... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Sobre El Camaleón


En varios cuentos que he escrito aparece un camaleón. Por ejemplo aquí o en Solsticio con Beso, el relato publicado en este libro. Mi camaleón simboliza la muerte. En un cuento que he escrito el protagonista sueña con un paraje verde y de cielo despejado, los pétalos de las flores de unos cerezos caen al suelo, y el blanco de ellos comienza a extenderse, y lo hace tan rápido que la hierba y los troncos de los árboles se vuelven blancos, como si hubiese nevado.

Y un camaleón que sube por el brazo del protagonista mimetiza su piel en blanco, y se queda dormido sobre su hombro, como si estuviera congelado. Más tarde despierta enfurecido para destruir algo que el protagonista tiene en sus manos, pero no puede, porque el amor que profesa el protagonista es tan indestructible que ni siquiera la muerte puede acabar con él.

En el cuento ocurre algo que nunca pasaría en la vida real, algo que parece imposible: el camaleón muere.

Mi camaleón es la muerte dormida, porque se mueve lento pero seguro, porque mimetiza con el entorno hasta el punto de hacerse invisible o ser atractivo y vistoso en colores. Y ve todos los ángulos con sus ojos. Es capaz de acecharte sin emitir el más mínimo sonido.

Adoración y Temor juntos.

*foto de aquí

29 Comentarios | Escribe el tuyo:

guillermo elt 12/3/10 12:51  

... y poee el poder de matar a distancia.... Bueno, distancia dentro de un orden... :))

Un Abrazo.

moderato_Dos_josef 12/3/10 13:41  

Me encantan los camaleones. Nunca me dieron la impresión de representar a la muerte. Sino a la docilidad de la vida...
Pero bueno, cada uno interpreta como le parece, y más en tus maravillosos relatos.
Un abrazo.

lavidaesroja 12/3/10 14:38  

Es muy interesante lo que decís.
Mi animal fetiche es el león. No sé exactamente qué simboliza para mí, pero está muy presente.

:)

Apapacho.

Lala 12/3/10 17:18  

Creo que todos tenemos ese tipo de "mascotas", que en realidad son símbolos. Yo también los tengo, sin embargo, son privados aunque estén escritos en las entradas y sólo yo los se traducir...
Qué cosas!


Un beso


Lala

Darilea 12/3/10 19:27  

Yo en los camaleones veo "adaptación" creo que por su diversidad de colores, sería capaz de adaptarse a cualquier situación.
Un besito :-)

Mary 13/3/10 1:46  

¿te sientes un poco camaleón?

besos

Belén 13/3/10 8:42  

La muerte no muere, eso solo es literatura (y te lo agradezco)

Besicos quierido

Fer 13/3/10 9:40  

Este blog es impresionante.
Felicitaciones!

Nela 13/3/10 14:15  

Fíjate que a mí es un animal que me produce ternura, no sé ahí...viendo la vida pasar impasible, intentado pasar desapercibido ante todos, queriendo solo tranquilidad.
ni caso...solo que hay días que...quien fuera camaleón!!
Un besazo

Wen 13/3/10 19:33  

Con lo cucos que me han parecido a mí siempre los camaleones...

Carlos 13/3/10 20:20  

La muerte es la que al leer tus cuentos no puede evitar la fuerza de la vida que tienen y termina adquiriendo el color de ella, su piel se hace de papel, su lengua se transforma en una línea de palabras, sus ojos en música que gira alrededor, sus manos se sujetan fuertemente a la vida.

Un abrazo amigo y mi solidaridad con tu tierra a la que este invierno azotó fuerte pero que nunca pudo con ella.

Como la muerte no podrá nunca con el amor!

Loving.Paris 14/3/10 15:44  

Y ve todo los ángulos con sus ojos...
(muy buena frase!)
reitero mi propuesta del trailer!
coincido también con los anteriores comments, con lo monísimos que son los camaleones!

Elèna Casero 14/3/10 20:46  

Y parecen tan tranquilos los camaleones.

Sureña 14/3/10 23:07  

Te has apropiado del camaleón... o se ha apropiado él de ti... da igual.

