... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Desaparezco


Música: My Chemical Romance - Famous Last Words

Voy conduciendo mi coche, ese de color champagne con el que se suele brindar en grandes ocasiones.

Y sin haberlo pensado antes me digo:
- Voy a desaparecer, las palabras que nunca escribo no merecen la pena. Y las que he escrito salen volando como las hojas del mísero otoño pasado... Ya ni me acuerdo si hubo un verano.

Y ella se pregunta de lejos:
- ¿Como vas a desaparecer? Si aún te puedo ver...

Es que ya no soy yo. No sé qué soy porque no me miré esta mañana al espejo. Ahora voy por una autopista a toda velocidad, llevo puestas mis gafas de sol pero está nublado. Es una recta larga y piso aún más el acelerador, hasta que la punta de la suela se desgasta. Me gusta conducir, ella lo sabe, pero esta es mi última vez, voy a desaparecer. Así. Conduciendo. Lo que más me gusta después de escribir y hacer el amor... aunque para mí siempre han sido la misma cosa.

A menos de un kilómetro la carretera hace un giro a la izquierda, pero mi coche no lo va a hacer, hoy no. Acelero hasta que a la aguja del velocímetro le cuesta recordar si siempre ha sido recta o alguna vez fue torcida, como algunos años de mi existencia. Acelero y el asiento vacío del copiloto tiembla como un pliego de papel, uno cualquiera, el que más rabia te dé de los escritos que aún se guardan celosos en mis libretas.

500 metros.

Agarro con fuerza el volante con falsa funda de cuero. Han habido tantas cosas falsas en mi vida que cuando las sumo todas dan como resultado una resta.

400 metros.

Me estiro en el asiento como cuando conducía mi bicicleta de carreras y oponía poca oposición al viento. Entonces no le tenía miedo a nada, luego sí, pero ahora es distinto, los tiempos cambian y estar solo te hace más duro, ya no temo a nada.

300 metros.

Aquella chica me dijo que tenía unas manos maravillosamente desproporcionadas, como de mayor tamaño de lo habitual. Yo ya no sé qué meter en el saco de lo habitual. Y sé que no hay nada que pueda decir para cambiar... *

200 metros.

¿Es difícil entender que estoy incompleto?*. El volante tiembla y la música retumba entre mis dientes, a todo volumen, mientras una botella de whisky vacía rueda por el suelo.

100 metros.

Me quito el cinturón, suelto el volante y espero el momento. Cierro los ojos.

cero.

Mi coche se sale de la carretera a toda velocidad y da unas vueltas de campana levantando arena, polvo y grava, ya no es del color del champagne, ahora parece un gigantesco tronco de una chimenea envuelta en llamas. Pero estoy vivo, milagrosamente vivo. Si no lo estuviera no podría estar escribiendo esto.

No temo a nada.

No temo mantenerme vivo, no temo caminar por este mundo solo (o muerto)*.
De modo que me doy la vuelta...
... y nazco de nuevo.

* frases en cursiva con asterisco traducidas de la canción "Famous Last Words"

48 Comentarios | Escribe el tuyo:

Mita 26/1/09 20:06  

Como que parece que tienes una nueva vida :)
besos

AlmA :) 26/1/09 20:57  

AVE PHÉNIX... estás aquí... aquí... jamás desapareciste... fue un espejismo...

me alegra lo escrito... aunque triste... se ve luz al final del pasillo... y yo... continúo aquí...
caminando... junto a tí



un :*

Tormenta. 26/1/09 20:59  

Pues no sabes la ilusión que me hace.. que hubieras nacido de nuevo, ahora, verás las cosas de diferente manera,verdad?.. Me encantó el relato(siempre y cuando ,espero que no te pasara de verdad);)
Lo dicho, para ti hacer el amor y escribir es lo mismo, y amí me diste una alegría al cuerpo;)
Besos :).

veinteañera 26/1/09 21:00  

En nuestra vida hay carreteras invisibles que comienzan en la trazada recta de una curva, en un punto negro o en un volantazo certero que de nuevo nos ofrece otro camino.
Uno nuevo para seguir conduciendo, acelerando, frenando, volviendo, viajando… sintiendo, viviendo, escribiendo…


Me alegra que te decidieras por el desvío que de nuevo te trae a Scriptoria.

