... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Jura de Bandera

foto: AdR (ligero efecto de óleo sobre lienzo)

Os lo conté en un comentario de un post. Que a mi querido tío J. (de casi 60 años) le dio por hacer juramento ante la bandera de la Madre Patria. Eso no me lo podía perder, claro. Y como hacía falta un coche para llevarles a todos me ofrecí voluntario. Os recuerdo que mi tío J. es sordomudo.

- Venga, niño, arranca que no podemos llegar tarde.
- Tía L., ponte el cinturón.
- Ah, claro, es para que no te multen ¿no?
- No, es por tu seguridad, debes saber que yo no bajo de los 150 por hora en carretera y no quiero que vayas pegando botes en el asiento trasero.
Me mira como si me fuese a dar una estocada y me dice:
- La madre que te trajo, niño. A mí no me corras que te arrío ¿eh?.

(Me encanta gastarle estas bromas. Me lo permite, soy su sobrino favorito de doce totales)

Nos ponen en la tribuna VIP porque el marido de una de mis primas tiene mano en esto de la Marina y allí iba mi tío a que le pasaran la bandera por la cara. Una caló que no veas.

Mi tía: Mira a tu tío... la madre que lo parió, míralo, allí va él.
Mi prima: Me parto. AdR, cógelo por cámara.
Yo: Sí, sí... pero ¿Por qué dicen izquierda derecha y nadie se mueve? No lo entiendo.

Y luego para dentro, unas mesas con abundante comida y bebida.
- Niño, aquí vamos a estar con los generales, capitanes y blah blah blough blaugh bleg. (A veces se olvida que su hermano me ha dado una educación excelente).
- Tía L., no te preocupes, venga, va... ahora que no mira nadie... saca el tupper, el jamón está de vicio.
- Niño, bligh blagh blugh blog (eso mismo, tengo un blog y no tenéis ni idea de que existe).

A todo esto un General salió, no me explico cómo, de detrás de todas las cruces y medallas que le adornaban el pecho, y se fue directo para mi tío J. Le saludó y le dio la enhorabuena efusivamente y mi tío le empezó a hacer gestos y el señor de los colgantes creyó que estaba ante Chaplin.

Ya de vuelta cruzamos en mi coche el puente de Cádiz y mi tío me contaba que él había trabajado desde pequeño en lo que se veía a la derecha de la carretera.
- Así es - decía mi tía L.-, allí trabajó tu tío. Él nunca ha tenido nada, hijo. No le bautizaron, no fue a la escuela, no pudo hacer la primera comunión... toda su vida trabajando. Toda.

Y yo le miraba y él asomando una sonrisa por sus labios, con su diploma en la mano y el pisacorbata que le habían regalado luciendo al frente. Me imaginé a mi tío trabajando en las salinas de El Trocadero. Desde temprano, desde pequeño. La sal y la luz pegadas a su piel. Y él en mitad de una nube de gaviotas y cormoranes y de los flamencos de cuellos bailarines y altos.

Bajé la ventanilla para que el viento de El Trocadero alborotase nuestras cabezas y sonreí en lugar de perder una lágrima.
- ¡Salinero! Cuádrese. Salude... Descanse. Rompa filas.

28 Comentarios | Escribe el tuyo:

Mariano Zurdo 25/6/08 23:15  

Que me ha encantado conocerte, de verdad, y que espero verte más veces por la Clandestina.
Todos los ánimos del mundo para poder luchar contra la tentación de arena y que puedas escribir, aunque sea de vez en cuando...
Besitos/azos.

Belén 25/6/08 23:34  

Ehhh otra historia de tu tío!

Que maravilla en serio!

Besicos

pati 26/6/08 0:07  

Y ahora, rompe filas tú también y dale un lugar a esa lágrima, Escritor!

Las mías, las de emoción, te las dejo en el Trocadero.

Besos :)

ps.: Ese ligero efecto le viene que ni pintado.

