... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

La Bella Durmiente

(Este relato surge de presenciar cómo el viento depositaba arena de playa en unos labios)

Escucha a Yann Tiersen (La Pièce Vide) mientras lees el texto.

"Por una playa sureña, despoblada y solitaria, paseaba lenta una mujer esbelta de cabellos negros. Se paró ante la orilla, usó la mano de visera y oteó el horizonte del océano.

Plano y quieto, como en un falso descanso.
Nada.

Se desnudó y su piel tomó el color de la arena.
... buscaba atesorar el rizo rompiente de una ola perfecta,
... imposible.

Se tumbó al sol, cerró los ojos y una brisa marina comenzó a soplar a ras de los granos dispersos y de las piedras. Unos juncos de una duna cercana quebraron el silencio y sus hojas verdes dieron paso al ulular del viento...

... y la dejaron durmiendo. Bella.

Lo primero que comenzó a bailar sobre la alfombra de la playa fueron sus cabellos. Sus rizos serpentearon y se hundieron en la arena como hacen las raíces firmes del paso del tiempo. Al abrir levemente su boca la arena salivó de barro en sus labios, y unos besos que nunca había dado se perdieron entre la sal que su lengua una vez probó de sus brazos; de los de él...

... porque él estaba ahí... aún no se había marchado.

Los granos dorados fueron tomando posesión de su espacio, formando montículos en torno a sus piernas, sus cabellos y manos. Y sus pechos turgentes apuntaron al sol como dos gotas de mercurio perfectas, o dos esferas de relojes blancos, gemelos y hermanos. Ellos fueron los últimos en ser cubiertos de arena.

Y cuando las caricias del viento se hicieron silencio, bajo la oscuridad caliente...
... ella sintió un beso en los labios. "

*foto de aquí

-.-

Novedades en El Hombre Sin Tildes

35 Comentarios | Escribe el tuyo:

Raúl 25/6/09 0:48  

No me lo tomes en cuenta, pero por una vez no voy a decir nada de tu relato, sino más bien de la envidia que me provoca el motivo que te inspiró para escribirlo.

Gilda 25/6/09 0:50  

Me dieron ganas de ir a la playa. Arena, sol, mar, hombres invisibles que te besan, esas cosas normales.

:)

Apapacho.

Sensaciones Encontradas 25/6/09 1:41  

La inspiraciòn puede llegar en cualquier momento.. y esa forma tuya de expresar como esta sirena durmiente recibe besos dorados es magnifica...

Tengo que admitir que hoy no escuchè la mùsica, me pasarè otro dia para ver la banda sonora que elegiste para este relato...

Besos

una más... 25/6/09 2:20  

Qué tendrán de especial las playas?..
quizás los besos robados..
Yo te dejo uno, regalado.. aunque ya me gustaría que fuera uno rescatado de mis labios arenosos..

39escalones 25/6/09 8:23  

Para los que somos de secano (y muy de secano) las playas suponen una evocación mayor, si cabe.
Estupendo.
Abrazos.

sueño 25/6/09 9:28  

En estos momentos de mi vida mataría por tener o ver de cerca a esos labios.
Lo has descrito tan bien que ciertamente da envidia.

Eres casi tan observador como yo Xd jajaja.

Me has dado una punzada de nostalgia... y eso es que me ha llegado muy profundo.

Un abrazo.

Sureña 25/6/09 11:07  

Será que él se transformó en viento y se vistió de arena para poder tocarla de nuevo.

Y ella, claro, lo sabía.

Me encanta cuando nombras los besos que nunca se han dado, les das una caricia repleta de nostalgia, pero dulce, muy dulce. Como si supieras bien de lo que hablas... ;)

Me voy a empacharme de arena.

Besitos

P.d.: ......
(suspiro)
Yann Tiersen
(suspiro)

:)

Belén 25/6/09 11:38  

Quien fuera aire y quien fuera ella para inspirarte...

