... Y la chica regresaba al bosque a oír historias, a veces nevaba, a veces llovía, y en aquellas tardes sus ojos se volvían de un gris tan claro que en ocasiones parecían blancos.

-Piedra y la chica de ojos azules-

Castilla en el Corazón

A veces, paseando por las calles de las ciudades que visitas, te topas de improviso con pequeñas maravillas. En este caso me ocurrió en el Monasterio de San Juan, en Burgos. El claustro de este semi-derruido monumento se ha reutilizado como sala de exposiciones y cuando lo visité había una exposición titulada Diálogos en Color. Las obras estaban realizadas por chicos autistas de diferentes países y al final del recorrido podías votar tu favorita para que recibiera el Premio del Público.

El autismo es un mundo aparte. Sólo hay que leer un poco en Internet para comprender de qué va el tema.

En los viajes hay muchas cosas que acaban por llegarte muy adentro pero a mí, fuera de ser los grandes monumentos o lo más pomposo lo que me despiertan las sensaciones más auténticas, me llegan este tipo de peculiaridades. Como en París me llegó la mirada de aquel veterano de guerra, algo que podrías encontrarte en cualquier rincón de tu país, pero quizás por ser en ese entorno, y justo en ese momento, se hace especial y único.

Esta obra en cerámica se titula Árbol y es de un artista llamado Amilcar Mahala. Lo único que sé de él es que es portugués, tiene 28 años y vive en Lisboa. Por internet pude ver otra obra suya y me da igual que sufra de autismo, yo me quedo con que es un artista y su obra es un verdadero diálogo en color.

A todo esto quería decir que este año se cumple el VIII Centenario del Cantar de Mio Cid y para la ocasión se ha abierto una exposición en la Catedral de Burgos llamada El Cid, del Hombre a la Leyenda. En ella se recrean las formas de vida, relaciones y creencias de las tres comunidades presentes en la Península Ibérica entre los siglos XI y XIII.

No tengo fotos porque no dejaban sacar instantáneas de nada, ni tan siquiera sin el castigador flash. Así que me quedé con las ganas de fotografiar la Tizona de cerca. Un guardia no se despegaba de ella en ningún momento, como si fuese un símbolo que alberga un poder sobrehumano o un cetro de gobierno inaudito. La empuñadura data del siglo XV aproximadamente, por lo que nunca había sido empuñada por el que llamaban El Campeador, pero la hoja es la original.

Me recreé en ella no porque sea un admirador de aquel fabuloso guerrero, ni siquiera porque me gusten las armas, sólo quería hacerme una idea de la de vidas que había cercenado y de por qué tenía que ser tan venerada como un objeto sagrado.

La verdad es que, si tengo que elegir, me quedo con el Árbol de mi amigo Amilcar de Lisboa.

P.D.: El próximo día... un relato corto escrito para el Blog.

14 Comentarios | Escribe el tuyo:

Belén 14/11/07 20:37  

Yo veo una persona que se expresa por el arte, el más humano de las herramientas para expresarse, por cierto... y tan perdida!

besos!

Leodegundia 14/11/07 22:02  

Tienes razón en cuanto al cuadro, tiene algo especial que atrae.
Lo de la Tizona tiene su valor en que es algo antiguo que si se estudia con atención se pueden aprender muchas cosas de las que pasaban en aquella época de la que el Cid era protagonista.
Un saludo

vitruvia 14/11/07 23:57  

Solo paso para saludarte, porque menudo día lleva blogger. Mañana me paso con calma.

Montse 15/11/07 13:10  

Me ha encanto el cuadro de Amilcar!!!
Me encanta los colores las ramas.
Fuiste a portugal alguna vez?
estoy decidiendome donde voy de fin de semana para el cumple de mi novio y no me decido , veo ofertas en portugal pero los hoteles tienen todos unas criticas horribles.

Mónica...Cine Cuentos. 15/11/07 14:34  

La verdad que el cuadro es una expresión como salida del alma... porque el autista está bastante "aislado"... parece un grito el árbol.
Muy bueno mis felicitaciones a Amílcar.
A mi también me gusta escribir, si algún día querés leer algún cuento... están a la derecha en la barra de navegación y dice "cuentos cortos".