El Rincón del Relax- Beatriz- 26/6/08 0:52  

Hola, de visita sumergiéndome en tan bellos relatos, sinceramente fantástico como escribes, felicidades. Recibe un afectuoso saludo desde mi rincón!

ISOBEL 26/6/08 0:53  

anda que no quieres tu poco ni na a tu tío, besos

Angel 26/6/08 8:26  

Toda la vida trabajando.. ufff... eso si que es duro.. Espero que ahora esté disfrutando de un buen descanso con toda su familia..

39escalones 26/6/08 8:37  

Es un momento Berlanga total...
Un abrazo

Masakoy 26/6/08 11:53  

Espero que mi tío no haga eso qeu le reostio por hacerme pasar calor, jajaja.

hasta el infinito y más allá.

Sureña 26/6/08 11:59  

Eso...que rompa filas...

Me encantan las historias de tu tío, increíble debía de ser verle allí... :)

Besicos

Mary Lovecraft 26/6/08 14:01  

jeje me encantan estas anécdotas familiares, tan personales es como compartir literalmente ese trocito de tu vida con todos nosotros al regalárnoslas ¿verdad?

besos ¡y dale la enhorabuena a tu tío de mi parte! bien se la tiene merecida.

Mary

maria* 26/6/08 14:03  

Qué bonito. Buena la frase de "perder una lágrima" en el contexto.
Antes tenían infancias difíciles, de verdad.

Ayshane 26/6/08 16:58  

¡¡Vaya historia familiar!!

me ha encantado...

besitos

Elèna Casero 26/6/08 21:25  

No me extraña que sonrieras, como lo he hecho yo. Una tierna sonrisa antes que una lágrima.


Un beso

Iraunsugue_Eternia 26/6/08 22:17  

Esos extraños momentos familiares que nos roban el alma, gracias por compartirlo.

Besos.

Luna Carmesi 27/6/08 6:28  

Rompan filas.
Levanten el alma.
Respiten.
LLenense de ese aire.

Y tu tio sonriendo!
:-)

Besos!

DianNa_ 27/6/08 11:08  

Me gusta tu familia :) y tu mirada hacia ella.

Besitos familiares, niño^^

Tormenta. 27/6/08 17:07  

Ves es que es genialllllllll cuando hablas de la familia!!! serán ellos conscientes de lo bien que hablas de ellos! muy diver en serio, el café de hoy está buenísimo !!!!jajaja

Besos niño!

Argan 27/6/08 20:41  

Que cariño en cada frase tio, es increible. Parece que fueran familia mía! Creo que en estos acercamientos a tu familia es cuando te superas.

Un saludo!

Juanjo 28/6/08 11:10  

Jajaja. Me ha recordado a la mía, porque mi padre también se empeñó en repetir, e iba detrás mío, y yo aguantando la risa.

No hubo jamón, lástima, y no porque faltara en el sitio.

Un relato entrañable.

Abrazos.

Perséfone 28/6/08 23:01  

Jajaja me encantan tus tíos y eso que no les conozco.

Una anecdota muy graciosa.

Besos.

emma woodhouse 29/6/08 9:33  

Cucu .....

Besines jefe!!

AdR 30/6/08 22:01  

Mariano Zurdo, el placer de estrecharte la mano es mío :) La Clandestina es preciosa, a buen seguro que volveré, pero por sorpresa, como esta primera vez :) Gracias por tus ánimos y por la dedicatoria en el libro :) Besazos.

Belén, y las que aún quedan... yo sigo recordando, eso siempre :) Besos

Pati, ya le he dado su lugar a esa lágrima :) Iré a recoger las tuyas al Trocadero. Gracias por pasarte. Se te echaba de menos. Besos.

Beatriz, bienvenida a Scriptoria. Encantado de que hayas encontrado este Escritorio :) Puedes pasarte por él cuando quieras. Muchas gracias. Saludos :)

Isobel, un puñao, shavala, un puñao :) Besos.

