúsculas gotas de colores. Entonces Lila pedía su deseo, porque eso había que hacer, eso había leido su madre en la pegatina del bote. Durante toda la tarde pidió el mismo deseo. Aunque algunas pompas no explotasen y torcieran esquina abajo, perdiéndose para siempre en un atardecer grisáceo.

Su deseo jamás se cumplió... pero, la noche de aquel día en que descubrió la iridiscencia de las pompas de jabón, Lila volvió a soñar que su abuelo la despertaba para ir a pescar al lago."

*foto de aquí

36 Comentarios | Escribe el tuyo:

Nayuribe 31/5/09 23:36  

Es precioso este cuento, tan sencillo, y tan tierno, sin grandes trasfondo sólo es... sublime. Me encantó Adr.
besitos

Bea M 1/6/09 0:36  

Que magico Angel, que padrazo serias..me gusto ese punto de tristeza y me recordó a una de las personas que más quiero,¿sabes? él tambien pidió desde pequeño una y otra vez un mismo deseo, con la ilusión de que se le cumpliera. Ese sueño, por asi decirlo, marcó su vida...(hoy en día esta haciendo su sueño realidad)
Besos;)

Silencios 1/6/09 1:00  

Te agradezco Adr, por los murmullos qué trémulos me hicieron aflorar tantos recuerdos que siendo tuyos, también pueden ser míos.
Maravillosas Pompas de Jabón.

Un beso.

India 1/6/09 2:09  

Por fortuna, al trabajar con niños toco y uso muchos de los juegos que ellos traen a clase... Las pompas son mi debilidad :) Disfruto como una enana echándolas a volar y viendo como se alejan por el aire, bailando burlonas...

Genial mini-cuento Ángel :) Me encantó y me hiciste recordar viejas sensaciones que jamás deberíamos olvidar... Un besazo!

una más... 1/6/09 2:41  

Hoy es una noche especial para mí, indirectamente formas parte de ella con este precioso relato.. al mismo tiempo la música escogida, las palabras colocadas cuidadosamente, tiernamente delicadas y mimadas me hacen sentir que yo también puedo soñar.. que nunca se han de olvidar los deseos.. algunos vuelan, otros quizás se cumplan.. yo quiero ser como Lila y tener esperanzas.. una y otra vez..
Gracias por estas pompas de jabón.. han llegado a mí en el momento justo, estoy, estás.. en el lugar perfecto, a la hora perfecta.
Abrazo cálido..
P.D.: Me encanta esta faceta delicada, suave y tremendamente cariñosa con la que escribes..

Sensaciones Encontradas 1/6/09 2:57  

Ohhhhhh que bellos recuerdos me traen las pompas de jabòn... recuerdo que pasaba tardes enteras jugando con ellas de pequeña... y hace tan sòlo unos meses comprè a unos hipies un aro grande grande con el que hacer pompas y me fui una tarde de lluvia a mi playa favorita a hacer pompas...
era un dia triste, el tiempo lo presentia, el cielo lloraba y mi estado de animo no ayudaba... pero justo despuès de caer la ùltima gota de lluvia, cuando mojada me puse a jugar con las pompas enormes de jabòn volvi a un momento de niñez estupendo en el que por un momento olvidè toda tristeza...

me encantan estas pompas de jabòn, me encantò leerte y poder recordarlo... y si no te molesta cojo este recuerdo y me lo llevo hasta mi blog

Besos de jabòn

no comments 1/6/09 8:57  

Lindo cuento, se nota que desbordas sensibilidad en cada palabra, cada texto tuyo es una pompa de jabón que llega a mi ordenador...

39escalones 1/6/09 9:38  

Muy hermoso, y música estupendamente escogida. Una absoluta delicia, de verdad.
Abrazos.

sueño 1/6/09 9:48  

.........

me ha encantado. Simple en su perfección.

¿Porqué los buenos deseos nunca se cumplen?... y sí los malos presagios.

Un abrazo. Me ha gustado mucho.

Sureña 1/6/09 13:08  

Me gusta lo que te pasa. Eso de que en las historias sencillas y dulces te hinches, te crezcas y saques las palabras más perfectas. Y lo más llamativo es que también te pasa en las historias más tétricas y viscerales.

