... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Ondinas

Recomiendo leer este relato con esta música de fondo.

"Si le das a un niño pequeño una caja de lápices de colores y le dices que pinte el mar cogerá el lápiz azul de tonalidad más dulce que encuentre y pintará una masa de agua de líneas inciertas, como embravecidas desde el punto muerto de un descanso vespertino. Eso si ha visto alguna vez el mar, si no lo ha visto no sabrá qué color coger.

Si le dices que pinte ese mar de noche lo hará con el lápiz azul más oscuro de la caja y usará el lápiz de plata para el caminar de la luna sobre las aguas.

El mar es así porque la luz del cielo se refleja en él. Siempre.

Pero yo os juro que a veces el mar es de color verde, como el brillo de la hierba de los campos que nunca han visto la playa. Y cuando ocurre eso el cielo cambia. El viento enmudece en las palmeras y las piedras hablan, y unas olas afiladas con cuchillo de plata cabalgan hacia la playa buscando unos besos empapados de la sal que yo perdí en unas cuantas huellas de arena mojada.

Y en los ecos de un canto olvidado, entre la espuma y las algas, levitan ellas bajo las aguas. Ondinas risueñas de cabellos negros que ocultan sus pechos salados y brillantes en los huecos de unas conchas de porcelana jaspeada. Y de sus colas de pez cuelgan collares de caracolas lacradas con tequieros sin fin en noches de almohada.

Sólo cuando el mar se torna verde puedes ver una mancha de algas sobre la superficie que navega a la deriva de mi pasado presente. Luego desaparece en la bajamar de mi sentido del tacto olvidado, sobre una barca de principios de verano con hilos de seda volcados.

Pero si pones atención verás que no es una mancha de algas lo que flota sobre las aguas. Son los cabellos de las sirenas, que han venido hasta la orilla dorada y han reservado un lugar para ti entre sus collares de caracolas colgantes y un banco de peces de plata.

Se asoman, sonríen, yo abro mi pecho... y ellas te acercan un gramo de aliento de mi alma."

*foto: Mermaids (Whitefish). Gustav Klimt. 1899. Oil on Canvas. Zentralsparkasse, Vienna.

46 Comentarios | Escribe el tuyo:

veinteañera 11/2/09 21:14  

Conozco a una niña que de pequeña pintaba el mar con un plastidecor verde... ;)

Un beso


*Curiosamente esta tarde le estuve enseñando a la peque un libro de cuentos de los hermanos Grimm, y entre los ellos estaba el de la Ondina.

Sureña 11/2/09 22:11  

...Sobre la superficie que navega a la deriva de mi pasado presente...

Yo lo que te juro es que esta vez no te voy a decir nada, creo que no hace falta.

Muchos besos, niño de sal ;)

P.d.:algún día serás un padre maravilloso... y un tío también, por supuesto :)

Sureña 11/2/09 22:14  

Por cierto, leyendo he alternado y combinado que da gusto, ya te vale... ;)

Anónimo 11/2/09 22:44  

desde siempre apuntabas maneras......
hoy por primera vez he entrado en tu rincón.... y me has dejado sin palabras...
QUEENERA X TI

sueño 11/2/09 23:15  

Vale... a ver si lo entiendo.
Te digo que estoy pasando una crisis y me haces eso???.. quieres humillarme?? jajajaja. O estimularme??
vale valeeeeee
escribire.. a ver si me acerco a ti.

Muy bueno. en serio. Me encanta, es como... una canción. De esas canciones o esas leyendas que cantan los hombres de mar. Y de eso los de Cadiz sabéis mucho.
Un abrazo.

isobel 12/2/09 0:03  

sirenas... siempre me llevan de viaje, un abrazo

Mary 12/2/09 0:48  

Jo, me dejas con el corazón encongido....

Como suelo hacer, justo antes de dormir, y ahora ya me queda dejar enroscarme y disfrutar de la sensación que deja tu cuento, con colores azules y verdes, brisa de sentimientos y sirenas con alma....
un besito acurrucado

berrendita 12/2/09 1:36  

Es curioso, AdR. Poco antes de subirme, salí yo sola a despedirme de Cádiz, a empaparme de su olor, del paisaje que tantas veces habían bebido mis ojos. En el campo del Sur, el mar aparecía verde (verde aguamarina, por eso se llama así, claro), bajo un cielo plomizo insultantemente bello.
Frente a la luz desbordante de casi todos los días, me quedé apoyada sobre la piedra y pensé que así, siempre así, quería recordar nuestra Tacita. Con su mar pintado de verde.