Un beso por cada kilómetro recorrido ^^

Lía Vega Erao 26/1/09 21:12  

Te echaba de menos, Angelote...

Besos nazaríes.

(¿Cómo va ese carnaval?)

Sureña 26/1/09 21:14  

Pudo haber desaparecido, pero algo quiso que no fuera así... será que aún le queda mucho por escribir*, o será que es demasiado valioso como para evaporarse sin más, o serán las dos cosas...

Yo pienso en ese color champagne para celebrar que estás aquí. Echaba de menos esto ;)

Besicos

*Escribir-Sentir-Observar-Detallar-Amar-Vivir... ¿acaso no es lo mismo?

Lucila 26/1/09 22:05  

Muy pero muy buen texto.
Saludos

isobel 26/1/09 22:55  

mira... este final, me ha llenado de vida, me he reído mucho, lo leí con tono de niño enfadado, que no quieres matarme, pues ahora... voy y nazco, genial, besos

Belén 26/1/09 23:00  

Tu jamás morirás...

Que jodío, se me han mojado los ojos...

besicos

Angel 26/1/09 23:05  

bienvenido... se te echaba de menos..

Lau 26/1/09 23:13  

Madre, ya era hora! ¿Dónde te habías metido? Espero que en ese coche no.

Un beso ;)
Se te echaba de menos

Mary 26/1/09 23:14  

¡Estás aquí de nuevo! ¡No me lo puedo creer! Cuando abro mi blog y veo que el tuyo enlazado está en primera posición porque ha sido actualizado, tengo que mirar dos veces para creérmelo! ¡me encanta! ¡qué alegría bloguera!

Es muy emotivo lo que dices y realmente me alegro de que tu vida sea ahora otra, de que te sientas vivo, que no temas y que hayas dejado atrás y matado en aquella voltereta todo que ya no querías. Olé!!!!

Un besazo

(¡Bién!)

berrendita 27/1/09 1:20  

Cero. Y estás aquí, mientras arde el coche de color champagne. Mientras arden las palabras y estas ganas de abrazarte a este lado de la carretera.

Un beso, bienvenido. :)

Carlos 27/1/09 1:39  

Lo que estaba incompleto era este lugar sin tu presencia.
Las palabras comienzan a desentumecer sus líneas tras la hibernación y antes de que lo ordene el centro comercial la primavera ya asoma por aquí, 400 mtrs.... 200....50... killo bienvenido!!!
Me alegro de leerte de nuevo.
Un abrazo!

39escalones 27/1/09 8:15  

Re-bienvenido.
Un abrazo.

Daniel H. M. 27/1/09 10:02  

Impactante regreso compañero, se barrunta una buena temporada.
Abrazos

belita 27/1/09 15:57  

Entonces eres un valiente porque pocos son los que no temen a la vida ni a la soledad. Por cierto no se el motivo pero mientras iba leyendo tu relato pensaba en James Dean y en su último viaje, imagino debió de tener consigo mismo una conversación parecida.

Besos

Iraunsugue_Eternia 27/1/09 16:01  

Podría hacer una disertación sobre tus letras, voltear el coche mil veces y hacerlo metáfora de la propia vida…pero sinceramente cuando he visto tu entrada solo he podido sonreír.

Creo que hablo de parte de todos los que te seguimos, ¡Bienvenido de nuevo y gracias por volver!

Un abrazo.

Borja F. Caamaño 27/1/09 17:32  

Me alegro de que hayas sobrevivido, amigo, porque ya comenzábamos a echarte en falta.

Al menos yo lo hacía.

Así que tan sólo hacerte llegar mi alegría al comprobar que sigues por aquí.

Un fuerte abrazo desde el Otro Lado.

Elèna Casero 27/1/09 19:58  

menudo susto me has dado, ¿dónde va este muchacho?
Me alegro de tu regreso, renacido, por supuesto.

