... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Besos de Humo


Cada mañana que salgo de casa me lo encuentro sentado en el borde de la acera. Tiene mi edad, se llama Rueda. Bueno, se llama de otra forma pero en el colegio siempre nos llamábamos por el apellido. Un perro de color vainilla lo acompaña allí donde va, eso lo diferencia de mí.

La segunda chica que besé fumaba, fumaba mucho, y escribía mi nombre una y otra vez en la pizarra del instituto con una sonrisa en la cara. Yo aún era menor de edad y sabía un poco menos de la vida que ahora y muchísimo menos de las personas. Así que no me importaba decir lo primero que se me pasaba por la cabeza. Cuando nuestras bocas se separaron yo pregunté:

- ¿Fumas?.

Ella sonrió, y antes de volver a besarla dije:

- ¿Lo vas a dejar?.

Y ella asintió sin despegar sus labios de los míos. Al final no lo dejó, lo dejamos los dos. Y los besos de humo... se disiparon.

Pasan los días y Rueda sigue ahí, luzca el sol o caiga la lluvia, con su perro color vainilla y esa cara de anciano de setenta años. Nunca saluda. La pasada noche me dormí preguntándome si Rueda habría estado alguna vez con una chica de besos de humo. Si así fuera... eso no lo diferenciaría de mí.

Para él ya es demasiado tarde, otra cosa distinta de aquellos besos le ha ido enturbiando poco a poco el cuerpo y su mirada.

Ahora... es humo.

*foto de aquí.

33 Comentarios | Escribe el tuyo:

No Comments 3/3/10 12:53  

Relato que desprende un humo taciturno, gris melancólico.
Y claro no es lo mismo el humo de esos besos, que el humo en el que se ha convertido Rueda.

Me gustó.

Un saludo indio

Wen 3/3/10 12:54  

Curiosamente, si entras al link del autor de la foto, justo al lado de la misma, algo por debajo, hay un anuncio para dejar de fumar.....

Lala 3/3/10 17:19  

Tantas cosas se convierten en humo, que hasta uno mismo se puede convertir en eso.
Lo deseado y nunca conseguido, la vida que ha pasado y nunca se ha vivido como uno quisiera...
Nada que ver con los besos de las chicas que fuman.

Y esa imagen, es preciosa! :D


Un beso (sin humo, que yo no fumo :P)


Lala

Darilea 3/3/10 17:26  

Pobre Rueda, recuerdo mi primer y último cigarrillo, creí que iba darme la vuelta con un golpe de tos jeje, desde entonces ha llovido y se han corrido muchos velos de humo.
Un besito.

Raquel 3/3/10 18:18  

Hay un montón de sugerencias en este relato.
Un abrazo

una más... 3/3/10 20:36  

:(
Tristes letras para el día en el que decido volver..
Besos.. enormes.

sueño 3/3/10 22:21  

Me has dejado sin palabras. No te puedo decir mas.

Es bueno. Muy muy bueno.

un abrazo.

Juanjo 3/3/10 22:32  

No soy fumador, pero tengo buen recuerdo de los besos de humo. Se puede decir que es la única modalidad de tabaco que me gusta.
Todo el mundo ha tenido un Rueda en esta vida. Algunos de ellos, por desgracia, se evaporaron.

berrendita 4/3/10 0:38  

Todos, en el fondo, somos un poco humo. Todos somos un poco Rueda, con o sin perro. Nos encendemos, nos consumimos, fumamos en los labios del que fuma. Besos de humo, besos, humo, sólo humo, nada.

Un beso, sin nicotina. :)

Alejo 4/3/10 2:56  

No sé por qué al leer el relato me dió la impresión que se había entretejido con la presentación del blog: las hojas arrancadas de aquellos años.
Como fumador puedo decir una cosa: el rastro del humo no solo se queda en los pulmones (y demás) sino que aunque el humo se levante,quedará el rastro -muchas veces en el lugar que aruña el recuerdo; tiñendolo en una imagen sepia-
Saludos

dintel 4/3/10 5:58  

Me ha encantado el nombre.

TriniReina 4/3/10 8:19  

A mi me ha producido un deje de tristeza este relato. Presiento la soledad de "Rueda" a pesar de su perro vainilla, y las noches de humo que lo angustían y, acaso, el recuerdo de unos besos imposibles...