Quizá las Ondinas recogieron mis lágrimas y las depositaron en la orilla, quién sabe....

Un beso.

p.d. No he podido evitar emocionarme recordando aquel mar verde danzando al ritmo de la música que propones. Seguro que debajo del agua la despedida sonaba así. :)

Mita 12/2/09 4:51  

¿Te acuerdas de Rafael Alberti?
Besos

Belén 12/2/09 7:03  

Llevo un rato leyendo el texto, Adr... no se que poner....

Cada vez que vea el mar lo pintaré de tu color ;)

Besicos

dintel 12/2/09 8:33  

Me encanta todo lo que tenga que ver con la mitología hispánica.

Raúl 12/2/09 9:41  

Sirenas: Del color glauco de sus ojos, se alimenta cromáticamente el mar de todos los sueños.

Daniel H. M. 12/2/09 10:16  

Yo soy de interior, aún así mi pueblo luce una sirena en su escudo y aún nadie me ha sabido explicar el origen sin recurrir a cuentos. ¿Acaso importa?, el caso es que la mujer pez tiene un fatal encanto. Cuidado por esas playas...

Camille 12/2/09 13:31  

El Cantábrico la mayoría de las veces es verde, verde mar. Otras gris, cuando está embravecido y ruge. Y su superficie está llena de corderos (aquí les llamamos así). Y en esos días de playa en los que el sol baña de luz la arena y las sirenas se sientan en las rocas, en esos días...el mar es azul...azul marino.

Besos

P.D. Al final la pluma resultó ser automática ;)

Camille 12/2/09 13:31  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bolero 12/2/09 13:45  

Lo bueno q tienen el mar es q puedes pintarlo de mil colores, pero hoy los tuyos son casi perfectos

La música, preciosa
gracias
muakkkkkkkkkkkkkk

Bea M 12/2/09 18:01  

Algunos tenemos la suerte de ver paisajes asi diariamente. No se que decirte... tu texto huele a mar! y me sigue encantando tu musicalidad. Un beso.

Wen 12/2/09 18:24  

Alguna vez he visto un mar así, y de hecho fué en Cadiz, una de tus amigas ondinas se me enrrolló entre las piernas y me tiró dos veces al suelo... qué simpáticas, eh? :D

Penélope 12/2/09 18:40  

Qué preciosidad de texto!
Sí, el mar es verde a veces, yo lo veo tal y como cuentas, y también veo los cabellos de las sirenas flotando en el agua...
Qué suerte tenemos de poder mirar el mar. :D

Por cierto, la música es muy bonita, pero a mi siempre me trae el mar el señor Debussy, con su arabesco nº1, o con su claro de luna, játe tú!
Est hombre siempre me trae el mar en su música.


Un beso, pelín salitroso...


P

Miguelo 12/2/09 19:44  

que bonito y que bien conduces al lector. muy original lo del cabello de las sirenas

Iraunsugue_Eternia 12/2/09 22:22  

Llevaba semanas esperando este texto del mar en verde esperanza, te has superado siempre consigues dejarnos ese sabor a sal en los labios y el corazón embravecido por las olas del mar.

Un beso, niño.

Tesa 13/2/09 0:03  

El mar es impresionante en cualquier tonalidad.

Nayuribe 13/2/09 4:42  

Mmm existirán los tritones?? o sólo las sirenas...
besos

TriniReina 13/2/09 7:43  

En adelante, cuando vea el mar con su capa verde, me acordaré de este relato y buscaré las ondinas.
Muy bello tu prosa poética.

Un abrazo

Angel 13/2/09 8:32  

Cosas asi solo lo pueden escribir personas que viven tan de cerca el mar, como tu..

Eria.. 13/2/09 10:48  

Se que el mar es verde a veces y adoro a GUstav Kilmt... que cálido tu cuento.
Besitos varios.

Tea Girl 13/2/09 11:48  

Me encanta Klimt.

Precioso relato.


Besos de fin de semana

AdR 13/2/09 14:40  

Veinteañera, seguro que era así porque esa niña había visto las mismas costas que se narran en este relato.

¡Qué buenos ratos he pasado yo con los Grimm! Pero peque aún no tengo :) Todo se andará.