Me alegro de haberte conocido.

Un beso

Sombras en el corazón 27/1/09 21:34  

Has vuelto, que bien; se te echaba de menos.
Es malo renunciar a lo que uno es y a lo que le guste; eso si que es un suicidio.

Un abrazo

Camille 27/1/09 23:05  

Hola guapo,
Pasaba a saludarte y me he quedado encantada! Tu manera de escribir ha cambiado mucho, a ...sencillamente genial!!
Y...has escrito un libro? Síiii????? Enhorabuenaaaaaaaaaa
Me alegro muchísimo!!!

Besos

AdR 28/1/09 0:44  

Mita, ¡exacto! Besos.

Alma :), me estoy sacudiendo las cenizas, :) Dame la mano, anda, caminemos pues.

Besos.

Tormenta, vamos a dejar la realidad y la ficción de lado. Aquí tienes tu taza de café humeante ;)

Hacer el amor es escribir sin palabras.

Besos.

veinteañera, ... y la de volantazos que e tenido que dar en esa rectitud de las curvas...

Me alegras que tomaras ese desvío :)

¿Por cada kilómetro? Eso son muchísimos besos ¿eh? No sabes lo que dices.

Besos parisinos.

P.D: ¿Me voy un tiempo y cuando vuelvo veo que has transmutado en la torre Eiffel? para mí que todavía estás en París :)

Lía, y yo a ti.

Besos de Gadir.
(no estoy puesto todavía, ya me iré empapando) :)

Sureña, eso debió pensar él... que en el último momento saltó de su destino en marcha. Por algo* será :)

Tú piensa en el color que quieras, que si lo pintas tú el brindis será excelente.

Yo también lo echaba de menos :)

Besos :)
*algo indefinido

Lucila, bienvenida a Scriptoria ¡y gracias! :) Saludos.

Isobel, lo has leído a la perfección ;) Es desenfadado, se augura lo peor pero... al final, no. Si es que en el fondo soy un rebelde, a veces sin causa aparente, pero la hay, la hay.

Besos, artista.

Belén, me conformo con que algunas letras sobrevivan a mi muerte :)

Nada de llantos ¿eh? Esto es un canto a la vida.

Besazos.

Ángel, y yo a tiii, tío. Mañana te leo, que tengo ganas de ver qué tal vas. Abrazos.

Lau, lo siento, estaba conduciendo(me) ;) El coche está perfectamente, y su dueño :)

Yo también os he echado de menos, que conste :P

Besos.

Mary, aquí sigo... vengo con cuentos, así que no te vayas muy lejos.

Me gusta que se haya visto la voltereta :)

Besos
P.D.: ¿Y ese cuello de cisne?

berrendita, abracémonos pues. Si he salido de esto para comprobar que no estoy solo :)

Besos.

Carlos, uuhh, verdaderamente he estado entumecido un tiempo, ni siquiera me daba una vuelta por Scriptoria. He comprobado que me lo habéis cuidado. Gracias :)

Abrazos.

39escalones, tú también :) Abrazos.

Daniel, eso espero :) Que sea mejor que las anteriores. Abrazos.

belita, no sé si valiente, pero sí intento salvar día a día lo que dices... y muchas más cosas que uno arrastra.

¡Pensé en James Dean mientras escribía! :P

Besos.

Eternia, y justo eso es lo que yo pretendía, que sonrieras :) Aunque sé que hubieras cogido mi coche y lo hubieras transformado en un medio de transporte onírico :)

Gracias a ti, a vosotros, porque estáis aquí.

Besos

Borja, estoy dejando tu blog para el final :) porque hay mucha materia y me gusta saborear los buenos textos de un buen escritor :)

Abrazos.

Elena, mira que podría haber sido mi viaje de vuelta... pero no, suelo ser bastante precavido :)

Y yo de haber estado escuchándote en vivo.

Besos.

