... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Coitus Interruptus


El otro día comencé a ver fotos antiguas y había una en blanco y negro en la que aparecía yo de pie, sobre un sofá, en calzoncillos (no temáis, yo tenía casi 6 años). Y detrás de mí había un tapiz colgado de la pared. Recuerdo ese tapiz porque me solía subir al sofá, me ponía de cara a él y alzaba los brazos como un obseso compulsivo para acariciarlo. A mi madre le daba un coraje monumental que yo hiciera eso y para dirigirse a mí formaba frases con la palabra telele (¿?). Llegado a este punto he de informaros que yo, de pequeño, hablaba muy poco.

Al cabo de un tiempo me compraron un caballo de juguete, de esos que te montabas y el bicho te balanceaba sin parar.

- ¿No te gusta el caballito? - preguntaba mi madre sonriendo.

Y yo me subía y empezaba a tirar de las riendas y a balancearme como un poseso hasta magullarme las ingles, con tanto ímpetu que ni San Jorge dando muerte al Dragón. Pero luego volvía a mi sofá y levantaba los brazos para seguir adorando a mi tapiz como si fuese mi particular monolito negro.

- Pero, niño, hijo... bájate del sofá, móntate en el caballito, en el caballito...

Pero yo apenas le hacía caso, seguía ahí, subido al sofá a la mínima de cambio, frota que te frota. Y es que a mí no me gustaban los caballos, a mí me gustaba la textura de mi tapiz que, por cierto, era horroroso a morir con esos corceles blancos de fondo galopando sobre un río embravecido...

*foto de aquí

37 Comentarios | Escribe el tuyo:

AdR 4/12/09 10:44  

Hacía tiempo que no hablaba de mis recuerdos...

Pasad un buen puente

Silencios 4/12/09 12:20  

¿ Frota, que te frota? ay ay ay ay !!! no te digo, Ná!!

Es increíble como en algunas ocasiones, recordamos detalles de nuestra infancia con tanta facilidad, e ingenio.

Besos de olas para esté puente, mi niño.

una más 4/12/09 12:20  

Y es que ya de pequeño te tiraba lo bohemio, no naciste para ser vaquero.. :P
Besos grandes y que pases un buen puente también!

TriniReina 4/12/09 12:50  

Es que donde haya corceles galopando que se quiten los caballitos meciéndose...

Sí, hay instantes de la infancia que, más que recuerdos, son tapice bien bordados en la memoria y con todos los colores.

Abrazos y feliz finde para ti también.

Wen 4/12/09 13:02  

Jjajajaja, qué jodío XDDD

India 4/12/09 13:04  

Jajajajaja :P Tú y tu tapiz... A veces, los niños se entretienen con lo más insospechado... Ojalá fuese ahora como antes Ángel, que teníamos dos o tres juguetes si llegaba y nos teníamos que buscar las mañas para entretenernos y no aburrirnos... Ahora desbordamos a los niños con juguetes y más juguetes...

Muchos besos guapo.

Lala 4/12/09 14:25  

He consultado con los psiquiatras antes de venir y efectivamente, es lo que pensaba.
Señor A, su obsesión por estar en contacto táctil con el tapiz no era otra cosa que su deseo prematuro de acariciar la piel sedosa de una mujer. Algo que le ha acompañado durante toda su vida...
Así que, resuelta su obsesiva costumbre...Haga el favor de sacar de su cama esa alfombra horrible que compró en carreful hace más de 20 años y que acumula más ácaros que un colchón de lana en una cueva!!!

Jajajaja, perdón, hoy tengo la olla de aquella manera...
Hemos sacado la sonrisilla? :D
Eso espero.


Un beso


Lala

sueño 4/12/09 15:06  

Y que te digo yo'¡¡¡¡
si eres parte de la familia xd

un abrazo, pasa un buen puente... que por cierto lo mismo tiro para tu tierra jeje.

Sigue contandonos cosas de tí, al menos a mí me gusta mucho leerlas.

un abrazo.

moderato_Dos_josef 4/12/09 15:09  

JAJAJAJA Eras un niño adorador, y tu dios el tapiz!

Abrazos!

*Sechat* 4/12/09 15:30  

Sacar los recuerdos de la chistera de nuestra memoria a veces escandaliza y otras nos regala una sonrisa. Un abrazo.

Mil Violetas 4/12/09 17:18  

Yo también tenía uno de pequeña.

Lo recuerdo vagamente, eso si, le arranque la cola, y por el agujerito comencé a "gestarle" un tesoro.

El dia que se produjo "la cesárea" antes de que fuera arrojado a la basura encontraron sobre todo garbancitos, lápices de colores y pesetas en su interior.

Esta claro que ninguno de los dos le hicimos demasiado caso, o en su defecto, el uso prestablecido.

Feliz puente! (Si lo pillas claro está)

Besos!!

Staywithme 5/12/09 0:15  

Es increíble como evocamos esas antiguas imágenes..
las llegamos a sentir y extrañar...

Me pregunto que ocupará ahora el lugar del tapiz...

guillermo elt 5/12/09 3:24  

Fantástico sofá... Bella excusa el tapiz.