Besos.

Sureña, vale, yo tampoco digo nada más :)

Combinar y alternar entre los enlaces. Genial :) Es mi iintención, se saca mucho de eso.

Besos.
P.D.: lo del padre y el tío maravilloso me ha llegado, no sabes cuanto.

anónimo, amigaaa :) Quédate por aquí cerca, anda. Yo sé que tú tienes palabras, también apuntas alto.

Besitos.

sueño, vengo de tu casa y lo haces muy bien ¿eh? :)

Es cierto que por Cádiz hay muchas leyendas ocultas... espero poder recopilarlas a mi forma :)

Abrazos.

isobel, y a mí :) Besos.

Mary, y todavía quedan más cuentos :) viene una batería de ellos, unos tristes... otros contentos :) Así que... a dormir y a soñar.

Besos.

berrendita, tú me entiendes, es que si has visto ese océano de mil maneras... lo entiendes, aunque ¿sabes? por muchos días que baje a verlo... siempre lo veo de diferentes formas, y las ondinas siempre están, si no en una orilla en otra.

Besos
P.D.: Seguro que la música sigue sonando.

Mita, uy, que si me acuerdo. En mi pueblo hay una plaza que se llama así :)

Besos.

Belén, entonces es como el color de tus ojos ¿no? :)

Besos

dintel, yo últimamente estoy leyendo cosas de la gallega y asturiana.

Besos.

Raúl, así de bello es. Y ellas son.
Abrazos.

Daniel, ¿invento un cuento para tu sirena?... mmm... no, no. Estoy completamente seguro de que tú eres capaz de hacerlo :)

Yo sucumbo a ellas.

Abrazos.

Camille, ¡cómo me gustaría ver esas sirenas plateadas con el mar de fondo! La fatalidad me atrae, ¡qué le voy a hacer! :D

Besos.

Bolero, bien dicho, casi perfectos, porque escribir la perfección de cualquier cosa, y más de un color (de una caja de lápices), es casi imposible :)

La música me embaucó.

Besos

Bea, sí, es cierto... suerte que tenemos, hay que aprovechar la inspiración mientras venga con las olas y las playas.

Besos

Wen, :D ¿Te enrolló? ¿Era guapa? ¿Olía mal o a un buen perfume marino? :P Es que por Cádiz hay de todo.

Besos.

Penélope, sí, sí, Debussy era una opción, o Satine... pero vi esta música desconocida para mí y me dije: "Es para el texto, es para el nene que pinta el mar del color de los cuentos".

Besos.

Miguelo, gracias. Eso del cabello lo copié de algunas chicas que salían del agua, de todo saco algo oye, :D.

Abrazos

Eternia, ¿semanas? Eso te pasa por estar tan pendiente del cajón cerrado :) Ahora vienen un par de textos, o tres, relacionados con el mar.

Sal en los labios y corazón embravecido... me gusta.

Besos.

Tesa, en cualquiera :)
Besos.

Nayuribe, ¡mírame a mí! ¡Si soy un tritón! :D

Besos

Trini, búscalas... seguro que las ves, con su collar de caracolas colgando :)

Besos.

Ángel, o que han nacido en él :)

Abrazos.

Eria, Klimt y Schiele, adoración que tengo por ellos :)

Besos.

Tea Girl, y a miiií :) Gracias.

Besos

guillermo elt 13/2/09 17:37  

Y ese gramo de tu alma, por el alma que se refleja en tus escritos, pesan más que toda la arena de la playa.
Un abrazo.

verdial 13/2/09 18:45  

Envidia me das. Ojalá pudiera yo ver las cosas con la intensidad que tú las miras y darles la interpretación que tú les das.

Un abrazo

Carlos 13/2/09 20:50  

Comienza la música y comienzo a leer.Leo y veo el mar,escucho la música y lo siento.Como si cada nota del piano fueran olas y de entre el blanco de la espuma el negro cabello de las ondinas.
¿Rara? Mas bien diría que tu pluma es mágica.
Escucho tu cuento,leo música,navegando por la bahía.
Un abrazo!

