... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Niño Perdido (II)


 
-.-

Estos dos últimos posts son producto de quedarse uno dormido en la playa, cuaderno abierto en mano, y despertar con el sonido de la megafonía.

 *en la foto... parte de AdR

17 Comentarios | Escribe el tuyo:

barbara 29/8/11 1:46  

Me parece genial!!! :) Barbs

Belén 29/8/11 7:19  

No quiero ser ceniza, pero si no te recogieron hace 31 años, creo que no les interesas ahora :P

Besicos querido

dintel 29/8/11 8:30  

Pues es tiempo de vaciar para poder volver a llenar... y sigue sin parecer perdido...

Nuda Veritas 29/8/11 9:12  

La de peso no-físico que tiene que tener esa mochila.

Un placer encontrar este espacio.

Mi beso,

Nuda.

Susana 29/8/11 10:18  

Jejejeje....
Muy bueno, Ángel. Si es que lo sueños tienen un no sé qué....

abrazos.

TriniReina 29/8/11 17:31  

Ya les vale a sus padres, haberse olvidado del niño. Claro, que si ya por entonces tenía alma de escritor...

Abrazos

இலை Bohemia இலை 29/8/11 23:24  

Ni en sueños te abandona la inspiración, niño lost!

bss

Wen 30/8/11 9:23  

Si no va nadie a reclamarte ya voy yo, eh? .... :)

aNNaBeL 30/8/11 11:31  

siempre que sigas compartiendo con nosotros esa mochila bienvenido seas!!!! :P besillos desde http://lasonrisadeldurmiente.blogspot.com/

Óscar Delgado 31/8/11 19:01  

Un placer regresar a este mundo de Scriptoria en el momento adecuado, el del rescate del puño y letra :-)
Saludos

mErL 31/8/11 19:02  

Al señor de la CRUZ ROJA sus cuentos son como el mar, lleno de historias.
Es el pirata de las letras, pero en bueno.
SEÑOR DEL PUESTO DE SOCORRO...NO LO DEJE PARTIR SIN ESCUCHAR UN CUENTO.

Carlos 31/8/11 23:03  

Una noticia buena con la que hacer frente a la triste del Vaporcito.

Por favor los de la Cruz Roja que dejen de darle mantas y denle cuanto antes algo con lo que pueda escribir que éste ya no se nos pierde mas! :)

Maravillosa colección la que nos estás regalando de tu puño y letra.

Un abrazo!

Indra 1/9/11 12:21  

A ver...solo a los familiares?...(ya crecidito no darás tanto que hacer como un niño...ahora si me apunto a recogerte y si quieres compartir esa mochila cargada)
Un beso,otro.

Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄ƷSechatƸ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ 1/9/11 17:10  

Razón no te falta... la semejanza entre un escritor y un niño es innegable... tanto unos como otros sueñan despiertos más a menudo que el resto y ven la magia donde otros no la aprecian.

¡Fabuloso!

Oréadas 2/9/11 22:01  

Donde se dividen niño y poeta?
:-) Un besito

celebes2 16/9/11 19:05  

Joplas! Como ha crecido el niño! ;) Bueno, ... se ha perdido, nos pasa a todos, perdemos ese niño que una vez fuimos. Se le añora, claro que sí. Tenía respuestas sencillas para algunas de las preguntas que ahora nos surgen.

AdR 24/9/11 22:23  

Bárbara, gracias, querida.

Besos.

Belén, la lógica aplastante se impondría. Lo que dices tiene lógica :D

Besos, querida.

dintel, en realidad se escapó. Estoy llenando.

Besos

Nuda Veritas, me gusta eso de peso no físico. Lo tiene.

Besos, encantado de verte por aquí.

Susana, y los que aún no se han realizado... más.

Besos

Trini, con ese alma... era cuestión de tiempo que desapareciera.

Besos

Bohemia, :D Desperté y me sentí perdido, e imaginé... eso, que me había perdido de pequeño, y aparecía ahora. Soy un caso.

Besos.

Wen, esooo. Dadme casa y comida.

Besos

Annabel, seguiré con vosotros.

Besos.

Óscar, y yo tan feliz de que estés por aquí.

Abrazos.

mErl, a veces los piratas son malvados... me tienta ese lado también :)

Abrazos.

Carlos, ay... espero que el Vaporcito resurja pronto. Eso, que me den sombrilla, papel y pilots :D

Abrazos

Indra, :D Venga, recógeme, ¿en qué parking te espero?

Besos.

Sechat, ahí lo has visto. El niño, el escritor, el poeta... el mismo ser.

Besos

Oréadas, no hay división posible :)

Besos

celebes, creció y el niño que fue, que es, lo lleva en la mochila, las respuestas se le marcan en el rostro.

Abrazos