... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Derrame Fortuito


"- Que pase usted una buena tarde, señor - dijo la mujer sonriendo.

Y la verdad es que no la pasó. Ventura salió de la tienda sin hacer honor a su nombre, desde que pisó la calle todo fue un derrame fortuito de calamidades y desgracias.

Un Mercedes Benz se salió de la calzada y se estampó contra un escaparate de una bombonería cercana desperdigando la vida de tres peatones por encima de las cajas de exclusivos Patchi y Godiva. Debido al temblor de la fachada del edificio los pies de un pintor que trabajaba subido en un andamio trastabillaron, el hombre cayó al vacío y vino a morir justo a los pies de un niño de cinco años que jugaba con su pelota de goma recién comprada. Una señora de 81 años que presenció la escena cayó fulminada de un infarto.

Y para colmo Ventura no encontraba ni un sólo taxi, y además se le acababa de agotar la batería de su móvil... así que llegaría tarde a su partida de cartas. Pasó por encima de los cadáveres del pintor y de la anciana y el niño de la pelota se lo quedó mirando. Luego siguió caminando tranquilamente calle abajo jurándose no volver a pisar jamás la tienda de aquella pitonisa."

-.-

Y en la barra lateral... "Pesadillas", mi columna del viernes en La Voz de Zamora

*foto de aquí

29 Comentarios | Escribe el tuyo:

guillermo elt 21/5/10 12:48  

La pitonisa Lola???... jeje ... El Ventura, por ventura le pagó??? Es que, si no, capaz fue de ponerle, nada más salir, 2 velas negras...

Vaya yu-yu

Fuera ya de bromas, yo, personalmente, no creo en la mala suerte.

Un Abrazo.

Wen 21/5/10 13:14  

Juas. Pobre pitonisa.... no creo que tenga ella la culpa, no? Será una concatenación matemática provocada por algún imbécil que habla por el movil mientras conduce....

Natalia 21/5/10 16:07  

Encanta de toparme con tu blog. Sigue así(: Déjate caer por el mío si te sientes con ganas para una aventura... Muchos besos ^^

Jesus Esnaola 21/5/10 17:08  

Bueno, quién sabe, tal vez todos estos acontecimientos fueron afortunados para Ventura. Pero lo cierto es que yo, como él, no volvería a visitar a aquella pitonisa. Me gustó.

Un abrazo.

Raquel 21/5/10 17:51  

Sí, pobre pitonisa.
Por un momento pensé que estabas hablando del derrame de petróleo del Golfo de México.

Mary 21/5/10 18:21  

No, si es que hay días que mejor no levantarse, pero oye, vaya la calma del hombre aquél, ¿no?

Desde luego lo he leído mientras las imágenes se sucedían en mi cabeza como si fuera una peli de un tipo duro.

un beso y enhorabuena por tanta creación literaria aquí y allá.

Susana 21/5/10 18:55  

Jolín.... qué mal rollito....

Besos!

Wara 21/5/10 20:36  

Mi Lola era pitonisa, quiero decir que mi pitonisa se llamaba Lola pero no era la de la tele, jajaja. Tampoco era mía, sólo vecina. ¡Las colas que se formaban a la puerta de su casa para que les echara las cartas! Los de mi pandilla tenemos ido alguna vez, pero siempre nos examinaba antes: quién eres, quién es tu padre, tu madre... y claro, así con información previa, no vale.

Estoy pensando que Ventura bien pudo haberse quedado con la pitonisa en vez de salir a la calle, así seguro que se evitaba tanto desastre (o era peor), jaja.

Feliz fin de semana.

César Sempere 21/5/10 23:46  

Magnífico Ángel, realmente magnífico. Me he reído durante un buen rato.

Estupenda tu columna. Si sigues así me parece que algún día nos dejarás sin Scriptoria.

Saludos,

Nayuribe 22/5/10 1:28  

Calamidades es un piropo... eso fue un desastre... Y él tan campante pasando sobre los muerto... cual si fuese cosa de todos los días. A mí me hubiese dado algo ahí mismo, como a la anciana, jaja
besitos

domemu 22/5/10 2:52  

jajaja Fantástico! Qué manera de matar gente sin querer. Lo que más me gusta es que al protagonista le importa todo tres cojones con tal de llegar a su cita con la timba. Un abrazo.

TriniReina 22/5/10 9:11  

Vaya pitonisa pésima o señor gafe o ambos dos desastrosos:)El nombrecito se las trae. Ventura:)

Me gustó el relato y me sorprendió el final

Abrazos

No Comments 22/5/10 11:36  

Tremenda pitonisa, tremendas desgracias nada más salir de ella y peor aún que tus pesadillas sean realidad. Qué miseria. Tan sólo se salva la vida de esa criatura...
No creo en señores de blanco, ni en representantes de ese calibre.

Un saludo indio

Sombras en el corazón 22/5/10 12:04  

Desde luego que fue mala suerte... pero no me parece que para él precisamente. ¿Será gafe el hombre y no lo sabe? :0)

Un abrazo

Sergio 22/5/10 12:46  

Pienso igual que tú, César, y seguro que se lo merece.
Suerte amigo

Belén 22/5/10 13:01  

Joe, la pitonisa que borde, seguro que se lo ha dicho con retintín...

Besicos

sueño 22/5/10 13:21  

Joe, vamos, miedo me da como acabaría esa partida de cartas jajaja
Me recuerda a la peli "destino fianal" xd.

Qué sera cuando tenga un mal dia jajaja

un abrazo.

aniki 23/5/10 1:41  

Mira que llamarle Ventura, lo tuyo es echar sal en la herida...