*lo conseguí! ;)

яαιηвσω ιη тнє ∂αяк 13/2/09 21:35  

siempre es un placer leerte sin duda.
y cierto, eso del mar me parecio algo tan natural que pocas veces dibujamos las cosas en tono distinto, aun asi es lindo intentar de vez en cuando ver las cosas de otro color.
las ondinas, genial.

me encanto!

charlotte 14/2/09 1:10  

es lo que te digo AdR! ahora me haces flotar en ese mar, agarrada a la música del viento. Hermoso texto, como siempre :)
Un abrazo grande!

Bohemia 14/2/09 16:53  

me gusta el paisaje de tu texto...me voy al mar...

Y en cuanto al texto de arriba...proporciona consuelo, da calorcito...

Bss

Sibyla 14/2/09 18:58  

Tener a klimt y tus palabras...todo un lujo.

Ah! Y yo quiero ese mar de verdes infinitos, donde las náyades, sirenas y ninfas juegan con las caracolas y las conchas jaspeadas...

Un beso grande para tí, poeta del mar:)

яαιηвσω ιη тнє ∂αяк 14/2/09 20:24  

eeeeeeeeeeey
no se porq no puedo comentar el pensamiento de arriba sin embargo me fascino y tienes linda letra por cierto.
ame ame ame mil lo que dices, a pesar de q hoy me salto la fecha, tu escribo es encantador, me llego.

Tormenta. 15/2/09 22:06  

Si es que no me salen las palabras niño, es precioso de verdad, cuanto tienes ahí dentro! gracias por compartirlo en estas historias para nosotros! es genial!..

y te doy la mano el pie el brazo y lo que haga falta! que me encantó la carta que escribiste, que potito!!!

Besos guapo!.

AdR 16/2/09 14:15  

guillermo, no sé si pesa más que toda la arena... pero lo que sí es seguro es que duele que un gramo se desprenda, aunque lo hago gustoso ¿eh? :) Abrazos.

verdial, pues yo creo que tú sabes mirar con esa intensidad, lo demuestras en los recuerdos y las historias que nos narras :)

Besos

Carlos, espero que hayas tenido un viaje agradable por m bahía :) La música ayuda, nunca la pongo en balde :) Se nota ¿eh?

Abrazos
P.D.: Mi pluma se va desintoxicando poco a poco de la rareza.

Rainbow..., el otro día el mar estaba gris marengo... a mí es que me fascinan los cambios de color.

Besos.
P.D.: gracias, no puedes comentar "Dame tu mano..." porque cerré comentarios a esa entrada, de ahí que pidiera silencio :) Me gusta que llegue.

charlotte, pues a flotar apaciblemente :) y si es con viento... mejor

Besos.

bohemia, seguro que lo tienes muy cerca :)

consuelo y calorcito, justo lo que buscaba para ella.

Besos.

Sibyla, es que no me quitaba de la cabeza esa obra de Klimt, tenía que escribir algo para ella :)

¿poeta del mar?... me ruborizo 8-)

Besos.

Tormenta, me gusta compartirlo con vosotros, si lo dejo en un cajón... siento que se muere poco a poco.

La carta es... eso, una carta :)

Besos.

Virginia Vadillo 16/2/09 17:16  

Me ha encantado. Tenía que decírtelo. =)

яαιηвσω ιη тнє ∂αяк 16/2/09 18:20  

*Por cierto te deje un premio en mi Blog, cuidate y mil gracias por estar siempre en mi blog.

Carlos 16/2/09 19:58  

Hasta el silencio nos haces escuchar.
Gracias a ti

*todo bajito,casi ni se me escucha ssshhuu

Sombras en el corazón 17/2/09 22:17  

Una descripción preciosa.
Felicidades.

Un abrazo

AdR 18/2/09 23:50  

Virginia, gracias :) Besos.

Rainbow..., lo recogí :) gracias, lo repartiré en breve :)

Besos.

Carlos, ssshhh, :D Abrazos.

Sombras en el Corazón, gracias. Besos.

María 20/2/09 10:27  

Sólo voy a decir una cosa, no sé si son tus letras, no se si es la música o tal vez la conjunción de ambas, no sé si mi sensibilidad está a flor de piel, no lo sé...
pero no puedo dejar de llorar.

Un abrazo...

María 20/2/09 10:28  

GRACIAS.

AdR 20/2/09 23:22  

María, yo creo que es una mezcla de todo ¿no? De todas formas me siento muy halagado al hacerte sentir así, de veras. Pero no llores ¿eh?. Lágrimas fuera :)

Besos, y gracias a ti.