Un abrazo.

Sofía 5/12/09 6:10  

Jejeje travesuras de infantes... Anécdotas que recordar y que narrar sin pena ni verguenza, si pasó, PASÓ jejeje...

i am... 5/12/09 12:58  

Odio los tapices, no me gustan nada. Será que arrastro algun tipo de trauma infantil del que no tengo recuerdo?... Cómo llevas tu el tuyo?, lo mismo teniendo más información logro superar el mío y colocar un tapiz en la cabecera de mi cama.

Besos

un pirata 5/12/09 17:43  

si es que pasar la mano, delizandola sobre un tapiz es una de mas mejores sensaciones que se le puede desear al tacto, mi taca-taca (caballo de juguete) también marco mi infancia..
un saludo!

José 5/12/09 17:56  

CREO QUE TUS GUSTOS POR LOS TAPICES Y SU TEXTURA PUEDE OBEDECER A UN APEGO POR LO QUE RASPA, LACERA O LASTIMA, BUENO ESPERO HAYAS SUPERADO ESA ETAPA- POR OTRO LADO ESCRIBEN RAZONABLEMENTE BIEN, MUCHOS EXITOS

Darilea 5/12/09 18:42  

:-) Me hiciste acurrucar en el tiempo; en mi casa había un tapíz con unos ciervos, jeje y recuerdo aquel tacto aterciopelado como si ahora en este mismo instante cerrando los ojos pudiera trotar entre sus hilos.
Además de hacerme recordar una vieja canción que todavía algunas veces tarareo...
http://www.youtube.com/watch?v=TIWe4qOU7jw

Carlos 6/12/09 15:49  

Ya desde chavalín tenías ese punto de mas que tan poco gustaba a la lógica y su orden.
Ese alma de escritor cuan río embravecido que ascendía en lugar de descender, en busca del origen de las cosas.
Puede que fuera un paso hacia la textura del papel :)

Un abrazo genio!

Cuando subía por la alacena buscando la caja de las chuches mi abuela me decía que iba a darle un telele al verme :)

mErL 6/12/09 16:26  

Niño deja joder con el tapiz....que suerte la tuya porque a mi deba por pegarles patadas al balon....niño deja joder con la pelota...cristales rotos a doquier.

Buen puente.

Sureña 7/12/09 12:59  

Sólo a ti se te podía ocurrir mezclar (y frotar ;)) ese título con una vivencia de tu más tierna infancia... y con éxito :)

Te has forjado desde pequeñito, con las ideas claras y tus preferencias bien definidas.

Y tu pobre madre siempre luchando contra la corriente... :P

Besitos.

P.d.: esa imagen es muy tienna... ¡pero tendrías que haber puesto la que encontraste! :D

Nayuribe 7/12/09 17:49  

Detallitos hermosos... que a veces se olvidan con el tiempo, y que en algún momento algo nos los recordará.
Imagino que tu madre te regañaba mucho x esa afición a la textura de tu tapiz. jeje
besitos

Dara Scully 8/12/09 0:04  

Pues yo habría preferido al caballito...



miaus

Odiseo de Saturnalia 8/12/09 20:02  

Casi nadie reconoce a los caballitos...

Belén 8/12/09 20:16  

Tu lo que querías era el reforte, guarro!

jajajaja

Normal, a esas edades se descubría todo :)

Besicos

Blue Coffee 8/12/09 23:05  

por qué el título?

39escalones 9/12/09 9:30  

Es que donde esté un buen monolito negro...
Abrazos.

Eria.. 9/12/09 17:18  

oh dios... mi santo se trajo de casa de su madre un tapiz... me costé tanto deshacerme de él...

Argan 9/12/09 21:45  

Paisano, en la segunda edición de los Perezoso, he mandado un relato "muy de la tierra" que espero sea de tu agrado. Basado en una "noticia" real.

Un placer saludarte!

Juanjo 10/12/09 11:31  

Una nueva versión de "el frotar se va a acabar".
Un ídolo, como Dios manda, debe ser algo prohibido, o como mínimo, mal visto. Así se hace.

verdial 10/12/09 12:25  

También a mí me fascinaban esos tapices hortera que lucían sobre el sofá.
Tus recuerdos de la infancia son muy bellos, y los cuentas tan bien...

celebes2 11/12/09 12:18  

Mis padres también tenían uno de esos (tapices). Nos lo trajo un primo que hizo la "mili" en Ceuta.

Saludos,

Mary 12/12/09 0:30  

Mira, te pasaba como a mí entonces. Me gustaban las cosas más insospechadas con aquella edad, y no hablaba casi nunca.
A mí me gustaba especialmente asomarme a la ventana cuando hacía viento y quedarme allí un rato mientras merendaba. Mi madre me decía que jugara. Nunca entendí esa obligación. Yo quería sentir el viento y comer mi bocadillo de nocilla.
un besito

AdR 14/12/09 14:07  

Siento la tardanza en contestaros. Aún me gana terreno el tiempo...