Gracias por tu visita... nos estamos viendo. Bsss.

AdR 15/11/07 16:31  

Belén, estoy de acuerdo contigo la cerámica está muy "devaluada" y demasiado despreciada. Picasso la utilizaba muy bien y con gusto. Ahora el arte ha evolucionado tanto que usan bombillas, por ejemplo, y materiales más perecederos. Besos.

Leodegundia, la primera vez en aquella exposición me atrajo más un dibujo más simple que esta obra, pero luego, viéndola y recordando el paseo por aquel lugar... como que me dice más este Árbol :) Gracias por comentar

Vitruvia, a mí blogger me cargaba bien todos los blogs :) Espero que se haya solucionado la cosa. Saludos.

Montse, no he ido a Portugal, todavía, una amiga que estuvo hace poco me dijo que Lisboa es precioso y que va a volver pronto. Si te sirve de algo ella pilló el hotel en el centro de la ciudad, con bonos tipo Bancotel o Weekend plan. ¡Suerte! Y haz muchas fotos :)

Mónica, bienvenida a Scriptoria.
Estoy de acuerdo contigo, es como un grito, como un Árbol estampado. Ahora voy para tu blog a leer los relatos ;) Yo iré poniendo por aquí, conforme vayan surgiendo ideas, algunos nuevos, y también pondré algunos de hace años. Besos.

Trini 15/11/07 19:54  

Recuerdo que, cuando de pequeña en el colegio se hablaba de Tizona, para mi era todo un misterio el porqué una espada tenía nombre...Recuerda que era pequeña, no me tomes por mema:):):)

También me quedo con el cuadro, al menos en él los colores, te hablan de vida; pero la espada, tenga la empuñadura que tenga, te habla de muerte...

Un abrazo
PD: Muy buena tu versión de la foto. Genial.

Doña Paranoica 15/11/07 23:51  

Una pasada la obra del árbol, me ha encantado y no la conocía. Tendré que mirar más cosas de este artista

Juanjo 16/11/07 14:39  

Tiene mucho mérito lo de los niños autistas, estoy convencido que a través del arte pueden llegar a tener una forma genial para expresar sus impresiones y sentimientos. Lástima que me pille tan lejos. Un saludo.

IRIS 16/11/07 15:44  

Me encanta ese cuadro, es precioso. Tiene como algo especial que atrae muchiiiiiisiiiiimo.
En cuanto al relato corto,... tiene preguntas?, es que el de Obsesión me encantó, se nota, no?
Un saludo muy grande y buen fin de semana majete!!

vitruvia 16/11/07 18:03  

Ya he podido leerte con calma.
Me encanta la obra, anque yo no soy muy amiga de los colores, soy más de neutros, pero en esta ocasión son armónicos y atrayentes.

AdR 16/11/07 19:51  

Hola Trini, pues la verdad es que yo también pensaba en esa Tizona como en algo legendario y mitológico... luego es sólo un pedazo de acero :) Y lo que dices, el Árbol es la vida, la hoja (de la espada) : la muerte. Besos.

Doña Paranoica, va a ser difícil encontrar más de este chico por la internet. Yo sólo encontré una paloma pintada, y no tenía la fuerza de este Árbol. Gracias por tu visita :)

Juanjo, gracias por comentarme. A mí me pareció que esa obra decía mucho del artista. Seguiré visitándote. Un abrazo.

Iris, mi amiga de blog :), El relato de mañana no tiene preguntas. Quizás sorpresa sí... :P A partir de ahora iré poniendo algún relatillo que otro que escriba para Scriptoria. Besos. Buen "finde" (como dicen los madrileños)

Vitruvia, me alegro que se solucionara lo de Blogger. Yo tampoco soy amigo de colores, de Gaudí y Van Gogh sí ;) pero me atrajo el poder expresivo de la obra. Besos

Dulce Locura 20/11/07 17:01  

Es lo bonito de viajar, siemrpe encuentras algo que te llega al alma...

Es un cuadro muy bonito... Mucho color, y transmite fuerza y vitalidad.

Un beso dulce

AdR 21/11/07 11:33  

Gracias, Dulce locura, por pasarte a disfrutar de tu pedacito de Castilla.

besos