... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Dame de Follar


 Colabora en la financiación de mi proyecto de publicación adquiriendo el libro y otros objetos:

4 Comentarios | Escribe el tuyo:

César Sempere 9/2/13 23:19  

Me ha gustado la velocidad de la acción. Ha sido un ciclón.

Saludos.

Jadeth 12/2/13 12:08  

si, muy vertiginoso, como cuando solo quieres desfogar un calentón rápido, cosa de 1 minuto o menos... no creo que después soñara con tu aparición, creo que cayó en el sofá y se volvió a levantar en unos minutos y continuó con sus tareas jajajajajaja


un huesito Ady ^^

Vilaplana 15/2/13 21:50  

Relato excelente con una letra muy pasional.

Saluos.

இலை Bohemia இலை 7/6/13 14:12  

Me ha gustado el final...jajajaja