... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

De mi puño (XIII): Aniversario

8 Comentarios | Escribe el tuyo:

Mil Violetas 17/2/12 13:48  

Todos los hombres sois unos desastres de alguna manera o de otra, lo mío tampoco son los números, pero existe una cuenta eterna que dice que uno mas uno, es un sólo corazón.

aNNaBeL N.C. 17/2/12 14:04  

oooohhhh!! después de decirle eso, yo creo que te perdona q olvidaras q día era!!! ;)

berrendita 17/2/12 17:51  

Pffff....a veces, cuando me doy cuenta de lo mucho que paso sin venir por aquí y te leo, me doy contra las paredes por no hacerlo más a menudo. Lo único que no cambia es que sigues tocando mi alma, escritor. ¡Qué bueno eres, jodío!

Un beso con intereses de demora y con mucha verdad. Muas!

David Moreno (No Comments) 17/2/12 19:20  

Es una buena excusa, jeje
La próxima vez que me olvide de alguna fecha, ya tengo la explicación. Gracias, jeje

Un saludo indio
Mitakuye Oyasin

dintel 19/2/12 10:48  

Vaya, eso me pasa a mí!!!

Belén 19/2/12 20:02  

Bueno, yo para las fechas soy muy mala, y para los recuerdos, también...suelo pillar los que me hacen daño...

Besicos

mErL 23/2/12 18:00  

El corazón no conoce días y meses, conoce el sentimiento del momento y lo guarda en el cofre de la vida.
Las fechas se las dejo a los bancos y a el C. Ingles.

Un abrazo.

Indra 3/3/12 18:39  

Y para qué más? guardas el instante, que no es poco.
Otro beso