Besicos

Wen 25/6/09 12:34  

Desde luego poca gente resuelve tan bien una inspiración así, por muy evocadora en sí que pueda parecer...

Virginia Vadillo 25/6/09 12:49  

Preciosa tu versión de La Bella Durmiente, me gusta la idea de los besos de arena... hasta ahora solo conocía los besos normales y los de azúcar en los labios, que son los buenos.
Me gusta lo de desnudarte y volverte del color de la arena.
Me gusta como sus rizos se convirtieron en raíces.
¿Te he dicho ya que me parece una versión preciosa?

Nayuribe 25/6/09 17:28  

Y formó parte de la arena... mímesis perfecta, que sigue ahí oculta bajo tus huellas.

Besos AdR

verdial 25/6/09 20:35  

Precioso. Y para mí la papabra precioso se identifica con lo más y lo mejor.
Sentí los sentimientos de la mujer en cada instante. Triste espera de lo que nunca llegará y feliz en laentrega ante la certeza de la ausencia.
El amor puede hacer de la muerte una liberación.

Besos

pd: la música, para mi gusto, perfecta como acompañamiento.

Sensaciones Encontradas 25/6/09 21:04  

Hoy me pasè a escuchar la mùsica...
Debo reconocer que varios de los bloggeros que añadiis banda sonora a vuestros textos me sorprendeis gratamente con mùsica que desconocia pero que ambienta perfectamente vuestro escenario con notas que parecen sacadas de un mundo irreal...

Acertada decisiòn, ademas gracias a eso estube escuchando unas cuantas canciones mas que me gustaron mucho

Besos

Eria.. 25/6/09 21:34  

Soy egoista... al leer lo de la playa sureña he sonreido pensando en las vacaciones, el mar es un gran aliado en tus relatos.
Besitos varios.

Mr Blueberry 25/6/09 22:53  

Tiene que ser cojonudo tirarse en una playa vacia, a tomar el sol, aunque te pongas de arena hasta el culo...

Superimportante la cremita solar en aquella zona, no vaya a ser que tengamos un disgusto...

Abrazotes

Habitaciones rojas, pensamientos negros 26/6/09 0:11  

Maravilloso relato!!! Donde no sabemos si el beso final ha sido de despedida o de reencuentro... Me encantó esta frase: "Y sus pechos turgentes apuntaron al sol como dos gotas de mercurio perfectas, o dos esferas de relojes blancos, gemelos y hermanos."

Besos rojos,
HR.

el angel de las mil violetas 26/6/09 11:48  

espero que no se hubiera puesto aceite para broncearse, porque se empanaría fijo. :)
Me ha encantado el relato. A ver si me besan en la playa este veranito que esta la "coza mu malamente" :P

Besos!!! pero sin arenita eh?,,:)

AdR 26/6/09 15:37  

Raúl, vale, lo capto :D Para mí la inspiración para estos textos es fundamental.

Abrazos.

Gilda, Sube de hemisferio, mujer. Aquí debe haber muchos hombres invisibles de esos :) Arenosos, tostados, con el fuego en el cuerpo y fuera de él... buscando otros fuegos.

Besos, querida.

Sensaciones E., tú lo has dicho: durmiente, como la protagonista del cuento, que despierta y sonríe. Es algo así.

Gracias por pasarte a por la música, yo no la pongo siempre, sólo cuando realmente es necesaria para ambientar el texto. O como una alternativa :)

Besos.

una más, no sé lo que tienen de especial, a su vez podría decir miles de cosas, pero prefiero callarme y disfrutarlas todas :)

Los besos robados son una de ellas.

Besos rescatados.

39escalones, claro que sí, para mí son... mi casa.

Abrazos.

sueño, pero no me la mates, ¿eh? Que entonces no los puedo besar :D

Casi tan observador, dice el tío :D

Abrazos.

Sureña, será :)
Lo sabía, claro que sí.

