... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Despertar a Distancia


"Desperté en un lugar donde las puntas de los cipreses rozaban las cimas de las montañas. No estaban juntos, los separaban cien kilómetros de distancia. Pero al amanecer abrí los ojos y miré por la ventana y me pareció que las rozaban. Los cipreses se alineaban a un tiro largo de piedra de tu casa y, detrás, las montañas se erigían azules, tras las lanzas verdes de sus cuerpos balanceados por el viento.

Por un momento pensé que nada más existía en nuestro mundo. Sólo los cipreses rascando las cimas altas, lejanas, y, más arriba, un pedazo infinito de cielo blanco y brumoso. Aparté mis ojos y de regreso mi vista cayó sobre la almohada, junto a unos cabellos negros y a unos labios cerrados, tuyos, que todavía dormían las heridas de nuestra batalla."

-.-

Y más sobre El Hombre Sin Tildes... aquí

*foto: AdR

35 Comentarios | Escribe el tuyo:

Mary 21/10/09 14:55  

Uy, ADR, hoy me ha gustado tu post especialmente, no sé si porque estoy en época nostálgica, como buen otoño que es, porque el tiempo y la distancia condicionan las sensaciones vitales de mi momento o porque en cuestión de sentimientos, "Por un momento pensé que nada más existía en nuestro mundo".

Qué gozo leerte.

besito

Lala 21/10/09 15:38  

Ojjjjjjjjjjjjjjj...
Espera, que salgo un momento a
DERRETIRMEEEEEEEE!!!
Buahh, qué maravilla! En un momento, con unas lineas, me has transportado a la hermosura.
Gracias!

Me voyy choff chofff...


Besito


Lala

Jadeth 21/10/09 15:46  

Ains! yo he vivido en un lugar así, una vez estuve enamorada y era maravilloso despertarse al alba y ver que él dormía tranquilamente a mi lado y mirar por la ventana como bailaban los árboles al compás del viento y...


...tengo que desprenderme de mi pasado xD


Te odio Ady, siempre me llevas de visita al pasado >.<

Sureña 21/10/09 16:19  

Sería bonito imaginar que sólo existe ese mundo, mucho más, con un paisaje como el de la foto decorando los amaneceres, las tardes y las madrugadas.

Lo malo es que al despertar te encuentras con mil cosas amarradas a los troncos de los cipreses.

Pero siempre se puede equilibrar la balanza... o, al menos, intentarlo.

:)

Besitos

isobel 21/10/09 17:26  

que gusto cuando se siente así la realidad, besos

Blue Coffee 21/10/09 18:02  

Realmente una buena historia para comenzar el día con ánimo de soñar.

De amar.

De perderse.

;)

Wen 21/10/09 18:07  

Qué relajante y agradable por dios.....

La Maga 21/10/09 18:55  

Un bosque de cipreses pueden parecer áboles que crecen separados -en la primera mirada- pero si penetramos lo subterráneo, veremos que sus raíces crecen absolutamente entrelazadas. Cuando lo aparente nos muestra separación, lo subyacente apunta a la Unidad.

((... ... ...))

Susana 21/10/09 19:04  

Desde luego, has conseguido llegarme al sentimiento. Una vez más.

Un abrazote.

Silencios 21/10/09 19:08  

El ciprés es un árbol que siempre relaciono con .... :-(
Pero tu escrito me ha dado otra perspectiva del mismo, algo más romántica.

Mis besos desde la cima de la montaña

mErL 21/10/09 19:27  

Quizas los cipreses fuesen la calma de una mañana de paz, después de una noche eterna de amor y pasión.

Un abrazo.

guillermo elt 21/10/09 21:21  

Y no le lamiste las "heridas"

;)

Abrazos.

guillermo elt 21/10/09 21:22  

... Perdón... Me faltó la interrogación jeje

Juanjo 21/10/09 23:25  

La sensación que describes se parece a la de estar en un voladizo frente al mar, rodeado de azul por todas partes. Aunque esos cipreses también pueden parecer las lanzas que se dejan aparcadas después de la batalla, porque hubo batalla ¿no?

