... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Soplan Vientos de Cambio

Mi proyecto de novela sigue su curso, no creáis que lo he abandonado, aunque estos últimos días (¡mientes, bellaco!, ¡han sido semanas!) ha estado bajo el influjo de un dulce letargo debido a otros quehaceres que me han ocupado bastante tiempo.
Entre ellos:
- Sigo leyendo La Clave Gaudí. De vez en cuando me gusta leer libros así, pero que huelan a más rigor histórico-artístico que el Código da Vinci. Aunque, para mi gusto (y humilde opinión), son fáciles de escribir. Y es que parece que todos los sacan del mismo molde.
- A lo mejor me siento delante del portátil y lo que me sale no es un capítulo de la novela, sino un nuevo post para Scriptoria :) que también me sirve. A esto sumadles que me entretengo a leer muchos de vuestros blogs ;)
- Quehaceres de la vida cotidiana. Compras, salidas de ocio, familia, amigos... Necesito unas vacaciones que no voy a tener :(

En fin... quiero que sepáis que los personajes de mi novela me siguen acosando y me despiertan temprano los fines de semana (si no ellos el taladro del vecino) para que yo siga escribiendo sus vidas. Lucía me sigue rogando que me meta en su piel para sentirme igual de ultrajado que una mujer que ha probado las hieles del maltrato, Amadeo me suplica para que le divierta, le haga recordar lo olvidado y le aparte de su particular calvario, Samuel... bueno, Samuel está siempre queriendo que me vaya de juerga con él y que siga oyendo sus historias... pero ahora es el que menos me preocupa. Además no es mi alter ego :)

Muchos que leen Scriptoria me dicen que, de ninguna manera, me debo sentir un escritor frustrado. Pero entended que son mis personajes los que hacen que me sienta así y no mi forma de escribir, con eso, por ahora, estoy contento. Ellos son como animales feroces hambrientos que no me dejan en paz y siempre quieren más y lo mejor de mí. Y no les puedo, ni les quiero, abandonar. Hasta que no termine de parirlos seguirán siendo míos y tendré que seguir cuidando de ellos.

Por cierto, el Viento de Cambio que sopla con más fuerza es que me cambio de trabajo en unos días ;) Me da un poco de pena... pero sólo por tener que dejar atrás algunos compañeros de trabajo de los buenos, de esos de los que te hacen olvidar los malos momentos con muchas pinceladas de afecto y unas risas. Espero que sólo queden detrás los compañeros, no las personas. A esas desearía seguir conservándolas.

Y procuraré no abandonar Scriptoria. Promesa :D

29 Comentarios | Escribe el tuyo:

Belén 28/11/07 13:32  

Tómate este blog como un contínuo ensayo y verás como puedes compaginarlo así de bien :)

Y diles a tus personajes que suave, que no hay prisa, así te dejarán tranquilos jajajajaja!!!!!

Besossssss

Mariano Zurdo 28/11/07 16:11  

Vengo del blog de Clandestino.
Yo también ando enzarzado con una nueva novela, así que te entiendo a la perfección.
Yo también me tomo descansos, pero cuando estás metido en argumento, los descansos no son tales, porque al menor descuido te surgen ideas que suelen ser realmente útiles.
Muchos ánimos y suerte con el cambio.
Un abrazo zurdo.

RaKela 28/11/07 18:08  

y q pasaría si tus personajes descubren tu blog y les da por comentar diariamente?? menudo marrón y lío emottttionalxDDDD

Trini 28/11/07 20:26  

Si es que se nos acumula el trabajo y claro, siempre arrancamos tiempo a nuestras letras...

Espero que este nuevo trabajo te sea satisfactorio y te haga feliz. También que añadas capitulos a tu novela, uno por semana, al menos.

Un abrazo

zanzara 28/11/07 20:51  

No dejes que los personajes te agobien, que ya sabemos que las prisas no son buenas, todo saldrá a su tiempo.
Ánimo con el libro y suerte en el nuevo trabajo!

Besos!!

Phede 28/11/07 22:19  

Hola! Es la primera vez que entro en tu blog y vengo desde el de Zanzara. Al leer tu último post me he sentido bastante identificado, porque yo llevo mucho tiempo con una novela (aunque prefiero llamarla historia muy larga) en mente, pero por muchas circunstancias no he podido desarrollarla. Además, a veces siento eso que dices del acoso de los personajes. Por lo demás, me ha gustado el blog, y me he permitido la libertad de enlazarlo al mío. Un saludo.

Doña Paranoica 29/11/07 0:01  

Yo también comienzo un nuevo trabajo el lunes, y la verdad, es que es una pena dejar atrás a los compañeros, porque aunque siempre se intenta mantener el contacto no siempre es fácil, y claro está, nunca podrás estar con ellos ocho horas diarias.