Abrazos

39escalones 4/3/10 8:48  

Nunca se sabe con el humo; puede que te hagan señales desesperadas con él o puede que estén tendiendo una cortina para huir de ti. Not smoke.
Abrazos.

Belén 4/3/10 11:28  

No hay nada más fiel que un perrito, ni nada mas volátil que un beso de humo ;)

Besicos, querido

mErL 4/3/10 17:52  

Nunca he fumado y primera chica que conocí el sexo de muy joven fumaba, sus besos sabian a humo una noche de sábado entre humo y alcohol.
Tu relato me llevado por mis pasadizos confusos de la memoria entre la niebla espesa del humo de cualquier cigarrillo rubio.

Un abrazo.

Luzdeana 4/3/10 18:40  

Sugerente tu relato. Seguramente Rueda fue algo más consistente antes de convertirse en humo. El perro asoma como el único rastro de los afectos en su persona. Y los besos como fantasmas.
Preciosa imagen, que va tan bien con tu texto.
Un beso.

Carlos 4/3/10 21:46  

Me ha parecido que giraba su cabecina, me ha parecido que el viento movía levemente el tiempo, me ha parecido que esos ojos no están vacíos sino llenos de tanto como tiene tu relato, que nunca será humo, porque no me parece que es solo un relato, es que es vida.

Un abrazo amigo

guillermo elt 5/3/10 0:39  

A veces vamos tan aprisa por la vida, que ni cuenta nos damos de la cantidad de "ruedas" que ruedan por la calle... Son humito que se lleva el aire.

Abrazos.

Nayuribe 5/3/10 4:10  

No me gustan los besos de humo... ojalá rueda no los haya probado... pero ojalá si haya probado muchos labios antes de esfumarse.
besitos

Teté 5/3/10 11:14  

La forma que elegimos para disfrutar de las cosas pequeñas en la vida, es la que marca las grandes diferencias, y el color del humo.

Besotess

Nela 5/3/10 12:41  

Que triste :(...es que me dejaste sin palabras se esfumaron ;)
Un beso

Mary 6/3/10 15:09  

Como señales de humo en la memoria habita un pasado de nostalgia.

El humo es molesto en el momento, pero perdura en el tiempo más que un beso, una mirada. La diferencia es el olor y la intensidad del momento.

No obstante, el humo nunca me ha gustado.

besos

Sureña 6/3/10 22:24  

Mucha pena le veo a Rueda, pena de esa que te acompaña como el humo de un cigarro, te envuelve por completo y convierte tu cara en una maraña nublada.

Pero tú anudas su pena con tus segundos besos y eso desempaña un poco el ambiente.

Ese recuerdo escribiendo tu nombre en la pizarra es único...

Besos a pares :)

María C.R. 6/3/10 23:40  

Que alegría volver a pasar por aquí!! Qué de tiempo Ángel!! Huelo otros aires, siento otros rumbos, me gusta lo que leo. Un abrazo muy cariñoso.

María C.R. 6/3/10 23:40  

Que alegría volver a pasar por aquí!! Qué de tiempo Ángel!! Huelo otros aires, siento otros rumbos, me gusta lo que leo. Un abrazo muy cariñoso.

verdial 7/3/10 13:16  

Si alguien dijo alguna vez que los recuerdos se escapan como el humo estaba equivocado.
Ya ves todo el humo que desprenden los tuyos y como todos se en envuelve dentro de él.

Un abrazo

Wara 7/3/10 14:33  

Ufff, hace tantos años que no fumo y a veces todavía... ¿Por qué será tan importante el acto de fumar, el cigarrillo, el humo que nos envuelve? ¿Algo de magia, misterio, un algo que desvaneciéndose permanece en forma de recuerdo?

Bueno, no sé, quizá no haya respuesta. Muchos besos.

Sombras en el corazón 7/3/10 17:20  

Bueno, los besos de humo también pueden tener un final didáctico: así se sabe cuando te dan uno de verdad :0)
Un abrazo

pequeña m. 7/3/10 22:32  

Me gusta el humo.
besos

pequeña m. 7/3/10 22:32  

Me gusta el humo.
besos

Mr Blueberry 7/3/10 23:18  

Besos de humo...No está mal la definición...Me la apunto...¿Por qué es tan habitual lo de dejar de fumar por alguien?...