Y no quiere decir que lo demás no lo hagas bien -ya sabes que no-, sino que en esos dos extremos tan complicados te mueves a la perfección.

¿Dónde se consiguen esos botes?

Besos

P.d.: Lila bien podría llamarse Ángel.
P.d.2: Retomo lo que algún día te dije de tus capacidades para ser padre... :)

Belén 1/6/09 13:30  

Hay deseos que no se pueden cumplir, porque son como esas pompas de jabón de esta chica...

Deseo que seas feliz... sin pompas :)

Besicos

Odiseo de Saturnalia 1/6/09 14:39  

Nuestros deseos suelen ser tan frágiles como las pompas...

Muchos de ellos quedan solos, muertos, en un pequeño charco húmedo.

Susana 1/6/09 15:17  

Complicado, el tema de los recuerdos. Por un lado están aquellos que desearíamos que se hiciesen realidad, y que son como las pompas.... imposibles. Y por otro lado están los que querríamos olvidar, y que no desaparecen nunca. Complicado, sí.

En cualquier caso, me ha encantado este cuento, mucho más incluso que otros de los que te he ido leyendo. Sensibilidad en estado puro. Gracias por compartir con tod@s nosotr@s este talento.

Abrazos pretos.

AdR 1/6/09 15:58  

Nayu, lo quise hacer así de sencillo, como el soplo para crear una pompa de jabón :) Gracias.

Besitos, niña.

Bea, me has dejado intrigado con esa historia, admiro a todos los que cumplen sus sueños.

Gracias por lo de que sería un buen padre. Espero serlo :)

Besitos :)

Silencios, yo también recordé la primera vez que hice pompas de jabón :)

Besos.

India, tu debilidad: las pompas y los niños. A mí me gusta encerrar cuentos en pompas y contemplar como las hacen estallar :)

No las olvides nunca ¿vale?

Besitos.

una más, siempre es una noche especial para soñar, y me alegro haber acertado con este cuento.

Los deseos son como las pompas, nunca se sabe adonde llegarán y cuando desaparecerán, quizás para siempre.

Intentaré seguir estando en los momentos. Intuyéndolos.

Besos.
P.D.: Esta es mi faceta que más exploto :)

Sensaciones Encontradas, ¡una vez me envolvieron en una pompa con una aro de esos! Era yo pequeño, ahora haría falta otro, claro :P

Leyéndoos a todos voy a tener que ir a comprarme un bote de deseos jabonosos :)

Leí tu recuerdo esta mañana :) Gracias por la mención.

Besitos.

no comments, gracias. Ojalá sigan llegando, y que algunos las reclamen al papel :)

Un abrazo.

39escalones, gracias, amigo.

Abrazos.

sueño, lo imaginé como poesía, sencilla y sin apenas adornos.

Porque ponemos más fuerza en comprobar que los malos presagios están ahí :)

Las mentiras se ven, los deseos se inventan.

Abrazos.

Sureña, a mí me gusta que me digas lo que me pasa, como si me vieras a diario, vamos. Eres alucinante :)

:O
Ojalá pueda seguir moviéndome en los dos extremos. Ayer, sin más, conducía de noche de vuelta a casa, y oyendo una canción me imaginé un infierno dantesco particular a la entrada del pueblo...

Lo escribí esta mañana en la libreta mientras daba pedales subido a la ciclostatic :)

Saldrá.

Te mando un bote con el viento ;)

Besitos.
P.D: también, también :P
P.D.2: Te lo agradezco, porque una vez una persona me dijo que no me veía siéndolo y, aunque sonreí, me rompió un poquito por dentro.

Belén, sí, justo eso. Los deseos iridiscentes tienen eso, que nunca se cumplen, aun así... es divertido jugar con ellos.

Yo deseo que seas feliz metida en una bañera de burbujas de los colores que tú quieras :P

Besitos.

Odiseo..., así los veo yo.
Y otros vuelan y ni siquiera logramos verlos cuando se rompen en el cielo ¿verdad?.

Abrazos, fenómeno.

Susana, en este caso el deseo está ligado a un recuerdo imposible de materializar de nuevo. Por eso lo ves complicado, y bien visto, porque lo es. Tan sólo no lo es en el mundo de los sueños, por eso Lila sueña :)

Espero gustarte mucho más conforme pasa el tiempo, tanto en una vertiente como en otra :)

Gracias :D Yo pienso que tengo el talento justo... justito.