Sabes que me gustan ese tipo de frases, sabemos de lo que hablo :). El otro día, en un capítulo de EHST escribí:

"Como si fuesen acordes disueltos en una melodía inconclusa que se pierde en el tiempo que no ha vivido."

Por cierto, Acordes Disueltos es mi próxima entrada :)

Venga, a empacharnos y rebozarnos.

Besitos.
P.D.: ( suspiro )

Belén, :)
Si te transformas en viento pásate por aquí, seguro que me salen palabras.

ella solo hay una. Aunque muchas cosas y personas me pueden inspirar.

Besitos.

Wen, gracias pero yo creo que más de uno que lo presencie puede acabar escribiendo algo similar ¿no?

Besitos.

Virginia, yo es que lo de la arena ya lo veo como el mar y las olas, me está gustando rebozarme y besar con ella.

Al ver los rizos clavarse en el suelo... me parecieron eso, raíces :)

Gracias.
Besos.

Nayu, bajo mis huellas, así es. Las que le dejo sobre la piel que acaricio. Eso sí que es "mímesis" :)

Besos.

Verdial, vaya, gracias :)
Si sentiste todo eso... me doy por satisfecho. Y me encanta que hayas visto ese dormitar como una muerte, al menos de 100 años.

Besos.
P.D.: Es que Yann Tiersen me pierde para estas cosas.

Eria, el mar es mi monolito negro :D Y eso que dices no es ser egoísta, es sólo tener ilusión :)

Besos.

Mr. Blueberry, lo es, lo es.
Yo sin cremita no soy nadie :)

Abrazos.

Habitaciones Rojas..., mmm... mejor no lo revelo :) Que cada uno piense qué tipo de beso es. Los pechos, a veces, son como gotas perfectas de mercurio. Es decir, delicias :)

Besos del mar.

el ángel..., fijo que sí. Yo el aceite ese nunca me lo pongo, que pringa demasiado. Tú desnúdate como la protagonista y deja que el viento sople, seguro que trae a algún príncipe :)

Besos, eso, sin arena.

,

Lala 26/6/09 23:40  

Ainsss...
Tengo la playa aquí cerquita, a unos 150 metros...
Es como querer ser esa inspiración, aunque sea sin saberlo, sabes?
Aunque no sé si mi desnudez sería tan interesante...

:P


Un besito y sigo vacacioneando


Lala

Silencios 27/6/09 12:01  

Cuando llegue tu beso a mi playa estaré en vela, la esperanza encendida y el alma abierta...

Adr que relato más tierno,
Besos salados

dintel 28/6/09 9:00  

Es lo que tiene el viento, nos cubre de irrealidad. ;)

Lluviané 28/6/09 22:27  

Desde luego muy sugerente la inspiración.
La “nada” se hizo posible…... porque él estaba ahí… para dar ese invisible beso de arena en esas maravillosas playas del sur. Esas aguas, esas dunas, que visito cada semana. El mar…maravillosa medicina para el alma.

Precioso, AdR
Besico

Sombras en el corazón 30/6/09 1:23  

Le pasó a su cuerpo lo que a muchos les pasa con la mente: se quedo a vivir en el pasado para siempre.
O a lo mejor ese último beso la hizo revivir...

Un abrazo

Bolero 30/6/09 22:14  

las hay con suerte lexes....
jejje muakkkkkkkkkkkkk

Tea Girl 30/6/09 23:50  

Romántico y veraniego.

Este finde voy a la playa, a ver qué tal me sienta ;)



Un beso

Perséfone 1/7/09 20:30  

Me ha encantado tu manera de describir una escena que al no impregnarla de tanta magia puede llegar a antojarse de lo más cotidiana.

Un enorme abrazo.

Dara Scully 1/7/09 23:37  

La arena amó sus poros hasta que a ella se le olvidó el tiempo entero. Y se deshizo en reloj de arena, lento.



un miau de caramelo de limón :)

berrendita 2/7/09 12:58  

Yo creo que ella misma se hizo arena y sigue alimentando besos. Cuando baje a ver nuestro mar y pise nuestra playa, lo haré con sumo cuidado, para no despertarla.