Suerte en todo y mucha calma!!!! Si los personajes se ponen pesados, te sientas un rato con ellos y les pones las cosas claras!!!!

Mónica...Cine Cuentos. 29/11/07 7:21  

Hola como estás??? Así que cambiamos de oficina... y bueno los cambios son buenos y mas cuando vienen acompañados de cambios de viento... como decía Mary Poppins.

Me gustó lo que escribiste y espero que no abandones tu novela

Bsss. Nos vemos ¿si?

39escalones 29/11/07 8:59  

Escribir es un sacerdocio. Desde que profesas hay que oficiar cada día, sin falta. Si no se hace, corre uno el peligro de perder la fe (o la perspectiva de lo que hace). Discúlpame que me permita aconsejarte, pero es algo que he aprendido en mi propia experiencia (igualmente infructuosa, de momento). Saludos.

Angel 29/11/07 10:54  

Uffff, la verdad es que tiene que ser harto complicado escribir una novela, y que los personajes te vayan agobiando poco a poco...

IRIS 29/11/07 13:03  

Mucha suerte en ese nuevo trabajo, y que tus protas no te agobien, a ver que va ser esto!! Y tu con calma, que ya verás como poco a poco, todo va ir sobre ruedas.
Un abrazo muy grande y mucha SUERTE!!!!!

AdR 29/11/07 13:19  

Belén, el blog es como una segunda novela con vosotros como protagonistas :) Gracias. Besos.

Mariano, gracias por tu comprensión, es un placer tenerte por aquí, necesito más tiempo para leerte de vez en cuando. Me pasaré. Un abrazo.

Rakela, si mis personajes se pasaran por aquí a comentar cerraría el blog :D Besos

Trini, en cuanto al nuevo trabajo tengo miedito ;D pero es un cambio necesario para continuar desarrollándome como profesional. Gracias por animarme. En cuanto a esos capítulos por acabar procuraré rematar al menos uno este fin de semana. Besos.

Zanzara, yo intento que los personajes no me agobien, de verdad... pero es que... ¡se me han subido a la chepa! :P Besos

Phede, ¡bienvenido a Scriptoria!, te visitaré en unos momentos y te enlazo ;) En cuanto a lo del acoso y no poder escribir por circunstancias... pues ¿qué te voy a decir? :) Es el pan nuestro de los escritores frustrados de cada día. Un abrazo.

Doña Paranoica, Suerte también en tu nuevo trabajo, ¡qué coincidencia!, ambos empezamos el lunes. Tendremos que compartir post en los blogs para contar qué tal nos va el cambio. En cuanto a sentarme con los personajes a ponerle las cosas claras... no sé yo... como me siente con Samuel seguro que acabo borracho :D Besos

Mónica, gracias por tu comentario, tengo que visitar tu blog, lo tenía un poco abandonado, lo siento. Voy para allá. Besos.

39escalones, amigo, para nada tienes que disculparte, te doy las gracias por el consejo y te digo que a partir del lunes tendré muuucho tiempo en el Metro para ponerme a continuar la novela ;) Seguro que a raíz de ahí se me ocurren también muchos post para Scriptoria. Un abrazo.

Angel, Bienvenido al Blog, cuando empecé a escribir lo que quería que fuese una novela no sabía donde me estaba metiendo :D. Es bastante complicado, porque ves crecer y evolucionar los personajes en tu cabeza y lo tienes que plasmar en el papel, y plasmarlo bien... claro. En fin, a mi ritmo. Un abrazo. Me paso por tu blog, que también lo tenía un poco abandonado, lo siento.

AdR 29/11/07 13:20  

Iris muchas gracias por tus ánimos ;) La verdad es que con personas como tú (y todos vosotros) esta vida de escritor frustrado se hace más llevadera.

Besos

Capitán Alatriste 29/11/07 18:19  

Yo entiendo muy bien este post.
Pero lo mío es más grave aún. En fin, suerte en tu nuevo trabajo y ánimo con tus personajes.

DaLis 29/11/07 23:02  

Hola!!!pasaba a saludarte!!!me gusta como escribes...y seguro que va ser buena tu novela cuando la termines!!!!ojala esos vientos de cambios, sean para bien, te deseo mucha suerte!!!!!!gracias por tu visita....Besos!!!!

Juanjo 29/11/07 23:38  

No recuerdo cómo se llamaba el personaje, ni en qué momento, ni a cuenta de qué le decía medio susurrando a su hijo que su tía, Nicole Kidman en Las Horas haciendo de Virginia Woolf, era una privilegiada porque además de vivir su vida, vivía vidas paralelas, las de los personajes de sus libros. De esa manera, ella, a diferencia de muchos, podía huir de este mundo para sumergirse, en paz, en las ciénagas de todo lo que se le cocía en la mente.
Te recomiendo la película y te animo a que sigas escribiendo. Piensa que elevarse cinco metros del suelo a veces requiere un esfuerzo sobrehumano, pero ten en cuenta también, siempre, que ya no puedes dejar de hacerlo. Un saludo

Vanessa 30/11/07 20:22  

Pues yo te acabo de descrubir y me encanta lo que escribes..muy cuidado, armonioso, ingenisos y estimulante, por lo que te animo a que continues...