Besos.

guillermo elt 1/6/09 16:56  

Hay realidades, que solo se viven en la fantasía de nuestras burbujas de jabón.

Hay fantasías, que solo se viven en la realidad de nuestra fantasía.

Hay fantasías que necesariamente hay que vivirlas en la realidad de nuestras vidas.

Un abrazo.

Bea M 1/6/09 17:33  

Yo tambien lo admiro, es algo dificil de cumplir... siento no poder contartelo por aqui, jeje
Besos ;)

Lala 1/6/09 18:25  

El deseo se cumple, en un sueño!!!
Cuántas veces he deseado cumplir mis deseos, aunque sea dentro de un sueño!
Compraré esa cosa de hacer pompas!


Un gusto leerte (y escuchar)


Besos


Lala

Habitaciones rojas, pensamientos negros 1/6/09 22:16  

AdR encantador el cuento, tierno, sutil y profundo.

Te dije que me encantó!

Besos rojos,
HR.

Carlos 1/6/09 22:22  

y leía y mientras lo hacía podía ver sin verlo el aro, y siiii sin verte podía ver tus manos, y y al fondo, al fondo la bahía pintada de todas esas minúsculas gotas de colores!
y podía escuchar sin oirlo el aire llenar los deseos, y podía ver sin verlos volar trazando sueños que ibas siguiendo con la mirada,
y seguro, seguro que allá arriba también sin que los veas te ven, y al igual que todos nosotros te queremos quillo!! :)

Y ahora discúlpame que voy al desván a buscar mi bote iridiscente!

Un abrazo amigo.


^Mozart hace música y tú magia, esto es Cai y aquí hay que soñar!

Perséfone 2/6/09 3:09  

Quiero uno de esos botes de pompas de jabón. Hay desesos que, aunque no se cumplen, nos ayudan a soñar.

Y los sueños son casi tan necesarios como el respirar.

Preciosa entrada.

Un saludo.

Trini 2/6/09 18:56  

Deseos imposibles que, ni milllones de millones de pompas...

En cambio otros sí, otros están al alcance de una pompa;)

Abrazos

Lluviané 3/6/09 0:52  

Este sencillo relato, habla a su vez de algo tan complicado como son los deseos. ¿Pero no son en su mayoría sencillas nuestras fantasías? Soñar es necesario. Recordar es necesario.

Y como escribe ese filósofo tan optimista, Paulo Coelho, es bueno, muy bueno. ” Desear, desear, fervientemente, porque los sueños a veces de cumplen”. Muy bien acompañado de la música de Mozart. Gracias por compartir emociones, recuerdos, ensoñaciones.

Un besico

Juanjo 3/6/09 9:06  

Las pompas son deseos que caducan en seguida. Para desgracia de mi madre, con el tiempo descubrimos que la duración de esos deseos aumentaba mucho si introducíamos Fairy en el aro mágico.
Y nosotros solamente queríamos una pompa grande, grande, que durara mucho, mucho. Ese era nuestro deseo.

Lau 3/6/09 11:12  

Los deseos son peligrosos, pero al fin y al cabo, es lo que nos mantiene entretenidos :-)

Eria.. 3/6/09 12:57  

Me da tanta rabia olvidarme de la mitad de lo que sueño...

Virginia Vadillo 3/6/09 15:36  

Qué tierno!!
Me encanta! =)

berrendita 3/6/09 16:00  

Ayer estuve haciendo pompas de jabón con mis sobrinillas. No pedí ningún deseo, pero sé fijo que hoy alguna estará sobrevolando nuestro mar para explotar allí y ser agua devuelta al agua, mientras regreso.

Cuídamela mucho. :)

Un beso.

Wen 3/6/09 19:58  

Jo, pensaba que yo haría las pompas.... pues a mí me salen mejor, que lo sepas :D

Arcángel Mirón 3/6/09 20:24  

No se cumplió el deseo, ese deseo, pero yo veo algo positivo: el poder desear, el querer desear.
El deseo es el principio, no existe nada sin deseo.

Auguro final feliz.

Apapacho, guapísimo.