Mil besos.

p.d. ¿Conoces la preciosa historia de Geb y Nut sobre el origen de la tierra? Indaga, indaga.... quizá esos besos de arena y viento pululen por el mundo desde hace millones de años. Un día te lo cuento. :)

p.d. 2. Me he puesto al día con todas las entradas y te he comentado. Leerte, como siempre, es una caricia que ya me llevo puesta encima todo el día. :)

Carlos 5/7/09 0:45  

Es tu sensibilidad, el sabor a sur con que aliñas las palabras, tus huellas sobre la poesía que las impregna, la leyenda que las envuelve,
eres tú alquimista de los sentidos quien transforma viento, mar y arena en pasión y sentimiento.

Un abrazo amigo

voy poniéndome al día, y es que con 40º cuesta :)

TriniReina 6/7/09 8:41  

Acaso era una sirena a la que se concedió el don de perder su cola y así apareció allí, en la arena, y así bailó y gozó de su terrenal estado.

Abrazos

AdR 6/7/09 10:01  

Lala, lo sé, a todos nos gusta ser inspiración. A mí también me gusta :D Yo estoy seguro que has sido y eres inspiración :) Todas las desnudeces son interesantes.

Besitos. Disfruta.

Silencios, con la esperanza y el alma en esos estados... será fácil que te lleguen todos los besos que quieras y necesites. Yo espero que así sea.

Gracias :). Besos de mar.

dintel, sí, sí... pero... es una irrealidad tan fantasiosa y bella :) Besos.

Lluviané, entre ella y yo con mis variaciones modernas de los cuentos...
... nace esto :)

Es la mejor medicina para el amor y el alma.
Gracias.
Besitos.

Sombras en el corazón, fue más lo segundo: revivir :)

Besos.

Bolero, :D Eso dicen, eso dices :)

Besos.

Tea Girl, Bueno, ya has debido ir a la playa. Ya me contarás si han habido besos con viento y arena :)

Besos.

Perséfone, quise darle un toque de cuento, pero sí que es muy cotidiana por aquí por el sur, bueno... por todas las zonas de costa, claro.

Besos.

Dara Scully, me estoy imaginando a los granos de arena amando a sus poros, yo creo que incluso lo hacen, el amor, digo :) Qué bonito que se deshaga en reloj... con lo que para mí significa eso... :)

Un beso empapado en mojito, mmm...

berrendita, claro, no la despiertes, es la Bella Durmiente moderna :) Sólo la pueden despertar los besos de viento :)

Besazos.
P.D.: voy a indagar, seguro que me encanta.
P.D.2: la definición de leerme que has inventado es preciosa. Gracias.

Carlos, me halagas :) Ojalá fuera yo alquimista de verdad y pudiera capturar todo lo que dices, variarlo a mi antojo y moldearlo para... mi consumo, por ejemplo :D

Abrazos, amigo.
P.D.: Cuesta hasta por las noches :)

TriniReina, si es una sirena el cuento mejoraría hasta el punto de mezclarse sutilmente con otro. Me gusta :) Tienes una imaginación desbordante, pero eso ya lo sabía :)

Besos.

Juanjo 6/7/09 15:08  

Me parece un relaro de una imaginación increíble. Veo que la playa también puede ser un gran lugar para la inspiración.

AdR 8/7/09 15:31  

Juanjo, Eso de la imaginación es gracias a la playa... para mí es como mi segundo escritorio. Bueno, el primero en verano :)

Abrazos

Nhoa 12/7/09 23:04  

Si no conociera al viento del levante, tu texto no me hubiera sabido igual (y eso que solo soy una veraneante)

La inspiración de este relato seguro que te la sopló él ^^

Un beso

AdR 23/7/09 1:12  

Nhoa, con ese viento el relato toma forma, los que lo conocemos jugamos con ventaja, claro :)

Acertaste :)

Besitos