Sombras en el Corazón, justo. He decidido no suicidarme. Me perdería muchas cosas vuestras :)

Besos

Camille, ¡Dios! ¡No me lo puedo creer! ¡La chica que me dejó el primer comentario en Scriptoria! Esto hay que celebrarlo con color champagne :) Además por doble motivo, tu vuelta y un nacimiento ¿no? :) Me pasaré por tu blog a echar un ojo.

Mi manera de escribir ha evolucionado con el blog, sí. Me gusta que sea así.

La novela está escrita :) Ahora hace falta convertirla en papel :)

Besos. Qué alegría que te acordases de mí.

яαιηвσω ιη тнє ∂αяк 28/1/09 3:21  

Como extrañaba leerte, me gusta sentir tus palabras y liberar mi imaginacion para danzar por tus palabras, y comprender como se escribe desde el alma, y se entrega parte de lo que es.

яαιηвσω ιη тнє ∂αяк 28/1/09 3:21  

Como extrañaba leerte, me gusta sentir tus palabras y liberar mi imaginacion para danzar por tus palabras, y comprender como se escribe desde el alma, y se entrega parte de lo que es.

Juanjo 28/1/09 8:43  

Me ha parecido un texto con muchísima fuerza, la de un sueño que se vive intensamente y del que se despierta de forma abrupta, recordando todos los detalles.

verdial 28/1/09 10:20  

Siempre dí por sentado de que saldrías vivo y renacerías de nuevo. Es más, lo esperaba con impaciencia.

Celebro que lo hayas hecho a pesar de que el color champagne haya desaparecido y de los tensos momentos que me has hecho sentir al leer tus palabras.

En verdad que lo celebro.

Un abrazo

Eria.. 28/1/09 14:25  

Te llamaré Fénix... y te daré un abrazo enorme. Gracias por escribir.

Svor 28/1/09 16:22  

Lo que más me gusta después de escribir y hacer el amor... aunque para mí siempre han sido la misma cosa.
una puerta que me abres, algo que no había notado siendo tan cierto.

guillermo elt 28/1/09 17:11  

Ah!, pillín!!!... questás aquíiiiii... jejeje... Y yo como un "lelo"... jajajaja
Bien está, lo que bien termina y espero que después de tanta voltereta no se te haya desordenado el cerebreo, al reves, que siga "pitando" como antes, e incluso mejor

Un vuerte abrazo.

Penélope 28/1/09 17:16  

Renacer formateado, reseteado, nuevo, debe ser la leche...
Ojala pudiera llevarlo a cabo.

El texto es maravillosamente frenético!


Un besito


P

Endocimia 28/1/09 20:14  

Te felicito, me has entretenido con tu posteo.

princesadehojalata 28/1/09 20:53  

Cómo me ha gustado!
Es genial disfrutar de tus ataques de blogosferitis, espero que te den muy seguidos.
Un beso.

Nayuribe 29/1/09 0:12  

¡Hasta que volviste!! Ya te extrañaba...

Durante éste tiempo me pregunté que hacías en tú auscencia y en éste post queda perféctamente explicado... Renaces... espero que ésta nueva vida te dure bastante tiempo.

Besos
PD: ¿Cómo te ha ido con los editores de tu novela?

charlotte 29/1/09 4:23  

Aparecés, desaparecés... Qué vas a hacer conmigo???
Ja ja, feliz por tu regreso AdR, te extrañé mucho!.

Aveces a mí también me dán ganas de desaparecer, me gustó leerte, volver a encontrarte, ahora sí brilla un poco más la luna, besos!

TriniReina 29/1/09 7:47  

Pues no veas cómo me alegro de esta resurrección, al menos bloguera:)

Es excelente el relato, ADR y ya se te echaba de menos.


Un abrazo rebozado en vida

Raúl 29/1/09 10:03  

Puestos a intentarlo, lo de desaparecer, digo, hay que hacerlo a lo Thelma y Loise. Sí señor.

Óscar 29/1/09 11:32  

Qué bien se respira al final de un relato tenso y romántico bien resuelto... Bienvenido de nuevo al desierto.