:)

AdR 3/6/09 22:20  

guillermo, entre realidades y fantasías me hago líos, como si yo mismo fuera pompones, y no pompas, de lana :)

Maravilloso perderse.

Abrazos.

Bea, no te preocupes, hay cosas que deben quedar así.

Besitos.

Lala, lo pillaste, claro que se cumple :)

Yo estos días me voy a hacer con un bote de deseos iridiscentes. Mis amigos tienen hijas como Lala :)

Besitos.

Habitaciones Rojas..., gracias, ya ves que me da por ambos extremos... ternura o crueldad.

Besos.

Carlos, tú eres mago o clarividente, porque consigues ver cosas que ni siquiera he escrito. Tu imaginación sí que desborda.

¿Estarás pidiendo tus deseos iridiscentes? :)

Abrazos, fenómeno.
P.D: Mozart es... inhumano, por no decir extraterrestre.

Perséfone, has sabido ver el trasfondo del texto. Perfecto :)

Te has ganado tu bote :)

Besos.

Trini, al alcance sólo estaba soñarlos :)

Besos.

Lluviané, muy sencillas, así lo pienso, tanto como las pompas de jabón, que con solo soplar... nacen.

Yo sigo a Coelho. Sueño y deseo todos los días :)

Gracias a ti :)

Besos.

Juanjo, sí que caducan pronto. El Fairy hacía milagros en mi casa, y sigue haciéndolos :D

Justo ese. El mismo que el mío :)

Abrazos.

Lau, depende de lo que se desee y de si se cumple ¿no? :)

Por cierto... ¡Dichosos los ojos!... que has vuelto. Yo me alegro.

Besitos.

Eria, yo tengo la suerte de acordarme nada más despertar. Libreta al lado, no lo olvides nunca.

Besitos.

Virginia, ¡Gracias!

Besitos.

berrendita, yo intentaré hacer algunas este fin de semana :) Todo vuelve al mar... si es de donde venimos :)

La cuidaré.

Besos.

Wen, tendré que escribir un relato contigo de protagonista :) Pobre Lila... ¡que era su primera vez, mujer! :P

Besos

Arcángel Mirón, que de tiempo hacía que no comentabas en Scriptoria :P

Eso es lo mejor, el poder y querer desear. Tus palabras siempre me saben a... sabia savia :)

Besitos, querida.

Raúl 4/6/09 0:42  

A mi modo de ver, un delicioso cuento infantil. Delicioso, ya digo.

Wen 4/6/09 10:43  

AdR, Clandes escribió un relato conmigo y el conductor de protas XD y Mariano una vez me escribió un cuento... :D qué majos :)
Vale, no protesto más, pero por Lila, eh?

verdial 4/6/09 19:55  

Mi padre me enseñó cuando era muy pequeña a hacer pompas de jabón. Yo no solía pedirles deseo, pero creo que debería haberlos pedido igual que Lila, así tambíen podría soñar que mi padre volvía para enseñarme a hacerlas.
Me ha invadido la nostalgia.

Un abrazo

AdR 15/6/09 14:29  

Raúl, gracias, compañero. Me gusta que lo hayas nombrado como cuento infantil.

Abrazos.

Wen, oye, pues a esos dos grandes que nombras no les puedo (ni les quiero) hacer sombra (no podría), así que mejor sigo escribiendo como si nada :)

Ay, que me acuerdo de lo tuyo con el busero :D

Besitos.

Verdial, yo tampoco pedía deseos, solo que durasen cuanto más tiempo mejor. O que pudiera tocarlas sin que explotasen. Manías de niño :)

Besitos.

Nhoa 19/6/09 22:14  

A mi sobrina le encantan las pompas de jabón, y a mí me encanta compartir ese juego con ella.

Igual que el soplar dientes de león, las pompas de jabón guardan un gesto que solo los soñadores pueden entender. Lleno de sutileza y fragilidad como los sueños, los deseos y todo lo bello.

Un beso

*Has sabido plasmar la belleza de estos mundo con la música de Mozart!

AdR 22/6/09 17:12  

Nhoa, ayer en la playa había un padre haciéndole pompas de jabón a su hijo, el crío saltaba en mitad de ellas como si estuviera volando :)

Pues si llevan eso a buen seguro que tú entiendes mucho.

Un beso.
P.D.: Guardaba a Mozart para esto :)