Ángel, las actividades favoritas de mi tío son: montar en bici y dedicarse al huerto en su campo ;) Una maravilla, vamos. Un abrazo.

39escalones, siiiiiií :D No lo había visto así, pero lo es :) Abrazos.

Masakoy, Bienvenido a Scriptoria, :D Pero ese calor que pasé mereció la pena, créeme :) Un abrazo.

Sureña, sí que lo fue, una cosa única que no me quería perder :) Y la comilona del después, claro. Me lo pasé en grande. Besos.

Mary Lovecraft, eso es lo que voy haciendo, mostrándome un poco con cada historia de mi familia. Es mi forma de hacerlo :) Le transmitiré la enhorabuena. Besos.

maria*, la lágrima me la guardé para más tarde :) no era su momento. A mí tío se le refleja en la cara y en los gestos la dura infancia, como a muchos, supongo...
Besos.

Ayshane, ¡gracias! :) Besos.

Elena C., eso es, la sonrisa siempre, pase lo que pase. Besos.

Iraunsugue E., gracias por leerme, si no lo hacéis no lo podría compartir igual :) Besos.

Luna C., lo describes como fue :) se me llenó el alma del aire del Trocadero :) Besos.

Dianna, y a mí me gusta que lo digas y que me leas, me animas. Besos :)

Tormenta, no sé si son conscientes... bueno, ellos me miran y sonríen siempre, así que supongo que lo serán :) Disfruta del café. Besos.

Argan, gracias, haces que mi afán de superación crezca :) Habrá más momentos. Un abrazo de paisano.

Juanjo, algo inolvidable entonces, tu padre y tú :) lo tendrás grabado, claro. Un abrazo.

Perséfone, cuando salimos del banquete mi tía dijo: "Ea, pues ya hemos superado la prueba", jajaja. Dimos la imagen de familia correcta :P Besos.

Emma W., Besos :)

Σ=o) Pau 1/7/08 23:53  

Al compartir esto que es tan tuyo y de tu familia, me das la posibilidad de conocerte mejor. Cuando decías niño... pensé en ti pero como niño de verás porque la curiosidad impregnada en cada verso es inocente y preciosa
Cuánto quieres a tu tío, será que el trabaja con la sal y la luz pegadas a su piel y tú te alimentas de esa sal también para darle luz a tus escritos? me emocioné... tu sonrisa mezclada con los sentimientos de él y en silencio las lágrimas bañadas de reecuerdos en cada uno y en silencio :) Precioso!

Besos ronroneados

dintel 2/7/08 15:42  

Coño, me has conmovido con tu relato. Es brutal la forma en que desarrollas el tono. Gracias por escribirlo porque necesitaba leer algo así. Un beso.

Trini 2/7/08 19:22  

Me puedo imaginar lo feliz y orgullosos que estaría tu tío. Segura estoy que, al pasar por el trocadero, para sus adentros diría algo com "lo conseguí"...

Un abrazo

AdR 3/7/08 1:45  

Pau, mis tías siempre me verán como niño, mis padres también me lo dicen :) Es algo que se va a quedar hasta que me salgan canas creo yo, que todavía no tengo... incluso me veo con bastón y siendo niño. Besos

Dintel, de nada, gracias a ti por venir a Scriptoria y leer con buen tono. Besos.

Trini, esa era su sonrisa, la de triunfo :) Pero un triunfo personal e íntimo, y me agradó estar allí, teniendo a mi tío de copiloto :) Besos.

verdial 4/7/08 21:43  

Además de ser un placer leerte, es también un placer el comprabar como disfrutas de las alegrías de tu familia (supongo que también llorarás con sus penas),y sobre todo, un placer que las compartas con nosotros.

Besos

AdR 20/7/08 21:42  

Verdial, Sí, lloro y río a partes iguales con ellos. La suerte es que las risas son muchas más que los llantos. Para mí es un placer tenerte por aquí.

Besos