Silencios, sí, sí, frota que te frota. Yo era muy insistente... aún lo sigo siendo :)

Las olas vinieron y se llevaron los besos.

Besos.

una más..., no nací para eso, no, aunque me comprasen un disfraz de vaquero (de pequeño) del que guardo fotos :)

Besos.

Trini, galopar... qué bonito verbo :D

Yo guardo muchos tapices de esos.

Besos.

Wen, ¡no digas eso! que pareces una de mis tías :D

Besitos.

India, llevas toda la razón, los juguetes de ahora "duran" 20 minutos. Dale a un niño ahora un tapiz, dáselo... ayyy, si es que no saben lo que se pierden ;)

Besitos.

Lala, claro que has sacado la sonrisilla :D, y bien grande. Vale, yo saco la alfombra esa y... y... ¿qué meto? ;)

Besos.

sueño, me gusta eso de ser de la familia :) Sospecho que a ti también te gustan los tapices... :D

Abrazos
P.D.: ¿Te fue bien por Cai?

Moderato, excelente modo de verlo :D

Abrazos.

Sechat, igual este recuerdo tiene un poco de todo... :)

Besos.

Mil Violetas, pobre caballo... ¿qué pasa? ¿no tenías hucha? :D

Besos.

Staywithme, a veces sólo basta con cerrar los ojos, y las imágenes vienen solas, luego el sentimiento y la historia que hay detrás, puede que incluso antes no la vieras, pero está ahí para ser narrada, sólo espera su momento.

En el lugar del tapiz... ahora no hay nada.

Besos.

guillermo, como se nota que sabes de lo que hablo... :D

Abrazos.

Sofía, ¡vergüenza! Yo no sé qué es eso... :D

Besos de vuelta

iam, yo creo que los tapices en las cabeceras de las camas están ya pasados de moda, pero vamos, que si colocas uno seguro que me tienes a mí ahí acariciándolo :D

Besos.

un pirata, bienvenido a Scriptoria. Tú me entiendes... ¡por fin! :D

Abrazos

José, bienvenido a Scriptoria. Curiosa interpretación la tuya... a la inversa que la realidad.

Gracias.
Abrazos.

Darilea, hacer recordar y acurrucar son dos de los cometidos de este blog :) Así que yo... satisfecho.

Besos.

AdR 14/12/09 14:07  

Carlos, si algo me gusta de poner estas cosas por escrito y no guardármelas es que me dais muchos puntos de vista diferentes. Y el tuyo, me encanta. El tapiz como el papel... sí, señor :)

Abrazos.
P.D: De teleles de madres y abuelas estamos hechos :D

mErl, :D Yo una vez rompí un juego de comodín completo con la pelota. Yo jugaba en la calle, el juego de comodín era de la vecina del primero. No te digo más :D

Abrazos.

Sureña, es que el título lo tuve claro desde las primeras líneas... :D

Y lo mejor es que mis padres no me han hecho (ni me han podido) cambiar ;)

Mi madre... es una excelente nadadora (aquagym a un lado, claro :D) pero, claro, la corriente es la corriente.

Besitos.
P.D.: Si llego a poner la original huís todos despavoridos.

Nayuribe, lo bueno es que la mente tiene resortes insospechados, y que saltan cuando uno menos se lo espera.

Mi madre me regañaba por multitud de cosas :D

Besos.

Dara, vale, hacemos un trato: Tú me dejas que acaricie tu tapiz y yo te dejo montarte en mi caballito...
...
espera, espera...
¿Esto no ha quedado muy... muy...?

:D

Besos, besos.

Odiseo, yo todavía no los reconozco, me gustan mucho más los de mar, algún día escribiré sobre ellos.

Abrazos.

Belén, ya te digo... oye, que a mi edad sigo descubriendo ¿eh? Una y otra vez, una y otra vez :D

Besos, cashoperra.

Blue Coffee, la historia es la viva imagen de la interrupción de un coito ¿no? :)

Besos.

39escalones, que se quiten todos los caballos del mundo, claro :D

Abrazos.

Eria, ahora sabes el secreto. Que no cuelgue nada más... :D

Besos.

Argan, ¡cuánto tiempo! A ver si me pongo a leeros.

Abrazos.

Juanjo, y este ídolo mío tenía las dos cosas, prohibición y mal visto :)

Abrazos.

Verdial, espero poder seguir aquí, contándolos; aunque ya me gustaría narrarlos como tú bien sabes hacer :)

Gracias y besos.

celebes2, :D Mi tío casi hizo la mili en Ceuta. Lo que me lleva a investigar en el origen de ese tapiz...

Abrazos.

Mary, éramos almas gemelas entonces :)

Bocadillo de Nocilla... mmm. Definitivamente, eres mi alma gemela :D

Besos.

Raúl 14/12/09 16:21  

He de decirte (y esto es mosqueante) que yo tengo una foto d pequeño, igual que la que comentas. Sonrío.

AdR 17/12/09 16:46  

Raúl, (voy a hacer algo que no tendría que hacer: echarnos flores. Mira, mira, lee...)

Eso es algo en común que tenemos los genios.

XD

Abrazos.