Va contigo. Porque tienes esa característica de hacer bonito hasta lo más desagradable, esa doble visión de las cosas que manejas tan bien.

Adoración y temor juntos será...

:) Besos.

berrendita 15/3/10 0:43  

He visto las fotos de los pequeños camaleones. Mentiría si te dijese que me gustan, porque de siempre los reptiles me han fascinado por su belleza pero me producen un rechazo brutal. Pero, bueno, por tu culpa llegué a mirar con ternura al pequeño camaleón.
Y aunque yo no vea muy clara esa imagen, una vez más tienes razón, escritor: la muerte se mimetiza entre nosotros, observa desde todos los ángulos, permanece impasible ante nuestra propia vida.

Pero siempre nos quedamos con la vida, por mucho que nos (te) gusten los camaleones, ¿no?

Besos, desde todos los prismas. :)

Nayuribe 15/3/10 6:25  

Me gusta mucho la idea de que el camaleón simbolice la muerte... no había pensado en esa metáfora y creo q es muy creativa.
Además es un animal que me parece muy místico, por lo que me parece todavía más interesante.
besitos

39escalones 15/3/10 9:01  

Y yo que pensaba que era un homenaje a Fernando Trueba...
Abrazos.

TriniReina 15/3/10 14:04  

Tu texto, sin que nada tenga que ver con ello, me ha recordado una noche de verano. Era yo pequeña, y mi hermana, menor que yo, cogía jazmines de un arbusto que había en el patio, eran para mi abuela, que siempre dormía con un puñado de estas flores en la mesita de noche. De repente, mi hermana gritó, soltó los jazmines, que ya tenía recolectados, y salió corriendo hacía la casa, encerrándose con pestillo y todo, en el cuarto de baño. Mi madre fue tras ella y le preguntaba que, qué le ocurría y mi hermana lloraba y gritaba !un camaleón, un camaleón! Mi madre no la creyó, por supuesto, ya que estos animalitos no se ven por aquí, pero fue a ojear el jazmín y allí lo vio. El animal se había escapado de dos patios más allá. Unos vecinos lo habían cazado y lo tenían en su casa. No veas que espectáculo:):)

Lo más gracioso de todo esto es que mi madre nos reñía para que recogiéramos nuestra habitación y siempre decía: "En esta, cualquier día, casa va a ver hasta camaleones" refiriéndose a la multitud de cacharros que mi hermana y yo teníamos por medio y, fíate, un día acertó. Es que las madres tiene ese punto de adivinadoras;););)

Nunca he visto al camaleón como símbolo de muerte, pero en tu derecho estás de simbolizarlo como quieras, para eso eres el escritor.

Abrazos

Eria.. 15/3/10 15:37  

Ya decía yo que esa mirada extraña...

Alejo 15/3/10 15:56  

La magia de la interpretación es el goce de escribir bien. Este texto es solo una confirmación más de porque sigo (al igual que muchos otros) pasando por acá: inspiración pura mi estimado,
Un abrazo

César Sempere 15/3/10 17:13  

La verdad es que es un animal interesante por su quietud, camuflaje y rapidez de ataque. No sé si es más tímido que depredador.

En cualquier caso, todo lo que no va de cara no me gusta.

Un saludo,

mErL 15/3/10 17:35  

Hoy he aprendido algo sobre el camaleon, porque a mi esto de los animales...va ser que no...que no me va.

Un abarzo.

Druida de noche 16/3/10 9:07  

He tenido un pequeño accidente (me quebré el codo) y no puedo escribir (sino con una mano y las letras se hacen infinitas). Así que te leo pero no te comento ¿vale? En un mes estaré como nuevo….
Beso y abrazo.
druida

AdR 16/3/10 17:54  

guillermo, sí, sí, que algunos tienen la lengua más larga que otros :)

Abrazos

moderato, también pueden interpretar lo que dices, pero yo he optado por otorgarles ese significado de la muerte venidera, en ciertas ocasiones.

Abrazos.

la vida es roja, me acuerdo de tu relato, excelente, de los mejores que te he leído: Las Leonas :)

Besos.