Besossssss.

mErL 23/5/10 9:04  

Ventura no iria vestido de negro, la pitonisia sería una mujer mayor muy fea con unas uñas muy largas....jo, no quiero toparme con una pitosia de esas.

Un abrazo un relato muy bueno....

Carlos 23/5/10 17:10  

¡No hay mal que por bien no venga! Aquel niño regresaría a casa con bombones que ni en sueño podría comer,el del Mercedes le hubiera atropellado sino estuviese con la pitonisa y en las cartas hubiera perdido un dineral. Lo del movil es hoy en día inevitable :)

Poder leer tus relatos es una suerte para todos.

Un abrazo mago

39escalones 24/5/10 8:51  

Pues yo sí que volvería: entre tanto desastre él está indemne. Prefiero quedarme sin batería que hacer caída libre desde un andamio... Eso mientras la pitonisa no sea la Fuster, claro, que hay cosas que no compensan.
Abrazos.

AdR 24/5/10 15:32  

guillermo, yo tampoco creo con total certeza en la mala suerte, pero sí que en la concatenación de "malos eventos" :)

Abrazos.

Wen, pues seguro que es así. Lo que dices tiene todo el sentido. Y Ventura es un hombre que no ve la buena suerte que le guarda.

Besitos.

Natalia, bienvenida a Scriptoria. Me siento con ganas de aventura. Me pasaré :)

Besos.

Jesús, ya te digo que lo fue. Está vivo, más no puede pedir...

Abrazos.

Raquel, la verdad es que la pitonisa es una de las mejor paradas del relato, y puede que sea mala como pitonisa pero... quien no tiene perdón de Dios es Ventura, omitiendo el auxilio a las personas.

Igual me guardo ese tema para la columna periodística de los viernes :)

Besos.

Mary, y tan duro. Si te lo has imaginado como una película... entonces has hecho lo mismo que yo cuando lo escribía :)

Gracias :) Y ahora además un librillo de poemas :)
Besos.

Susana, muy mal rollo :D Yo espero tener la suerte de Ventura, pero no encontrarme con él nunca.

Besos.

Wara, :D Pues mira, tu Lola creo yo que sacaba mucha información en las "previas" y no de las cartas :D

Igual es él el que atrae a su alrededor la mala suerte...

Besos.

César, :D Y yo me divertí escribiéndolo.

Gracias, yo espero que no, que siga escribiendo por aquí. Y vosotros pasándoos.

Abrazos.

Nayuribe, a mí también, me hubiera dado algo :D Si es que doté a este personaje con una parsimonia y un pasotismo irreales :D

Besos.

domemu, bienvenido a Scriptoria. Eso mismo me dije yo cuando lo escribí, el final no lo tenía muy claro y me dije: "Pues continúa con su pasotismo". Así que pasa junto al chaval de la pelota como si nada... y hala, a buscar taxi.

Abrazos.

Trini, yo creo que es él el desastroso, la pitonisa es una víctima de las circunstancias, como los cadáveres y el pobre niño con la pelota.

Gracias :) Besos.

no comments, la de esa criatura y al de Ventura, que a él no le basta pero mira la suerte que ha tenido al fin y al cabo.

No es tiempo de creer en señores de blanco, ni en los de cualquier tipo de "trajes".

Abrazos.

Sombras..., por ahí va la cosa :) Muy bien.

Besos.

Sergio, :O Si eres tú de verdad... ¡cuánto tiempo! ¿no? :D

Abrazos.

Belén, :D Es un punto de vista que no había calibrado.

Besitos, querida.

sueño, igual la partida ni empieza... :D Es cierto, ahora que lo dices se me parece a una de ellas (yo sólo vi la primera).

Vete a saber, igual tiene malos todos los días y este es uno de los "menos malos".

Abrazos.

aniki, :D Totalmente ;)

Besos.

mErl, no reparé en describir el color de la ropa de Ventura, pero el negro me gusta, le debe ir bien, como si fuera una sombra...

Gracias. Abrazos.

Carlos, ese niño es el verdadero afortunado del relato, eso si puede superar en el futuro la visión de tan tremendo accidente, claro.

Somos esclavos del móvil y el correo electrónico.

Abrazos, fenómeno.

39escalones, yo prefiero hasta deshacerme de mi móvil, ya ves. La Fuster es mucha Fuster... :D Si fuera así yo no hubiera entrado en la tienda. Vamos, que tampoco entro si es otra.

Abrazos.

Virginia Vadillo 24/5/10 16:43  

Jaja, me encanta como has hilado las desgracias de Ventura, las tres muertes con el no poder encontrar el taxi... muy bueno!
Besos!

celebes2 26/5/10 14:18  

La pitonisa de dijo que apostara fuerte, seguro. Y, a lo que se ve, se lo está planteando ... ;)

Abrazos.

Nela 26/5/10 17:41  

Este hombre pagó al salir? ;)
No queda otra, o eso o gafe :)
Un beso.

Juanjo 27/5/10 22:28  

Lo de llegar tarde a la partida de cartas, dramático. Llegaría con la suerte ya repartida.

AdR 31/5/10 16:21  

Virginia, para él seguro que no encontrar taxi fue tan desgraciado como las muertes...

Besos.

celebes, ya ves, mejor que no vaya a esa partida de cartas.

Abrazos.

Nela, gafe, gafe, que hay muchos así por el mundo, aunque yo no creo mucho en eso.

Besos.

Juanjo, llegaría para perder, está predestinado :)

Abrazos

Su 9/6/10 23:17  

LLego aquí de rebote y he quedado fascinada. Espero no tener la suerte de Ventura.
Saludos

AdR 11/6/10 17:16  

Su, pues bienvenida a Scriptoria y dichoso el rebote :) Seguro que tienes mejor suerte, aunque pensándolo bien... él la tuvo.

Besos