Al final no somos tan diferentes...A todos nos puede enturbiar algo...Y acabar siendo humo...

Abrazotes

Laura 8/3/10 10:24  

Yo tuve un chico que fumaba y al final me acostumbré a sus besos de humo...
Ahora que no estoy con él, recuerdo que el sabor de su boca era "indeliciosamente" amargo...

AdR 8/3/10 14:27  

No comments, nada que ver esos dos humos, aunque en apariencia puedan ser lo mismo.

Abrazos.

Wen, jajaja. Sí que investigas. Te juro que no saqué la idea de ahí :P La foto vino después del texto.

Besos.

Lala, llevas razón, el humo del pasado o de lo no vivido no tiene nada que ver con el de los besos.

Un beso sin humo, yo tampoco :)

Darilea, eso de primer y último suena muy bien.

Besos.

Raquel, espero que las hayas cazado todas :)

Besos.

una más, bueno, una mezcla de tristeza y nostalgia, sí.

Besos de bienvenida.

sueño, :) Vaya, gracias. No imaginaba que llegara a gustarte tanto.

Abrazos.

Juanjo, no creas, a mí al final también acabaron por gustarme.

Espero que este chico no acabe evaporado...

Abrazos.

berrendita, lo que pasa es que algunos tenemos el humo muy escondido, o es un humo que no nace, sólo se intuye, y con esa intuición no daña.

Besos.

Alejo, tiñéndolo en sepia como el vestido de Scriptoria, más o menos. El rastro del humo del tabaco a veces deja un halo interesante en la persona. Otras veces es sólo... daño presente y futuro.

Abrazos.

dintel, es perfecto para él.

Besos.

Trini, te ha producido entonces lo esperado y lo intencionado por las palabras que escribí :)

Besos.

39escalones, es cierto, a veces ayuda, como las señales que se hacen con él, pero son pocas las veces que está para eso.

Abrazos.

Belén, ni nada más perenne que un beso bien dado :)

Besos, querida.

mErl, igual esos besos de humo te llevan a algún pub trasnochador... A mí me llevan.

Abrazos.

Luzdeana, yo también veo eso que tú dices en la figura del perro.

Besos.

Carlos, ojalá el humo de este chico se disipe y mire a la vida con los ojos de su perro. Yo creo que vislumbrará todo mucho mejor.

Abrazos.

guillermo, yo me incluyo, no me doy cuenta la mayoría de las veces.

Abrazos.

Nayuribe, yo soy de tu misma opinión :)

Besos.

Teté, eso, la forma que elegimos y estar muy seguro de ella (de poder salir del humo si alguna vez llega a envolvernos) :)

Besitos.

Nela, apuesto a que esas palabras vuelven con un beso :)

Besos.

Mary, los olores, las miradas... todo perdura mucho más que el humo ¿no crees? Pero sin duda, lo que más perdura son los besos.

Besos pa Sevilla.

Sureña, has descrito mi cara al pasar por delante: maraña nublada. Vamos, como si me hubieras visto :)

Ese recuerdo de la pizarra se me quedó marcado :)

Besos impares.

María, otros aires y rumbos :) La verdad es que sí, los habrá pronto.

Besos de vuelta.

verdial, la verdad es que conservo la burbuja de los recuerdos bien candente. Espero que no explote nunca y se disipe.

Besos.

Wara, el acto de fumar a veces es atractivo, en una mujer me lo parece, pero no en todas. De todas formas... lo mejor son los besos :)

Besos.
P.D.: En realidad... yo tampoco tengo las respuestas.

Sombras..., en eso llevas toda la razón, aunque hay mucha gente que simula muy bien :)

Besos.

pequeña, pero respirarlo no ¿verdad? :)

Besos

Mr Blueberry, yo nunca he obligado a nadie a dejar de fumar. Fíjate lo poco convincente que soné aquella vez :D

Es cierto, nos enturbia lo más inesperado a veces.

Abrazos.

Laura, claro, al final te acostumbras, como yo :D Pero lo mejor son los besos de sabor a un@ mism@

Besos indeliciosamente dulces ;)