... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

De mi puño (XII): Desempolvando palabras


 Ando inmerso en la escritura de mi novela El lamentable descenso de Henry Norton, de modo que si antes tenía poco tiempo... ahora los minutos corren 'bajo cero'.

9 Comentarios | Escribe el tuyo:

TriniReina 6/2/12 13:18  

Por eso hay veces en que nos es más fácil vivir en el polvo que ponernos a desempolvar:):)

Abrazos

David Moreno (No Comments) 6/2/12 16:07  

Desempolvar es como revivir recuerdos, bien, pero si eres alérgico ya se sabe.

Un saludo indio

Carlos 7/2/12 20:37  

Déjate de bajoceros que aquí ya diez sobre cero es frío polar :)

Pero tus páginas permanecen ajenas al paso del tiempo, como fotografías que la mirada captura al leerlas.
Es lo que tiene la calidad de tu cuaderno :)

Un abrazo y el mejor de los augurios para la novela!

Belén 7/2/12 22:15  

Si el olor es de Jabón de Marsella, entiendo la nostalgia ;)

Besicos frescos

Luzdeana (Diana H.) 9/2/12 14:14  

Me gusta esa imagen del escritorio soleado. Yo estoy en un receso obligado de palabras pero espero que vuelva el sol sobre mis letras.
Me trajeron tus cursivas que tanto me gustan.
Suerte con la novela. Acá el cero del termómetro ha quedado muy atrás, desplazado por una intensa ola de calor que nos abruma.
Un abrazo.

Indra 10/2/12 18:16  

El olor de la luz del sol...su olor, entonces lo recordarás cada día, al menos que llueva ;)
Bssss

César Sempere 11/2/12 3:21  

Un placer volver a visitar tu espacio.

Abrazos,

Res de Res 12/2/12 21:02  

Desempolvar recuerdos es entrar en el mundo de la melancolía.

Un abrazo.

Oréadas 15/2/12 22:50  

Uy ese olor a ropa recien doblada, da para mucho. :-)
Besitos y mucha inspiración para tu nueva aventura. ;)