Suerte en el cambio.

AdR 1/12/07 17:21  

Capitán Alatriste, ¿por qué lo tuyo es más grave aún?... mmmmm, me paso por tu blog a ver si me das pistas. Saludos.

Gracias Dalis, el blog está abierto para ti cuando quieras :P No sé si la historia de mis personajes será buena, el tiempo lo dirá. Pero lo que sí espero es que los vientos soplen a mi favor en el cambio que he realizado. Un abrazo.

Juanjo, ví la peli de la vida de Virginia Woolf, y admiro su dedicación... sólo espero que a mí no me atormente de esa forma, claro. Y ten por seguro lo que dices, que una vez que empiezas a escribir... ya no puedes dejar de hacerlo

Vanessa, te doy la bienvenida a Scriptoria. Y gracias por tus palabras y ánimos. ¡Me paso por tu blog! Besos

Dulce Locura 1/12/07 19:40  

Enhorabuena por esos cambios... Te deseo lo mejor en tu nueva etapa profesional. Suerte con la novela ;)


Un beso dulce



PD: Sweet Babboo= Dulce Babú

Evinchi 1/12/07 23:12  

Yo venía a agradecerte tu comentario y paso por mi blog. Bienvenido. Un beso.

Gon 1/12/07 23:16  

Yo vengo desde el blog de evinchi. Qué chulo el blog!

Suertee!!

Leodegundia 2/12/07 9:17  

Lo primero desearte mucha suerte en tu nuevo trabajo, estoy segura que estás muy bien preparado y no vas a tener ningún problema. A las personas que dejas atrás no tienes por que perderlas de vista y tienes la posibilidad de conocer a otras nueva.
En cuanto a la novela y sus personajes, está bien que te incordien un poco para que no los dejes a un lado, pero no les permitas que sean ellos los que manden :-) porque si no, no lograrás meterlos a todos en el libro.
¡ANIMO!
Un abrazo.

AdR 2/12/07 11:22  

Dulce Locura... sigo sin entender muy bien el chiste :P Tendré que leerlo otra vez, voy para allá :)
Gracias por tu visita. Besos.

Eivinchi, Gracias a ti, besos.

Gon, Bienvenido a Scriptoria, bueno tu blog, ¿eh?... me lo anoto para leer más cosas que las que tienes en primera plana. Un abrazo

Leodegundia gracias por tus ánimos, sólo estoy un poco nervioso porque al principio andaré bastante perdido :) Los personajes de la novela están "aparcados" hasta que entre en el Metro de Madrid mañana :D con pluma y libreta.

Besos

veinteañera 2/12/07 16:06  

Los cambios siempre son positivos. Ten mucha suerte.
Cuida a tus personajes, tendras que parirlos, criarlos y educarlos; asi que mucho ánimo, aunque si hilvanas las palabras con esta destreza digna de sastre en poco tiempo lo consegirás.

Sin mas, "mucha mierda"

Besitos^^

AdR 2/12/07 16:35  

Veinteañera, me da tanta pereza hacer crecer a mis personajes... :D Pero, claro, no tengo más remedio que ser buen padre, y darles cuerda en cuanto empiecen a andar solos ;)

Gracias y te visito en breve, que tienes un blog la mar de entretenido y cuidado.

Besos

JaleoJaputa 2/12/07 20:45  

No debes hacer nada por tus personajes porque, como ves, ya lo hacen ellos por ti. Una vez toman forma no es que no quieras soltarles, es que ellos no te soltarán a ti hasta conseguir sentirse completos y redondos. No te preocupes, cada cosa a su tiempo, de nada sirven los agobios y todo lo que pase entre tanto, te será útil para que ellos caminen con más libertad por las páginas de tu novela.

AdR 3/12/07 19:41  

Jaleo, gracias por tu apoyo y consejo, la verdad es que si nos ponemos a hablar de los personajes de las novelas nos encontramos con que podremos escribir otra novela 8)

La verdad es que es así como dices: como niños que no te dejan en paz cuando quieres tranquilidad y soledad y que no juegan contigo cuando tú lo deseas. Algo extraño :)

Un beso

DémoNan 4/12/07 11:52  

Te entiendo perfectamente, yo tengo dos escritas y te absorven por completo, vives su vida, te metes en su piel... es complicado. Besos,.

AdR 4/12/07 22:19  

Démonan... ¿dos novelas? ¿Y las publicaste?

Besos