... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

La Pieza de Tetris

 
Mientras recordaba a las mujeres que habían pasado por su vida iba colocando las piezas que aparecían por la parte superior de la pantalla. Algunas las giraba presionando un botón hasta colocarlas en la posición que quería, otras no, a otras sólo había que empujarlas con la palanca de mando, o dejarlas caer para que ocupasen el lugar que él había elegido para ellas, como hizo con sus mujeres.

Por una vez la pantalla no le mostró cómo sería la siguiente pieza del juego. Se quedó esperando, expectante. La nueva pieza que apareció ante sí era distinta a todas las que el ordenador tenía programadas. Era una pieza con multitud de puntas, algunas incluso ondulaban, cambiantes. Al verla, una gota de sudor se deslizó por su frente. Abandonó los mandos de la máquina y salió del salón de juegos antes de que el rótulo Game Over apareciera en pantalla.

Aquella extraña pieza... era él.

-.-
Por motivos ajenos a la plantilla del blog el diseño no se visualiza bien en Internet Explorer, de modo que recomiendo el uso de Firefox o Google Chrome en sus últimas versiones :)

*foto de aquí

14 Comentarios | Escribe el tuyo:

No Comments 19/12/11 18:40  

Ángel, esperaré más comentarios, quizá esté espeso esta tarde, no lo sé, pero no entiendo por qué la pieza era él y la relación con todas las mujeres que habían pasado por su vida...

Estaré atento.

Un saludo indio

Juanjo 19/12/11 20:43  

Seguro que esa pieza también puede encajar. Pero costará trabajo y más experiencia con el tetris.

Belén 19/12/11 23:12  

Como dice mi abuela, siempre hay un roto para un descosido...

Besicos

Alejo Z. 19/12/11 23:42  

Hay quienes no les gusta jugar consigo mismo... Pero eventualmente todo calza.
Un abrazo,

Alejo.

39escalones 20/12/11 8:55  

Hay que amputar, seguro.
Abrazos

verdial 20/12/11 20:08  

A veces hay que limar las piezas para que puedan encajar.

Un abrazo

Jadeth 20/12/11 21:05  

Yo entiendo que llegó una que no pudo manipular pues era como él y huyó al verse reflejado en su realidad mientras ella lo convertía en una pieza más jejeje.
Aunque parecía que fuera a terminar de otro modo, es decir, el mismo telato te llevaba hacia otro final... o solo me lo parece a mí??
UN PLACER volver por estos lares :D

aNNaBeL 21/12/11 12:51  

por fin he podido acceder!!! no se q estaría pasando ¬¬
me encantaaaa!! a veces creemos q son los demas los que no encajan con nosotros cuando nosotros somos los que no encajamos con ellos... somos únicos ángel jajaja de eso no hay duda (es q procuro ser mi fan número uno ;)

Miguel Baquero 21/12/11 18:53  

¡Ah, el Tetris! Yo tuve una época que jugaba mucho y también llegué a estar obsesionado con él

Carlos 22/12/11 21:22  

Tenía apenas segundos antes de que la vida le colocase en su sitio. :)

Fantástico micro, de tanto elegir destinos fue él destinado sin elección.

Se acerca el 2012, quedan días para que la Bahía recuerde que todo lo de ahora comenzó allí, y aquí siempre comienzan preciosas historias :)


Un abrazo y muy Felices Fiestas!

César Sempere 24/12/11 2:01  

Un placer volver a leerte.

Feliz Navidad.

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ 25/12/11 21:23  

Me parece un relato interesante, pero no logro entender la conexión entre él y esa pieza. Sea como sea... original y sorprendente como siempre. ¡Felices fiestas!

AdR 4/1/12 0:22  

No comments, pues lo que quise decir con este corto es sólo que él, como en el juego del Tetris, decidía dónde ubicar las mujeres en su vida, tenía un lugar para cada una de ellas, y encajaban, cuando se quiso ubicar él... no encajaba con ninguna :)

Un abrazo.

Juanjo, seguro que sí, todo es ponerse.

Abrazos.

Belén, y aquí el roto es más bien él, que no se ubica en ningún sitio :D

Besos, queridísima

Alejo, difícil calzar una pieza así.

Abrazos.

39escalones, eso, eso :D

Abrazos.

Verdial, me parece a mí que a este del relato... por mucho que se lime... como que no :D

Besos.

Jadeth, el placer es mío por tenerte por aquí :) En efecto, se asustó de ver cómo él no encajaba con ninguna de las demás piezas. Se dejó caer.

Besos.

Annabel, no te reconocí en tu comentario en la página de facebook de Scriptoria :D Ahora creo que mejor, he cambiado la plantilla.

Eres única. Yo también soy fan de ti :)

Un beso.

Miguel Baquero, yo lo dejé, por aburrimiento no porque ninguna pieza se me pareciera :D

Abrazos.

Carlos, eso es, y ni años bastarían para encontrarle un lugar.

La bahía está cada vez peor... a ver si este año levantamos cabeza :)

Abrazos, fenómeno.

César, gracias, a ver cuándo me paso por vuestros "cuadernos".

Un abrazo. Feliz Año.

Sechat, :D te escribo la misma explicación que a No Coments.

Lo que quise decir con este corto es sólo que él, como en el juego del Tetris, decidía dónde ubicar las mujeres en su vida, tenía un lugar para cada una de ellas, y encajaban, cuando se quiso ubicar él... no encajaba con ninguna :)

Un beso.

Indra 21/1/12 0:09  

Hoy alguien me dijo algo parecido...y si la que no encaja soy yo?...con lo fácil que parece este "juego" y no lo es no.
Bss