Un texto que nos hace volar.

dintel 22/10/09 7:42  

Bonito lugar, yo quiero uno.

Belén 22/10/09 7:57  

Ya nos dirás que tal se ve la crisis por ahí arriba ;)

Besicos

Raúl 22/10/09 9:49  

Si es el comienzo de algo, este extracto es de lo más arrebatador.
Me gustó leerlo.

Eria.. 22/10/09 12:52  

Adr... me has devuelto a una mañana en la Toscana, qué húmedos recuerdos... gracias.

Virginia Vadillo 22/10/09 13:24  

¿Has estado en Cuenca? Estuve hace poco y tuve exactamente esa sensación... Es una ciudad curiosa, y bonita
Me ha gustado mucho el relato :)

sueño 22/10/09 15:00  

Qué mamon estas hecho..

esque lo bordas, bordas esas "escenas" de cama jeje.

Es como si lo viera con mis propios ojos.

Y rozas el sentirlo. me encanta.

un abrazo gaditano

atuca 22/10/09 17:53  

Despertó en un lugar que poco a poco va descubriendo, que no conocía, cambiante ...

Su pareja de batalla todavía dormitaba ...

Misterioso, subyugante ...

Perséfone 22/10/09 18:14  

Posiblemente alguien pensó y vió algo similar y desde entonces estos árboles tan impresionantes se convirtieron en un símbolo relacionado con las almas de quienes están ausentes.

Precioso, como siempre.

Un abrazo.

Carlos 22/10/09 22:01  

Conviertes a la foto en ventana, los cipreses parecen escribir con sus puntas lo que te voy leyendo sin rebasar esa línea trazada a mano sobre las montañas, y al llegar al final nos despiertas de una evasión maravillosa.

Un abrazo genio y hoy vi la torre junto al castillo que están preparando para la Pepa en el 2012,seguro que la conviertes en pincel.

*bienvenido al Cuentacuentos! ;)

carmen 22/10/09 23:21  

Precioso despertar.
Saludicos.

charlotte 23/10/09 3:48  

(respiro hondo y sonrío) bello AdR, bello... como tus letras
abrazo grande!

TriniReina 25/10/09 9:51  

Un despertar idílico.

Me gustan los cipreses, pero nunca he visto tantos juntos como en la foto.

Abrazos

Arcángel Mirón 25/10/09 17:07  

Angeliyo, qué buen lugar. Quisiera estar ahí, o en algún otro lugar de tu invención.
Porque es de tu invención, ¿no?

:)

Apapacho, querido.

Sombras en el corazón 25/10/09 17:13  

Los cipreses son altivos y orgullosos. Tienen fama de alimentarse de los pensamientos de los muertos y por eso protegen por las noches, los cementerios.

Un abrazo

guillermo elt 25/10/09 18:22  

Bueno, que ya te tocó tu turno. Esta noche tu poema... Hecho con solo un verso, el que elegiste...Si tienes lugar y quieres pasarte, allí tespero.
:)
Un abrazo.

Favole 25/10/09 20:22  

Pasar por tu blog es un verdadero placer. Agradezco mucho tu comentario. Últimamente tenía mi blog algo abandonado, pero he vuelto, yt con fuerza. De hecho, llevo dos entradas en dos días (¡¡ !!).
Un afectuoso abrazo desde la isla Maior.


M.

i am... 25/10/09 22:11  

He llegado a tu blog a través del de Guillermo, en el que te ha dedicado su último poema. He leído algunas de tus entradas y pienso tomarme tiempo para leerlo entero, si no tienes inconveniente a partir de ahora lo haré como seguidora del mismo, puesto que lo que lelvo leído hasta el momento me ha encantado. Mi más sincera felicitación.

Saludos y hasta mi próxima visita, o hasta la tuya.

Dara Scully 25/10/09 22:25  

Existía algo más en su mundo: sus respiraciones. Y lo podían todo, mucho más que los cipreses o el cielo brumoso.



miau
de
café

AdR 26/10/09 15:13  

Mary, mejor si es por un cúmulo de todo lo que has dicho :) Esa frase que escribí la pienso yo casi todos los días.

Besitos.

Lala, ¿derretirte? Como los helados de connete :D

Besitos.

