... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Serendipia


 
(U2 - With or Without You) (Letra)


Serendipia: descubrimiento o hallazgo afortunado e inesperado (Wikipedia)

Siempre que conduzco mi coche por ese tramo de autovía me pasa lo mismo: vuelvo a esa primera tarde en que nos conocimos. Cuando acabamos los cafés yo te dije que me acompañases a una de las tiendas porque tenía que comprarme unos boxers. Tú sonreíste, yo te pregunté si alguna vez habías tenido que soportar algo así en una primera cita.

- Nunca - dijiste.
- Es que yo soy así de imprevisible, diferente a los demás, pero nada del otro mundo - culminé.

Me gusta tener la tierra bajo mis pies y la carne entre las manos. Siempre que paso por ese tramo de autovía recuerdo nuestra primera cita. El asfalto de ese tramo de carretera se ondula, eleva mi coche unos centímetros por el lado izquierdo durante un par de metros de recorrido, luego la carretera vuelve a recuperar su firmeza habitual. Durante ese segundo mi coche se balancea como si estuviera bajando por el desnivel de un tobogán o fuese impulsado por una ola de mi océano.

Aquella noche en que nos despedimos ocurrió lo mismo. Ese tramo elevado es mi serendipia del pasado. El que me llevó a ti. Y estará ahí siempre, y me acordaré de ti siempre y cada vez que conduzca por ese tramo de autovía.

Siempre, nenita.

Hace poco caminé por una playa desierta y, al meterme en el agua, descubrí que el mar me da miedo, tanto como encontrarme con cientos de tortugas muertas en la orilla, o como todos los relojes que tú y yo hemos ido parando con todos los besos que nos hemos dado.

*foto de aquí

15 Comentarios | Escribe el tuyo:

Belén 22/7/11 14:02  

Tus citas siempre son en coche? jajaja, recuerdo la nuestra, te decía cómo tenías que conducir por Madrid...:P

Besicos querido

Juanjo 22/7/11 19:56  

Temer, no sé, pero jamás le pierdas el respeto al mar. Ni a nadie que haya sido importante en tu vida, aunque no lo merezca.

TriniReina 23/7/11 8:37  

Paisajes, escenas que quedan marcadas en el alma y niegan a cal y canto las llaves al olvido.

Abrazos

Luzdeana (Diana H.) 23/7/11 23:17  

Me recordás que cargamos para siempre con nuestras propias serendipias. Qué bella palabra.
Un beso.

Elèna Casero 24/7/11 11:55  

Siempre hay puntos que te llevan a otro punto de la vida. Ya sea de carretera o de mar.

De paso conozco otra palabra más
Un beso grande

verdial 25/7/11 19:37  

Hay cosa, objetos, que nos recuerdan otros momentos vividos, sobre todo si en esos momentos se han parado las aguja del reloj.

Un abrazo

இலை Bohemia இலை 26/7/11 1:47  

boxer en la primera cita...desde luego no es lo más común, jejeje

Me encanta la sonoridad de la palabra serendipia...

Miguel Baquero 26/7/11 12:10  

Muy bueno. En breve, ya, comienzo a leer tu libro, que me llegó sin problemas

Indra 28/7/11 18:37  

...Aunque cargado de nostalgia...es precioso este post.
Me dejas buscando mis serendipias...
Un beso.

Carlos 28/7/11 21:29  

En un escenario de autovías en obras (muy de este país de hacerlas en las fechas de mas tráfico) solo les pido que no toquen un ápice ese tramo de autovía, que guarden si cabe los coches silencio al atravesarlo, y conserven por siempre esta serendipia.

Un abrazo mago y muy feliz agosto!

A mi trajo el poniente un libro... ;)

Alejo Z. 4/8/11 16:28  

Ah la mar, un mundo propio de inesperados hallazgos tan amplio que no se divisa lo que deja y se va; tan inesperado como las evocaciones hechas en carretera.
Un abrazo.

mErL 4/8/11 21:02  

Un relato muy bien descrito, muchas veces cuando conducimos muchos kilómetros las imágenes del pasado se reflejan en la filmoteca de la mente cuando ves algún objeto que te lleva al recuerdo.
Siempre la primera cita es la esencia del perfume que nos acompaña en la vida.

Un abrazo.
PD. Tengo el ejemplar en mis manos, con una portada hermosa, muy bien ilustrada. Felicidades. Buenas vacaciones.

Iraunsugue_Eternia (Laura Butragueño) 5/8/11 13:16  

Pasan los años y coleccionamos recuerdos, se esconden entre la letra de una canción, un restaurante cualquiera, aquella esquina donde surgió un beso, la despedida en el banco de aquel parque…un coche, un cruce de caminos.
Un beso, coleccionista.

Eva 9/8/11 12:32  

De la misma forma que hay olores o sabores o visiones que te retrotraen a otros momentos, solo por unos segundos en los que como un flash se agrupan muchos sentimientos. Pisar donde ya pisaste, amar donde ya amaste.

AdR 20/8/11 15:30  

Belén, siempre me tengo que desplazar en coche, yo no sé cómo tenía citas cuando no tenía coches... :D

Cierto, memorable aquello de:
"Pero, AdR, giraaaa, gira a la izquieeerdaaa", en mitad de la Cibeles y rodeados de coches por todos lados, jajajaja.

Un beso, querida.

Juanjo, muy cierto, cada vez le tengo más respeto a todas las cosas.

Un abrazo.

Trini, aunque el tramo de serendipia lo allanen, ahí quedará.

Besos.

Luzdeana, muy bella, la cargo a la espalda con mucho gusto desde hace semanas.

Besos.

Elena, en mi caso las carreteras y el mar van casi unidos, unos conducen a otros. Y así va pasando la vida.

Besos.

verdial, de relojes parados sé un rato largo, ya sabes. Yo atesoro un objeto por cada momento.

Besos.

Bohemia, claro que no es lo más común, más mono que iba yo con mis boxers en la siguiente cita... :D

Besos.

Miguel Baquero, a ver cuánto te aburres con él, jajaja.

Abrazos y gracias.

Indra, ¿las has encontrado o tengo que crearlas?

Besos.

Carlos, y aunque toquen ese tramo, mi coche y yo siempre seguiremos balanceándonos como la primera vez de aquella noche.

Abrazos.

Alejo, la mar y la carretera... una sola.

Abrazos.

mErl, el perfume de la prima cita es siempre único. A mí siempre se me ocurren las mejores ideas cuando conduzco, raro que es uno.

P.D.: Gracias a ti por el interés que has mostrado. Un abrazo.

Iraunsugue, otro beso, de coleccionista a coleccionista :D

Eva, precioso eso de amar donde ya amé, ese delicioso fallo en la autovía continúa allí.

Besos