Lala, uy, pues me dejas con la intriga y el misterio metidos en el cuerpo. Quiero desvelarlos :D

Besos.

Darilea, pues en eso también soy yo un poco camaleón :)

Besos.

Mary, mmmm... me has recordado a David Bowie :D Un poco sí, me fascinan.

Besos.

Belén, y menos mal que es así :)

Besos, querida

Fer, bienvenido y muchas gracias :D

Nela, viendo la vida pasar dices... pues eso, la mismísima muerte el jodío :D

En el próximo relato los temerás :)

Besos.

Wen, yo tengo fotos con ellos :)

Carlos, pues con esa muerte estás describiendo a un camaleón :)

Tienen que llegar mil tormentas para acabar con la tierra, sí :)

Abrazos, fenómeno.

Loving Paris, acojo tu propuesta, ya veré qué puedo hacer...

En el siguiente relato no los verás tan monos :)

Besos.

Elena, dan paz, pero eso mismo da la muerte ¿no?

Besos.

Sureña, :D Yo creo que un poco los dos de ambos.

Uy, pues espero no perder esa doble visión... ¡No me estarás llamando bipolar! :)

Será, será.

Besitos.

berrendita, si los pequeños son de lo mejor que hay :D Los grandes dan un poco de grima cogerlos, así que mejor verlos en su hábitat.

Siempre con la vida, siempre.

Besos desde todos los ángulos.

Nayuribe, yo también creo que estoy en lo cierto con asemejarlos a la muerte :) E incluso tienen que ver con aquellos relatos que escribí sobre relojes parados...

Besos, bailarina.

39escalones, jajaja. Qué bueno. Abrazos.

Trini, :D Mira que correr por un camaleón... :D Lo de que tu abuela dormía con jazmines en la mesita de noche... tiene que ser una delicia caer así en los brazos de Morfeo.

Besos.
P.D.: A veces mi escritorio parece tener camaleones, pero es un secreto.

Eria, nada malo guardaba ¿no?

Besos.

Alejo, inspiración sí que tengo, te doy la razón, escribir bien... bueno, siempre es mejorable. Las ideas continúan intactas y frescas como un camaleón hambriento :)

Abrazos.

César, bueno... al camaleón lo hicieron así, pierde lo suyo si va de cara. Creo que es mucho más tímido, al menos así lo escribo. Aunque en el siguiente relato no lo parezca en absoluto.

Gracias por pasarte por aquí. Un abrazo.

mErl, :D ¿ni siquiera te va cuando simbolizan algo?

Abrazos.

Druida de Noche, algo he leído en otros blogs. Espero que te mejores pronto. Paciencia y ánimo.

mErL 16/3/10 18:05  

He notado que te han molestado mis palabras...era tipo de coña...quizás en las palabras escritas no se puede apreciar.

Como simbolo el camaleón tiene un simbolo para tí, lo respeto, puede que `para mí tengan simbolo otro animal, o algún amuleto.

Nunca que querido herir en este tipo de afirmación, si es así pues lo siento.
Para mi este blog es uno de los mejores que encontrado en la red, espero seguir disfrutando de tus escritos.

Un abrazo.

AdR 16/3/10 18:13  

mErl, que va, no me ha molestado nada, en serio :D Si no te van los camaleones o algún animal en particular es perfectamente comprensible que lo hagas saber. Si yo ni siquiera me molestaría si alguien me dijese por aquí que no le gusta lo que escribo :D

En el siguiente relato los camaleones ni siquiera me gustarán a mí ;)

Seguiremos disfrutando ambos de lo que escribimos.

Abrazos.

verdial 18/3/10 10:06  

Es asombroso como los sueños y los deseos pueden cambiar drásticamente.
Es tan desconocida la mente...

Un abrazo

Juanjo 19/3/10 18:57  

Es una metáfora muy acertada.

La muerte siempre está ahí, oculta, invisible, estática, acechando.

No es como la vida, siempre moviéndose, siempre huyendo.

AdR 26/3/10 13:32  

verdial, tan rápido cambian como el color de la piel de los camaleones.

Besos.

Juanjo, así es. Me alegra que lo veas como yo :D

Abrazos.