Jadeth, mira, eso de llevar al pasado es un defecto que tengo, pero es que no puedo remediar transportarme yo también...

Besitos sin pizca de odio ;P

Sureña, sí, sería bonito imaginar sólo esa foto recortada y quedarse mirándola un rato cada día.

Y los troncos de los cipreses son bien fuertes.

Besitos :)

Isobel, la verdad es que sí, pocas veces ocurre.

Besos.

Blue Coffee, de perderse amando más allá de los cipreses.

Besos.

Wen, y que dure siempre.

Besitos.

La Maga, entonces... eso que has dicho... me hace pensar que se parecen mucho a las personas.

Besos.

Susana, y yo sonrío.

Besitos.

Silencios, puede parecer un árbol siniestro, pero... yo los veo esbeltos y unos excelentes guardianes de lo que les queramos contar.

Besitos desde el mar.

mErl, ¿y tú dónde te escondías cuando yo hacía esta foto? :)

Abrazos.

guillermo, claro que sí, lamer y relamer son dos verbos imprescindibles. Y mucho más si hay heridas.

Abrazos.
P.D.: Magnífico, magnífico tu dedicado, lo enlazo :) Gracias.

Juanjo, el mar no estaba lejos, y los cipreses son eso, las lanzas que dices :)

Claro que hubo, vivo en la tierra de las mil batallas.

Abrazos.

dintel, a ver si encuentro un paisaje más.

Besitos.

Belén, Cuando miras al cielo por encima de las puntas de los cipreses... se te olvida la crisis y todo lo demás :)

Besitos.

Raúl, podría ser el comienzo de un relato más largo pero... la verdad es que el resto me lo voy a quedar, y sin escribir :)

Abrazos.

Eria, ¿tú también? :)

Besitos.

Virginia, no he estado. Pero tal y como dices que sentiste... tendré que ir.

Besitos.

sueño, :D ahí estamos, como dices, bordando como una costurera al borde de la cama :D Yo me alegro que casi sientas.

Abrazos.

atuca, pues sí, el misterio es algo que envuelve la escena, como los cipreses rodean la cama.

Abrazos.

Perséfone, es muy posible, suena muy coherente, en este caso no hay ausencias pero los cipreses continúan ahí, vigilando a las almas.

Besos.

Carlos, realmente esa panorámica se veía por una ventana, y yo parecía evadirme por ella hasta trapasar las puntas de los cipreses.

¿Te puedes creer que todavía no la he visto? :D Cádiz en el 2012 va a ser una fiesta, eso espero.

Abrazos.
P.D.: Gracias, me ha dado por inscribirme, a ver si hago algo... :)

carmen, gracias :)

Besos.

charlotte, gracias, tu forma de escribir y las imágenes que creas también lo son.

Besos.

Trini, yo estoy acostumbrado a verlos, en línea recta, son como fantasmas del pasado.

Besos.

Arcángel M., mmm... sí, mi invención (aunque no lo digo muy convencido :D). Tú dime un lugar que yo intento llevarte.

Besitos, querida.

Sombras en el C., a mí me parecen que gozan de una esbeltez difícil de simular. ¿Sabes que eso que has dicho de los pensamientos tiene que ver con una futura novela que estoy mascando?.

Besos.

Favole, bienvenida a Scriptoria. Vaya, gracias. Espero poder leer al nuevo ritmo que publicas, me pasaré por allí en cuanto pueda.

Besos.

i am, bienvenida a Scriptoria. Uy, pues te vas a hartar de leer las más de 200 entradas que hay ya :D Me pasaré a conocerte, de eso que no te quepa la menor duda. Muchas gracias por tu visita.

Besos.

Dara Scully, querida, siempre sabes ver lo que flota en el aire.

Besitos.

un pirata 24/11/09 13:38  

que maravilla, que sensacion,... me has transportado a un lugar feliz y apacible sin duda...gracias!! seguire ojeando por aqui...
un saludo!

AdR 30/11/09 13:41  

un pirata, apacible, nunca lo hubiera dicho mejor. Es que era así :)

Sigue ojeando, por cierto, que eres bienvenido :)

Abrazos.