... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Tiempo de Cerezas



4 Comentarios | Escribe el tuyo:

CECILIA GUILLEN PEREZ 30/3/14 23:12  

Si, se acercan las cerezas, rojas, p pletóricas, llenas de vida y ganas de vivir.

De tres en tres, de cinco en cinco,mordisquearé las cerezas directamente del árbol, con labios rojo intenso,labios dulces de cereza.
¡Qué imagen más maravillosa, tu poema!

David Moreno (No Comments) 31/3/14 10:14  

Siempre me gustaron estas entradas tuyas, en letra, a pelo, sin escondites ni camuflajes.

Un saludo indio
Mitakuye oyasin

Sara 31/3/14 16:00  

qué maravilla! :)

pd. seguramente te lo habré dicho un millón de veces, pero me encanta tu letra. Creo que te voy a pedir que me escribas una cosa... ;)

Yo 31/3/14 17:42  

Y a mí que esta entrada me ha recordado a huecco...