... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Buscándote (IV)

Sigo poniendo páginas del diario de la particular odisea de este pobre hombre...
Queda una entrega.


14 Comentarios | Escribe el tuyo:

Miguel Baquero 20/9/11 12:02  

Primero, si me aceptas un consejo, dile a tu protagonista que se dé una ducha, porque con ese olor a chotuno que tendrá el carromato... ;-)

Wen 20/9/11 13:02  

Lo de la ducha viene repitiéndose como idea en los comentarios de los últimos posts, eh? :)

Laura 20/9/11 15:01  

Yo tenía dos cabras en casa, y te aseguro que llegan lejos.
Menos mal que ahora las tengo a 500 km, así las quiero más.

:)

P.D.: no desesperes, el desnudo siempre llega.

aNNaBeL 20/9/11 15:33  

Qué intriga por saber el final!! pero con la suerte que tiene el prota lo mismo ella se ha vuelto a mudar jejeje un beso desde La Sonrisa Del Durmiente

Oréadas 20/9/11 20:57  

Creo el una duchita para evitar el olor a choto no vendría mal :-)
Besitos

இலை Bohemia இலை 20/9/11 22:13  

No hay nada como tener una meta en la vida...

bss...y también a las cabras...

Belén 20/9/11 23:58  

Pero se lo dices a la cabra o a tu amante? jejeje

Besicos

dintel 21/9/11 5:22  

Me suena mal el "dentro", para tanto empujón. ;)

TriniReina 21/9/11 17:04  

Eso si es que, a estas alturas, ella aún espera...
La pciencia tiene un límite; por parte y parte.

Abrazos

Luzdeana (Diana H.) 23/9/11 2:42  

Lo peor de las odiseas es que a veces, al llegar, descubrimos que la meta dejó de ser la meta.
Que no decaiga. Son apenas tres kilómetros.
Besos.

mErL 24/9/11 11:51  

El amor no te deja ver, te quitas las gafas de la vida, ves todo turbio entre sombras.

Un saludo.

AdR 24/9/11 23:38  

Miguel B., creo que no le va a dar tiempo. Con las ganas que lleva... como para pensar en ducha está.

Abrazos.

Wen, :D Que no, mmujer, todo al natural, en plan hippie :D

Besos

Laura, pero tus cabras son muy diferentes.

Besos.
P.D.: Eso es lo bueno.

Annabel, no, por favor, que no se haya mudado...

Besos

Oréadas, eso pensáis muchos pero... bueno, al final tendrá que pasar por el agua, claro.

Besos

Bohemia, Yo tengo varias, metas, no cabras.

Besos

Belén, si fuesen ovejas... que tiran más :)

Besos

dintel, era por enfatizar :D

Besos

Trini, también es cierto, a saber cómo se va a presentar él, con ese olor de ciénaga y cabras...

Besos

Luzdeana, dejó de ser meta, para convertirse en deseo materializado. Es el destino.

Besos

mErl, la verdad es que es un asquito, como la ciénaga.

Abrazos

Juanjo 25/9/11 11:44  

Con lo que ha tardado tu protagonista, me veo a la chica viviendo en Las Rozas.

Indra 10/10/11 16:43  

Y al llegar se evapora el cansancio...
Un beso