Saludos :-)

AdR 29/1/09 12:28  

Rainbow..., has sabido hacerme ver cómo me acerco al papel para escribir, no lo hago sin antes haber rozado un pelín mi alma :)

Besos

Juanjo, justo :) Un sueño de esos que luego se ven en la distancia y se dejan atrás.

Abrazos.

Verdial, y yo celebro poder volver a leerte después de mi retiro. Perder el color champagne no ha sido tan duro, y sí muy necesario. Brindaré con otro color en el futuro.

Besos.

Eria, Sea ave o ser alad@ entonces :) Te daré otro abrazo, y un beso, yo sí que te doy las gracias.

Svor, ... y tanto. Es que nos ponemos a comparar y ambas cosas son lo mismo ¿no? Desprendimiento de fluidos y sueños.

Besos :)

guillermo, creo que sigue pintando (¡cómo me gusta que hayas utilizado eso!) con sus colores de siempre :) Estoy por aquí, sí... en mi/vuestro Escritorio :)

Abrazos.

Penélope, frenético y una metáfora de mi realidad :)

Besos.

Endocimia, y yo tan feliz :)

Besos.

Princesa, mmm... me van a dar al menos un par de veces por semana, pero en ocasiones son indiscriminados... así que estate atenta :D

Besos.

Nayuribe, en mi ausencia me quedé a vivir conmigo mismo, pero literalmente :) Espero no tener que hacerlo más veces.

Besos.
P.D: Por ahora no hay editor para la novela. Seguimos intentándolo :)

charlotte, ¿contigo?... pues lo que con tod@s: seguir contándoos cuentos :) Miremos a la luna brillante entonces :)

Besos.

Trini, y casi en todos los sentidos.

Me envuelvo en ese abrazo y te mando otro.

Raúl, ahí, ahí, a lo grande.
Abrazos.

Óscar, me alegra que veas el romanticismo en este texto. Hay mucho :) Bienvenido tú de nuevo :)

Abrazos.

aLba 29/1/09 14:43  

ojala yo tambn no le temiera a nada...

sueño 29/1/09 19:24  

En pocas palabras

Simplemente maravilloso.
en serio.

un abrazo, te echaba de menos.

AdR 30/1/09 12:41  

Alba, llegará :) estoy seguro. Besos.

Sueño, En pocas palabras.

Gracias :)

Abrazos.

mErL 30/1/09 20:11  

Has vuelto nacer...me alegro.
Adr sigue en su estado puro.
Una bonita forma de empezar esta etapa.

PD. Primero me gusta hacer el amor, es como mi inspiración, necesito ser yo. Después lo que venga...

Un abrazo.

Σ=o) Pau 30/1/09 20:48  

Solo se atreve a morir quien sabe lo que es vivir y tu has vivido en cada letra, en cada lágrima...
Lo que más me gusta después de escribir y hacer el amor... aunque para mí siempre han sido la misma cosa. ayyyy! esa frase me ha matado es tan tuya si hasta me dije... ya estás de vuelta! :)

Que rico verte reenacer ^_^

Bienvenido, un beso ronroneado en mi abrazo :)

dintel 2/2/09 9:00  

Genial como metáfora de cambio.

AdR 2/2/09 22:41  

Merl, seguimos vivos.
Abrazos.
P.D: Eso, eso, ante todo lo primero hacer el amor ¿no? :D

Pau, he vivido y he muerto varias veces, pero siempre se me pasa :D Escribiendo y reflexionando... me di cuenta de eso, que son la misma cosa.

Me alegra seguir viéndote por aquí.

Besos.

Dintel, gracias :) Besos

María 20/2/09 11:06  

"Lo que más me gusta después de escribir y hacer el amor... aunque para mí siempre han sido la misma cosa"
Empiezo a quedarme sin palabras, pero ¿qué más puedo decir que "sigo aquí"? Es la novena entrada y sigo aquí y seguiré...

AdR 20/2/09 23:26  

María, yo encantado de que sigas fiel a Scriptoria :) Y es así... ¿no? Hacer el amor y escribir es lo mismo :) Sólo hay que fijarse en el movimiento de las manos y en los trazos de las palabras.

Besos